Política
Minuto a Minuto

11 de agosto de 2023

- La Historia Jamás Contada -

Dentro del revuelo armado por la jalada de los pelos (far-fetched) “nueva escuela mexicana”, de la que son reflejo fiel los -¡otra vez!- nuevos libros de texto gratuitos, llama la atención la facilidad con la que -se dice- ha quedado resuelta , de un plumazo -el de la firma, por supuesto- la peliaguda cuestión del desarrollo tecnológico express de un país endémicamente atrasado tanto en ciencia básica como en su factible aplicación sistemática a la solución práctica de inveterados problemas técnicos que, junto a los emergentes, nos agobian ya no sólo de incomodidades sino de verdaderos riesgos.

(Como en el caso de los elevadores en unidades médicas, cuyo desconocimiento funcional por parte de usuarios, trabajadores y directores ya tuvo consecuencias trágicas, sin que los responsables, a juzgar por su comportamiento posterior, hayan sentido la necesidad de empaparse en las razones técnicas de por qué, en algún momento, iba a suceder algo así.)

Cuando se trata de asuntos groseramente materiales, hay que asirlos precisamente así, sin idealismos fuera de lugar que sólo contribuirán a difuminar las cosas, impidiendo ver con claridad la cadena de causas-efectos desarrollándose con absoluta indiferencia de la percepción, interpretación o, peor aún, intención subjetiva de unos u otros, que culminará en lo que ni siquiera se quiso pensar. (¿Recuerdan la Ley de Murphy?)

Para eso está la Ciencia, a partir de la cual, si las condiciones lo permiten, se desarrollará una tecnología adecuada para lidiar con el proceso o cuando menos lo previsible de él.

Pero basta de filosofía y hagamos un poco de Historia, específicamente de la Educación posrevolucionaria, muy diferente en concepto y metas de la porfiriana, una de cuyas virtudes involuntarias fue la de ser positivista, esto es, atenerse a los hechos patentes, como atestiguan los Programas de Enseñanza que debían cursar quienes querían desempeñarse como maestros de Instrucción Elemental, como se decía entonces.

(Cuando hace años tuve oportunidad de leer el “PROGRAMA DE ENSEÑANZA PARA LAS ESCUELAS NORMALES DEL ESTADO DE PUEBLA” de 1896, no pude menos que quedar sorprendido por la variedad, extensión, profundidad y actualidad de su temática, aún perceptible a un siglo de distancia. Nada que ver con 1970, cuando en el examen de admisión de la carrera, no había ni una sola pregunta sobre Matemáticas, Química, Física, Biología, Idiomas… Como pueden ver, nada es casual: todo tiene su historia.)

En cambio, ya en el régimen priísta se improvisaba como maestro a cualquiera que supiese medio leer, escribir y hacer cuentas, que era lo de menos, pues su verdadero cometido era adoctrinar a los menos favorecidos de entonces y siempre, en la Ideología de la Revolución Mexicana, fuera ésta lo que fuese, con su profusión de actos litúrgicos de Estado, como honores a la Bandera, concursos de escoltas, entonación del Himno Nacional, desfiles, cuadros vivos alegóricos a momentos de la Historia (oficial), tablas y evoluciones… ¡vaya!, hasta bailes regionales, todo exaltando la grandeza de la Patria (como el Partido la entendía y le convenía. Otra vez: nada es casual.)

(Aun así, siempre encontrábamos buenas maestras (la mayoría eran mujeres) y maestros, que de motu proprio y sin ningún apoyo institucional, hacían lo que podían para estimularnos, como la maestra de Quinto Año, que me regaló algunos de sus libros personales. Gran ejemplo que he seguido. …Y las maestras bibliotecarias de la Normal, que me recomendaban y prestaban libros que luego comentábamos entre los tres.)

