ADOLESCENCIA... UN NUEVO ENFOQUE (VI). LA ACTITUD EN Y PARA CON LOS ADOLESCENTES
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

alt

 ADOLESCENCIA… UN NUEVO ENFOQUE (VI)
LA ACTITUD EN Y PARA CON LOS ADOLESCENTES
Por: Jesús Tamariz Saldaña*

Enero 2008

 

 Introducción.

 

Bienvenidos a esta que es la sexta, y momentáneamente última  parte de la serie “Adolescencia… un nuevo enfoque”.

 

Como ya saben, esta columna está diseñada para hablar de temas propios de la psicología de un modo digerible y comprensible para la mayoría. Está dedicada a los padres jóvenes con un lenguaje que puede entenderse y disfrutarse a cualquier edad. 

 

 

 

 

En esta primera serie aprovecharemos el espacio para hablar de la adolescencia desde una perspectiva diferente, ágil y agradable; pero con las bases del conocimiento científico, la experiencia de muchos años en el ejercicio de la psicoterapia y de la convivencia con los jóvenes en la educación. 

 

En la sexta  entrega de esta serie hablaremos de la importancia de una buena  actitud y el modo en que ésta influye en la construcción de una autoestima adecuada.

 

Espero lo disfruten y me hagan llegar pronto sus sugerencias acerca de los temas que deseen conocer y las dudas que quieran resolver

 

Entremos en materia.

 

Continuando con el tema de la entrega anterior (el de las expectativas), hoy hablaremos de la importancia de una actitud positiva en la formación de la autoestima de los adolescentes…

 

¿Qué es una actitud?

 

La entendemos como la forma de actuar ante determinadas personas y/o determinadas circunstancias, es el modo con el que enfrentamos las circunstancias de la vida y que puede ser más o menos adecuado para transmitir los mensajes que queremos transmitir.

 

Pero… ¿cómo son mis actitudes?

 

Dice un refrán que en la forma de pedir esta la forma de dar… observa tu entorno, las personas con las que convives, y la forma en que conviven, te van a dar las claves para darte cuenta del tipo de actitudes con las que se están y te estás comunicando. Si en ese entorno ves agresividad, piensa, lo más probable es que tú mismo (a) estés siendo agresivo (a), si en ese entorno hay desconfianza, miedo, mentira, mal humor, desapego, desamor; piensa… ¿qué tanto estás colaborando tú con ello?...

 

Se perfectamente que es muy difícil hacer un examen de conciencia express, y se que es mucho más difícil aún reconocer nuestra participación para que las cosas funcionen de determinada manera, para bien o para mal.

 

¿Cómo puedo mejorar mi actitud?

 

El primer paso, y el más importante, es darse cuenta; ser consciente del estilo de nuestras actitudes y la afectación que éstas tienen en la familia… para esto tendrás que revisarlas con total honestidad, identificarlas y criticarlas. Una vez hecho esto tendrás que estar consciente de en qué momento accionas o reaccionas de tal o cual manera, qué motiva la reacción y qué otros factores están presentes (si estás previamente enojado (a), si hace frío, calor, tienes hambre, hay visitas, estás desvelado (a), tienes problemas económicos, recibiste una mala noticia, etc. etc. etc.).

 

Ya identificado todo esto viene la parte más difícil, sí, vas a tener presentes constantemente todos estos factores para no permitir que éstos afecten tus actitudes y sobre todo que no terminen “pagando justos por pecadores”.

 

Sí, no finjas sorpresa, la verdad es que en muchas ocasiones le gruñes a tus hijos porque te peleaste con tu pareja, respondes de mala gana porque estás triste con alguien más, te enojas porque estas preocupado (a) y, en honor  a la verdad, te desquitas con lo primero que se mueve.

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 539 invitados y ningún miembro en línea