PRINCIPIO DE MOTIVACIÓN POR LA EFICACIA SOLIDARIA
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

fiscal flores rafael.jpg

PRINCIPIO DE MOTIVACIÓN POR LA EFICACIA SOLIDARIA
Por: Rafael Fiscal Flores*
      

       Hace años cuando cursaba el primer año de la primaria, me preguntaba: ¿Por qué cuando nos aplicaban exámenes nos separaban o nos ponían contra la pared y se castigaba al que preguntaba o al que ayudaba al otro?, otra pregunta que me asaltaba constantemente tiene que ver con ¿Por qué a los alumnos que obtienen buenas calificaciones se les pasaba a los lugares más cercanos al profesor? Hoy creo entenderlo, pero igual las preguntas siguen estando ahí ¿Por qué algunos profesores universitarios siguen reproduciendo esos rituales?

 

 

       Las respuestas de por qué lo hacen pueden ser muchas, pero los resultados son pocos y muy devastadores. Cuántos de nosotros nos hemos enfrentado al fracaso intentando hacer que nuestros alumnos trabajen en equipo y, ya no sólo en los niveles básicos, medio y medio-superior, sino que es algo que se presenta también en los niveles universitarios, ¿Se trata acaso de una educación que practica una pedagogía insolidaria?

       ¿Cuántos de los ahora profesores vivieron para bien o para mal esa práctica de segmentación nociva sus grupos, clasificando sus grupos en los alumnos del frente, los de en medio, los de atrás, los de más atrás y los de hasta atrás? Que dicho de otra forma bien podríamos reclasificar y nombrarles como los alumnos brillantes, alumnos con potencial y los otros ¿Nuevamente se trata de una educación basada en la pedagogía de la insolidaridad?

       En mi caso particular puedo tomar estos hechos como anécdotas, pero hay alumnos que hoy día esto lo viven en sus escuelas y a profesores orgullosos de tales prácticas. La diferencia entre una anécdota y una situación experiencial es que la primera se razona en el tiempo y la segunda en sus implicaciones inmediatas, sin embargo, los daños en ambos casos estará siempre presente. Por ejemplo, cuando vemos que nuestros alumnos no pueden trabajar en equipo y como profesores “responsables que somos” nos preparamos conociendo lo último en dinámicas grupales, para luego llevarlas al salón de clase, pero muy pronto nos damos cuenta que la situación no cambia sustancialmente o inclusive se complican más de lo previsto (abrir la caja de Pandora). Las dinámicas grupales son efectivas en manos de profesores efectivos, las dinámicas grupales no pueden ni podrán jamás contrarrestar los efectos negativos provocados por la práctica insolidaria del proceso de enseñanza-aprendizaje, ¿Cómo pueden trabajar en equipo alumnos que día a día les prohibimos trabajar solidariamente?, ¿Se podrán armar equipos de trabajo entre alumnos brillantes, potenciales y mediocres, cuando los separamos y lo etiquetamos de esa manera (superiores e inferiores), habrá forma de ser solidario?

       Hoy día en los diversos planes y leyes educativas se hace énfasis en la necesidad de educar en y para la solidaridad. Pero nos encontramos que en los salones de clase lo que se práctica y por cierto muy bien (por su fracaso) es la educación en la insolidaridad para la solidaridad (práctica ingenuamente malévola).

A veces para problemas complejos existen soluciones sencillas que además de entendidas y comprendidas pueden perfectamente ser fácilmente organizadas y aplicadas por los profesores, obteniendo altos niveles de rentabilidad educativa. Es el caso de la motivación por la eficacia solidaria que incluye tres poderosos componentes motivacionales que solemos pasar desapercibidos, a saber:

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 609 invitados y ningún miembro en línea