Volviendo al tema central, la maestra de Sexto Año, quizá más tradicional pero también consciente de la importancia de lo actual, nos puso un curioso trabajo manual: ¡un radio! Sí, pero un radio-alhajero, copia en miniatura de los elegantes radios de mesa europeos de la época. He pensado que si ella hubiera sabido de Electrónica, como habría sido el caso en la época porfiriana, o hubiese existido un vínculo institucional entre la escuela y la industria o el comercio especializados, seguramente lo hubiéramos hecho también FUNCIONAL, pues ya existían los elementos para ello, como los transistores.

Es por estas circunstancias que los PROYECTOS DE CIENCIAS -aludiendo a la clase de SCIENCE de las escuelas norteamericanas, ahora agrupados en el concepto STEAM (“vapor”, en inglés, acrónimo de Steam, Technology, Engineering, Art, Mathematics- de la 4T (“cuatrote”) son hoy por hoy irrealizables, pues no existe ni la infraestructura material (laboratorios, talleres, centros de diseño, etc.) ni profesionales preparados que cumplan el papel de incentivadores y asesores técnico-científicos de los educandos.

Hablando estrictamente, tendrían que ser expertos en su campo y además en su didáctica y pedagogía, además de contar con todo el apoyo institucional, comenzando por sueldos y prestaciones hasta dotaciones y contratos para proyectos específicos.

Ningún maestro normalista real por brillante y obcecado que sea, puede dominar todos los campos del saber y la actividad humana y ya que NADIE PUEDE DAR LO QUE NO TIENE, pues… lo que hará será imponer sus limitaciones personales a generaciones enteras por venir.

Así están las cosas…

Fernando Acosta Reyes (@ferstarey) es fundador de la Sociedad Investigadora de lo Extraño (SIDLE), músico profesional y estudioso de los comportamientos sociales. 

07 de agosto de 2023

Nuevos Horizontes

Para ser un buen gobernante y hacer un buen gobierno, Firdaus Jhabvala refiere que un líder debe tener seis atributos indispensables: un discurso inteligente, imaginación, inteligencia, buena memoria, conocimiento de la ética y conocimiento de la política.

Pocos gobernantes entienden que la política, es unión, y el poder, es para servir a la sociedad que representan, para resolver los principales problemas de la gente, facilitar las actividades económicas, proteger el medio ambiente, mover las estadísticas, impulsar el progreso de los pueblos y, transformar realidades sociales lacerantes como la pobreza y la desigualdad.

Muchos actores políticos se sienten dueños de la verdad, no aprendieron a escuchar otros puntos de vista. Una vez instalados en el poder se transforman en una persona distinta, creen que serán eternos y piensan que pueden hacer y deshacer a su antojo.

Creo en la verdadera política, la del servicio a los demás, la que está por encima del interés y ambición personal, en la que se cumplen los compromisos que se establecen y se valora la lealtad. Al margen de ideologías, considero tener la capacidad para reconocer cuando alguien hace bien las cosas y decirlo; y también cuando las hace mal. No se me da el halago falso.

Conocí a Sergio Salomón Céspedes hace más de 15 años, he hablado con él en no más de 10 ocasiones. No es mi amigo y desde que asumió como gobernador de Puebla, ya no he tenido la oportunidad de saludarlo, se perdió la comunicación. Creo que su número telefónico cambió.

Lo anterior no modifica en nada mi opinión sobre su desempeño en esta gran responsabilidad al frente del poder ejecutivo estatal de Puebla. Y sin “barberismo”, antes de iniciar un nuevo proceso electoral, quiero dejar sentado mi reconocimiento a su gran labor de gobernar para todos, con gran cercanía y acciones reales de conciliación para unir a los poblanos.

En sólo 8 meses de su gobierno, se ha observado un cambio radical que ha borrado con gran rapidez lo realizado por su antecesor (QEPD), en los últimos tres años. Se retomaron con éxito las visitas del gobernante a las diferentes regiones y municipios, como la vía más efectiva para conocer la realidad y problemática de nuestro estado. Se empezó a escuchar y atender realmente a las personas.

