Política
Minuto a Minuto

 

 

13 de junio de 2022

Palabra de Mujer

Debacle electoral en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), sin duda.

Los resultados de las últimas elecciones a gobernadores/as la evidencian.

El mapa político actual, lo confirma.

20 gubernaturas, ganadas por el partido oficial entre el 2018 y el 2022.

Dos más en manos de partidos aliados al partido del gobierno.

17 Congresos locales, cuyas mayorías están conformadas por legisladores/as del partido del gobierno.

¿Qué pasa?

¿Hemos seguido abandonando nuestra agenda de causas ciudadanas?

¿El trabajo territorial dejó de tener importancia?

¿La formación política dejó de importar?

¿El respeto al trabajo de la militancia se perdió?

¿Los intereses personales cobraron importancia?

¿Todo lo anterior, junto?

Muchos priistas seguramente tendremos algunas o muchas respuestas.

¿Caímos en la trampa? o decidimos caer en la trampa de esa visión simplista en la que nos coloca la arenga mañanera mediante la cual, se echan culpas y se pretende aniquilar a opositores para imponer una sola visión política.

Si es así ¿Desaparecemos entonces la aportación del PRI a México?

¿Por qué se nos olvida que somos uno de los partidos políticos que gobiernan un muy buen número de los municipios del país?

Aun así ¿continuaremos cediendo la plaza y cediendo a nuestras estructuras?

¿Esa militancia territorial municipal, esas estructuras municipales que nos siguen aún, no son motivo suficiente para esforzarnos, para proponer cambios de fondo, para reconstruir nuestras bases territoriales, para ir recuperando espacios?

¿Hay alguna razón para no hacerlo?

Eso sí, tenemos poco tiempo para hacer los cambios de fondo que urgen y remontar esta situación. Para ello, hay que reconocer la realidad actual y no querer ocultarla con mensajes mentirosos.

De ahí importante la solicitud de diálogo de expresidentes nacionales del PRI con el presidente nacional del PRI, que puede ser el inicio de la tan anhelada recomposición para reorganizarnos y buscar alternativas para enfrentar retos del 2023 y 2024, “…me parece que la dirigencia nacional, en este caso o en cualquier otro, también se mide por sus resultados, y hay dos resultados fundamentales: uno, el electoral, y luego los resultados políticos medidos en términos de cohesión interna y de unidad…” dicho por la expresidenta Dulce María Sauri.

Añadiría con este mismo enfoque, a las dirigencias estatales y municipales también.

Porque si consideramos ambos resultados -el electoral y el político- con las dirigencias que hoy tenemos, difícilmente se podrán construir consensos internos y un mecanismo que nos permita corregir nuestros errores; establecer una nueva estrategia de comunicación para estos nuevos tiempos con nuevas propuestas que le interesan a la ciudadanía; y, recuperar su confianza.

Debemos por ello todas, todos los priistas, hacer un muy serio ejercicio de reflexión para la reorganización de nuestro partido político, que nos permita construirnos como una alternativa política real y afrontar los retos actuales y los que debemos enfrentar en el futuro.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @rgolmedo Palabra de Mujer Atlixco rociogarciaolmedo.com

13 de junio de 2022

La semana pasada comentábamos los resultados de las elecciones en seis estados de república, donde la coalición del presidente ganó Oaxaca, Tamaulipas, Quintana Roo e Hidalgo, mientras que la oposición retuvo Aguascalientes y Durango, un duro golpe, sin embargo, en esta ocasión nos queremos referir al caso del PRI, y cómo de haber sido el partido hegemónico el siglo pasado, pasará a ser un partido satélite del PAN, su adversario natural.

Revisemos las elecciones a diputados federales a partir del 2015, que es cuando el partido del presidente entra al escenario político, el PRI el 30.97% del total de la población lo que representaban 203 diputados y con ellos la mayoría para el segundo trienio de Peña. Para la elección presidencial del 2018 sólo obtuvo el 16.4%, casi la mitad de su votación se vio mermada, perdiendo la presidencia ante el apabullante 53.19% de AMLO y su coalición. Mientras que, en 2021, subió al 17.73% sólo un punto porcentual.