Se dejó de confrontar a las organizaciones sociales, productivas y empresariales, para crear lazos de entendimiento y unidad en la atención de las necesidades del estado. También se ha eliminado el “Ellos” y el “Nosotros” del lenguaje diario. Se observa un trato distinto con los medios de comunicación, las iglesias y las

organizaciones políticas. Ya no hemos visto regaños en público a funcionarios, ni que su permanencia dependa del ánimo con que amanece el gobernador. Hay inteligencia emocional.

Ya no hemos sabido que a cada rato se integren expedientes contra opositores, disidentes o personajes incómodos al poder. Y espero que no haya en este gobierno, descuidos financieros como la inversión en un banco en quiebra o el olvido del pago de impuestos a la Secretaría de Hacienda, que dañan al estado.

Actualmente vemos a un gobernador que hace su tarea y ya está calificado entre los tres primeros gobernadores del país, en donde a Puebla se le ubica como un estado por arriba del promedio nacional en atención a conflictos laborales y avanzando en la construcción de obras prioritarias.

Aprendí a reconocer las virtudes, aciertos o circunstancias de los demás. Y para evitar algún sesgo en la valoración hecha en esta columna, recordaré que competí contra Miguel Barbosa en la elección extraordinaria de gobernador en el 2019, en la que salió ganador, con el apoyo de muchos destacados priistas.

En ese proceso fui el primero en reconocer que las tendencias no me favorecían y,, en consecuencia, lo comuniqué públicamente a las 20:30 horas del día de la elección. Y, considerando que la judicialización del 2018 había hecho perder mucho tiempo al desarrollo del estado, tomamos la decisión de reunirnos con el gobernador electo para manifestar nuestro apoyo y desearle éxito en su gestión. Después de ello, ya no lo volvimos a ver.

El buen gobierno es aquel que cuida y mantiene la seguridad, la convivencia, la civilidad y gobernabilidad de la sociedad. Un gran gobierno es el que además de garantizar la seguridad, impulsa la economía y el desarrollo productivo de los gobernados, cambiando los indicadores establecidos. Pero la aspiración superior del ejercicio de gobierno debe ser dejar un legado para la posteridad.

Revisar y evaluar lo realizado previamente para tomar lo que ha funcionado y modificar o eliminar lo que no sirva, es una práctica poco común en el ejercicio de la administración pública. Algo impensable en la alternancia partidista actual.

Al término de las responsabilidades públicas podemos tener nuestros propios datos y conclusiones, pero el único juicio válido de una gestión gubernamental lo hace la sociedad y su veredicto es inapelable.

 Alberto Jiménez Merino. Ex Rector de la Universidad Autónoma Chapingo.

07 de agosto de 2023

Palabra de Mujer

Observando que cada vez se hace más frecuente la publicación de pronunciamientos de los señores y señoras gobernadoras surgidas del partido Morena en el gobierno, defendiendo y apoyando una y otra vez alguna acción del gobierno federal.

Escuchando y leyendo también los muchos comentarios sobre los errores de los libros de texto gratuitos que el gobierno federal ha empezado a distribuir y que llegarán a más de 25 millones de niños y niñas de educación básica, y los muchos análisis de expertos y expertas que han visibilizando esos errores que lo mismo son ortográficos, gramaticales, que los de fondo; llega una declaración inaceptable en voz de la responsable de la política de igualdad y no discriminación del gobierno federal.

La presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, convoca a las mujeres que incursionan en política a “aguantar vara”.

Si bien la política, como cualquier otra profesión o actividad que realizamos las mujeres, no son tarea fácil, no podemos permitir una convocatoria hacia el retroceso que naturaliza la violencia que se ejerce en política.

Volver a la época del silencio ¿es a eso a lo que nos convoca cuando pide “aguantar vara”?

Reprobable sin duda, porque muchos esfuerzos de muchas mujeres de antes y de ahora se han realizado por visibilizar todas las formas de violencias contras las mujeres. Hubo incluso que elaborar una Ley específica para temas de violencia, la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, que dio paso a las correspondientes leyes estatales, en las que poco a poco se han ido introduciendo los diversos tipos y nuevas modalidades de violencias que se ejercen en nuestra contra, una de las cuales es justamente la violencia política contra las mujeres por razón de género que había permanecido invisibilizada.

Mucho ha costado desterrar conductas que han lacerado a las mujeres y por ello en 22 fracciones tanto de la Ley General (Artículo 20 Ter) como de la Ley estatal (Artículo 21 Ter) se enuncian las conductas que deben expresarse y/o las acciones u omisiones para que sea considerada una violencia política y prevé sanciones para quien o quienes la cometan

establecidas en la legislación electoral, penal y de responsabilidades administrativas, según sea el caso.

Aún más, recientemente para avanzar en este rubro, fue incluida en la Constitución General de la República (Artículos 38 y 102) y en la Constitución de Puebla (Artículo 22), lo que conocemos como la 3de3 para suspender derechos a agresores de violencia familiar, agresores sexuales, deudores alimentarios y a los que ejercen violencia política en contra de mujeres por razón de género.

Por ello no podemos permitir este tipo de convocatorias que darían como resultado silenciar a las mujeres víctimas de este delito e invisibilizarlo, porque como ya se ha dicho muchas veces, la violencia se aprende, la igualdad también y cualquier tipo de violencia incluida la política no puede llevarse en silencio.

No podemos ni debemos seguir naturalizando que en política se puede violentar a las mujeres, nadie debe “aguantar vara” en nada, no solo en la política.

Porque se trata de transformar la política para dejar un mejor camino a las mujeres que vienen detrás.

Me preguntaba que, si el mensaje de la presidenta iba encaminado a conminar a que las mujeres en política fortalezcan su participación mediante su formación, capacitación, conocimiento, perspectiva de género, vocación, sin duda urgente hoy día, para que asuman posiciones con conocimiento, que den resultados positivos y continúen abriendo camino para las nuevas generaciones, entonces creo que equivocó el enfoque; o tal vez su mensaje fue para justificar una vez más a su jefe el presidente López Obrador, por las violencias que ha ejercido en contra de las mujeres, ahí, las acciones que han afectado programas y derechos adquiridos en las que ha guardado silencio; o tal vez no pudo referirse directamente por obvias razones, a los actuales comentarios que menoscaban los derechos políticos de la Senadora Xóchitl Gálvez, y ha tenido entonces que echar mano de “aguantar vara” para no mortificar y cubrir con su silencio todas esas ilegalidades de su jefe.

Lo cierto es que nunca más las mujeres debemos “aguantar vara” ni en el ámbito político ni en cualquiera otro en el que nos desarrollemos, porque de lo que se trata es de construir otras formas de hacer política.

@rgolmedo
Palabra de Mujer Atlixco
rociogarciaolmedo.com

07 de agosto de 2023

Faltan días para que el Frente Amplio por México anuncie los aspirantes que han superado el umbral de las 150 mil firmas que tenían como requisito para poder continuar en el proceso y encabezar la oposición que enfrentará a Morena en el 2024.

Este bloque conformado por el PRI-PAN-PRD venía colaborando hasta cierto punto de manera cordial, olvidando pasados agravios de sexenios pasados, todo con la finalidad de volver a obtener el poder del ejecutivo federal. Hasta que el artífice de este Frente, el empresario Claudio X. González se manifestó en contra del PRI.

Con tal de criticar al oficialismo acabó por cuestionar a sus aliados del PRI. “Morena no nada más está repleto de expriístas, es la peor versión del PRI” manifestó en sus redes sociales, lo que provocó que el mismo presidente Alejandro Moreno y el diputado Rubén Moreira le pidieran que se retractara; sin embargo, el comentario sólo se limitó a decir: “La unidad está por encima de todo, que nada nos divida”, con lo que omitió algún tipo de disculpa.

Pero no sólo fue eso, también comentó: “Vaya descaro… nunca, ni en tiempos de Peña Nieto, ha habido tanta corrupción y despilfarro” al compartir un reportaje del periódico Reforma sobre supuestos gastos en el gobierno de Guerrero de la morenista Evelyn Salgado. Con lo que levantó el enojo de varios priístas.