En elecciones a gobiernos locales, en 2015 el PRI gobernaba a la mayoría del país, 19 gubernaturas, a mitad del sexenio del priísta Peña Nieto el PRI tenía mayorías como en sus mejores tiempos de los 90. Para 2018 había perdido 7 gubernaturas, lo que lo dejaba con 12 y en las elecciones 2021, tuvo su peor derrota electoral, perdiendo 8 más sólo quedándose con 4. Este 2022 sólo gobernará el Estado de México, Coahuila y la recién obtenida de Durango, que fue en coalición.

La última oportunidad que tuvo el expartidazo de generar un cambio trascendental fue en la XIV asamblea con el liderazgo de Luis Donaldo Colosio, que parecía que iba a democratizar el partido con un proyecto progresista, pero los cacicazgos no lo dejaron.

Ante las críticas por su reciente derrota Alito declara que la alianza con el PAN salvará la honra del PRI y le permitirá ganar en el 2024. Sólo que el candidato o candidata presidencial será panista, según esta visión del dirigente priísta.

Por lo mientras no se auguran buenos resultados para el PRI en Coahuila o el Estado de México, frente al partido del presidente.

En el PRI o logran reinventarse y presentarse como un partido de centro izquierda, como está en sus estatutos o tenderán a

desaparecer, como le está sucediendo al PRD que ni con alianzas conservará el registro. Y para muestra ambos partidos podrían perder su registro en Quintana Roo al no alcanzar el 3% de la votación.

El 2024 cada vez se ve más claro que el proyecto del presidente saldrá adelante, a pesar de las pugnas internas de Morena.

René Sánchez Juárez (@rene_froc) es politólogo,sindicalista y catedrático de la BUAP.

09 de junio de 2022

Este fin de semana se llevaron a acabo elecciones para elegir a quienes gobernarán seis estados, tal y como lo habíamos comentado en este espacio hace dos semanas, Morena se iba a hacer de cuatro de las seis gubernaturas en juego, Quintana Roo, Tamaulipas, Hidalgo y Oaxaca, mientras que el Acción Nacional conservaba Aguascalientes y Durango.

De acuerdo con el Instituto Nacional Electoral hubo una buena participación ciudadana en este ejercicio electoral, mismo que no representó mayores problemas que puedan poner en riesgo los resultados finales.

Como se preveía en las encuestas, la lucha electoral estaba entre Morena y la alianza electoral “Va por México”, solo Movimiento Ciudadano representaba otra opción, que en ninguna elección fue competitivo y no logró dos dígitos en sus resultados, sin embargo tampoco fue menos al 3% que pusiera en riesgo su registro.

De acuerdo con los resultados, Morena pasaría a gobernar 20 estados de país, con lo representaría la mayor fuerza política en el país, dejando 13 entidades en manos de la oposición, y todavía con dos gubernaturas en juego el próximo año, Coahuila y el Estado de México.

El gran perdedor de este año es es Partido Revolucionario Institucional, que perderá Hidalgo y Oaxaca, estados que se caracterizaban por ser priistas y bastiones, ya que no habían tenido transición política. Mientras que el PAN perdería ante Morena Tamaulipas y Quintana Roo.

La derrota del PRI se conjugaría con los audio escándalos del presidente del PRI, Alito Moreno, quien ostenta una curul en la Cámara de Diputados, y que enfrenta la polémica de haber sido grabado cuando supuestamente hablaba de delitos electores y de evasión fiscal.

El PAN, puede festejar retener Aguascalientes y Durango, lo cierto es que electoralmente no representan muchos votos a nivel nacional, y con ello tratará de cubrir la derrota en Tamaulipas y Quintana Roo.

Por su parte Morena podrá poner en marcha su plan electoral para 2023 y arrebatarle dos gubernaturas más al PRI, Coahuila tierra de Moreira vicecoordinador de los diputados federales y el Estado de México que no pudo ganar en el 2017 con Delfina Gómez y que el grupo de Atlacomulco retuvo con Alfredo del Mazo.

Después de estos resultados y la polémica que rodea al presidente del PRI, seguramente Marko Cortés y su Comité Nacional deberá poner en la balanza la viabilidad de la alianza electoral con el PRI, y ver si es posible presentarse en las próximas elecciones solo con el PRD que tampoco aporta mucho bagaje electoral o ir solo como lo ha hecho Movimiento Ciudadano.

René Sánchez Juárez (@rene_froc) es politólogo,sindicalista y catedrático de la BUAP.

09 de junio de 2022

Un Nuevo Comienzo

Este 5 de junio se celebraron elecciones para elegir gobernador en 6 entidades federativas de México y también, el Día Mundial del Medio Ambiente que cumple 50 años de buenas intenciones en promover la conciencia social, sin modificar la actitud de ciudadanos ni la voluntad de gobernantes, alejados estos últimos de la problemática que pone en riesgo el futuro de las nuevas generaciones.

En 2022 el lema conmemorativo es “Una sola Tierra”, y según Inger Andersen, Directora Ejecutiva del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), debemos tener presente la amenaza de las tres crisis planetarias actuales más preocupantes: la crisis del cambio climático, la pérdida de la biodiversidad y la contaminación y los desechos.

De acuerdo con Iberdrola.com (2022), además de su grave impacto sobre el medio ambiente y las personas, el cambio climático también es una de las mayores amenazas para la estabilidad económica. Las olas de calor merman la capacidad de trabajo y la productividad. Los huracanes, ciclones y tifones dejan a millones de personas en la más absoluta pobreza tras arrasar poblaciones.

En tanto, las sequías reducen las cosechas dificultando la tarea de alimentar a una población mundial que, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), llegará a 10 mil millones de habitantes en 2050. El Banco Mundial estima que si no se adoptan medidas urgentes, el cambio climático podría crear 100 millones de nuevos pobres al 2030.

Reliefweb.int (2020) destaca que en los últimos 10 años, el 83 por ciento de los desastres naturales se debieron a fenómenos meteorológicos y climáticos extremos como inundaciones, tormentas y olas de calor; causaron 410 mil muertes y afectaron a mil 700 millones de personas.

La batalla por detener un incremento de temperatura por debajo de 2 grados centígrados antes de finales de siglo, se ha visto con pocas posibilidades debido a la falta de compromiso de los gobiernos de los países desarrollados, responsables del 80 por ciento de las emisiones de carbono.

El deterioro ambiental y la pérdida de la biodiversidad son una grave amenaza para las futuras generaciones. Derivado de una cultura de aprovechamiento extractivo de los recursos naturales realizada por los distintos asentamientos humanos, hemos ido perdiendo aceleradamente la vegetación, el agua, el suelo y la fauna para

satisfacer necesidades inmediatas de vivienda, alimentación e ingresos, con gran desconocimiento de los ciclos ecológicos y de los equilibrios ambientales.

Así, desde 1950 a la fecha, México ha perdido más de la mitad del agua disponible anualmente por cada mexicano, el 95 por ciento de los acuíferos se encuentran agotados o con algún grado de contaminación, cada vez el agua se trae de mayores distancias a los centros de población, y la contaminación de ríos y las principales cuencas nacionales se toma ya como parte del paisaje natural, sin la mayor intención ni voluntad de atención pública ni privada.

Hay datos que indican que en los últimos 50 años se ha perdido el 40 por ciento de los mamíferos terrestres, se han extraído el 90 por ciento de las grandes especies marinas y se han sustituido por desechos plásticos en grandes islas de basura en los océanos.

La pesca ribereña de ríos, lagos y lagunas se ha disminuido en más del 90 por ciento debido a la utilización de artes de pesca inadecuadas y prohibidas, así como a la contaminación de ríos y la falta de respeto a las temporadas de reproducción de las distintas especies que habían sido el sustento económico de las comunidades ribereñas.

Cada día se recolectan en México más de 107 millones de kilogramos de basura, según datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) correspondiendo 865 gramos diarios a cada mexicano. Los rellenos sanitarios están a toda su capacidad en las principales ciudades y centros urbanos, la cultura de la separación aún no ha llegado por el doble costo que representa la recolección y el reciclaje todavía debe esperar mejores tiempos.

Mientras tanto, mucha basura tiene como destino las barrancas y ríos, y los plásticos de un solo uso, no obstante las prohibiciones legales, siguen apareciendo en los rellenos sanitarios.

El Día Mundial del Medio Ambiente, más allá de discursos, eventos, foros o la reposición de palmeras por ahuehuetes, debe servir para revisar las políticas que integrarán una Agenda Ambiental real y viable, a corto y mediano pazo. Revisar la

educación ambiental que el estado mexicano y los gobiernos están impartiendo, así como la legislación, y las políticas de fomento al restablecimiento y conservación de equilibrios ecológicos.

Ocupamos acciones y compromisos en una Agenda Ambiental con Metas claras, con plazos bien definidos.

Necesitamos poner en el centro de estas preocupaciones a las futuras generaciones.

Alberto Jiménez Merino. Ex Rector de la Universidad Autónoma Chapingo.
09 de junio de 2022

Palabra de Mujer

Ahora que la nueva propuesta es “apretar tuercas”, sería bueno hacerlo no sólo para la malograda “austeridad republicana” que quiere ser convertida en “pobreza franciscana”.

Qué tal ordenar “apretar tuercas” para detener la inseguridad que de todo tipo nos aqueja a las mexicanas y mexicanos. Sería lo mejor que podría suceder en México.

Qué tal hacerlo también para detener -pero de verdad- la impunidad y la corrupción.

Ordenar “apretar tuercas” para transformar el contexto y detener las matanzas y las muertes violentas de mujeres.

También sería de un muy alto beneficio, ordenar “apretar tuercas” para asumir la responsabilidad por la triple emergencia planetaria: la del clima, la pérdida de hábitat y la contaminación.

La Organización de las Naciones Unidas ha sido muy clara en hacer visibles estas tres crisis: “el clima, que se calienta a un ritmo demasiado rápido para que las personas y la naturaleza puedan adaptarse; la pérdida del hábitat y otras presiones sobre la naturaleza que han derivado en que aproximadamente un millón de especies estén en peligro de extinción; y la contaminación que continúa envenenando nuestro aire, nuestra tierra y nuestra agua.”

De ahí que justamente en el Día Mundial del Medio Ambiente que se celebra los días 15 de junio de cada año desde 1973; el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) convoca a los gobiernos a atender esta situación que ya es una situación de emergencia.

En esto es justamente en donde también se debe “apretar tuercas”, porque tenemos #UnaSolaTierra y expertos han demostrado que se puede hacer que la vida sostenible pueda aplicarse -como señalan- en todos sus aspectos, “Desde la energía, los sistemas de protección de la biodiversidad, el comercio, el transporte, pasando como vivimos en nuestras ciudades, por cómo y dónde se invierte nuestro dinero que aportamos al gobierno vía impuestos, derechos y aprovechamientos o nuestros sistemas alimentarios…” y atenderlo desde los gobiernos, traería consigo mejoras económicas y medio ambientales, con impactos positivos en la salud y un alivio de la pobreza.

Aquí es donde se requiere abrir nuevos horizontes para construir un mejor futuro y no proponer que ese futuro para muchos, muchas, sea la pobreza franciscana.

¿Verdad que hay muchos espacios urgentes donde se debe ordenar “apretar tuercas”?

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @rgolmedo Palabra de Mujer Atlixco rociogarciaolmedo.com
next
prev

Hay 1700 invitados y ningún miembro en línea