Pero el Frente no sólo enfrenta una división a su interior que están gestando los líderes, sino también una amenaza externa, como lo es la naciente extrema derecha mexicana.

En redes sociales ha irrumpido el actor Eduardo Verástegui como un simpatizante de la derecha trumpista, que dentro de su discurso antepone a la familia tradicionalista, la religión y a la patria.

Por ahora sin una plataforma política formal, hace llamados a los panistas tradicionales que se sientan traicionados por ser parte de un frente en conjunto con el PRI, a que se sumen a una nueva plataforma de extrema derecha, antiaborto y con tintes fascistas.

Por ahora vemos a un actor y productor que empieza a tener roces con republicanos estadounidenses, que hace llamados a través de sus redes sociales a que combatan el comunismo, como hemos visto que la oposición ha tomado esta bandera en los libros de texto.

Por lo mientras el partido local en Chihuahua México Republicano ha puesto la mira en Verastegui como un posible candidato para buscar el registro nacional en 2025 y poder competir en 2030 en las elecciones federales y postularlo para la presidencia de la república.

La oposición se empieza a fracturar antes de nacer, amenazas al interior, así como posibles candidatos externos que podrían minar la unidad del bloque opositor con lo que llegarían al 2024 sin ninguna posibilidad de competir.

René Sánchez Juárez (@rene_froc) es politólogo,sindicalista y catedrático de la BUAP.

31 de julio de 2023

Nuevos Horizontes

Aunque las estadísticas de importación reportan la compra anual de casi 18 millones de toneladas de maíz, y más de la mitad de la carne bovina, arroz, trigo y otros alimentos que consumimos, no he encontrado datos que comprueben el ingreso de chile poblano de origen chino para los chiles en nogada.

Incluso, técnicamente es difícil traer estos productos frescos de distancias tan largas por mar pues superan los 60 días, o, las casi 24 horas por vía aérea, a mayores costos. Lo que sí está sucediendo es que hay una mayor producción de chile poblano en otros estados de México.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), en 2022 la producción nacional alcanzó 1.5 millones de toneladas de chile poblano en 140 mil hectáreas, destacando los estados de Chihuahua, Zacatecas, Sinaloa, San Luis Potosí y Guanajuato.

La producción estatal de chile poblano ha registrado cifras cercanas a mil 500 toneladas en sus dos tipos principales: el poblano tradicional y el miahuateco, este último, un tipo de chile ligeramente más pequeño y más picoso que se produce en la región de Tehuacán. Ambos son la base del mole y los chiles en nogada, en sus principales usos. Las estadísticas y sus problemas no han variado al menos desde el año 2005.

Este cultivo se practica en cerca de 200 hectáreas, por casi 600 productores, en los municipios de la Sierra Nevada, Valle de Tecamachalco y Valle de Tehuacán. Destacan San Martín Texmelucan, San Salvador el Verde, Huejotzingo, San Nicolás de los Ranchos, Tlahuapan, Chiautzingo, Teotlalcingo y Calpan. También Tepeaca, Acatzingo, Palmar de Bravo, Tecamachalco, Tehuacán, Tlacotepec de Benito Juárez, San José Miahuatlán, Santiago Miahuatlán, San Gabriel Chilac, Tlaltepexi, Zinacatepec, y Ajalpan.

Pese a ello, la producción del chile poblano presenta entre sus principales problemas el reducido tamaño de las parcelas, falta de asesoría técnica y de semilla mejorada, problemas sanitarios de la raíz y la escasa tecnificación del cultivo referente al riego, acolchado y protección contra granizo.

Esto ha limitado los rendimientos y la creación de volúmenes para acceder a mejores mercados. Más allá del mole, también están las rajas poblanas, crema poblana, sopa poblana o los chiles rellenos de queso. Hay un gran potencial en este y muchos cultivos que, mejor apoyados pueden representar mayores beneficios a la economía estatal y nacional.

Y, respecto a la nogada de nuestros muy famosos chiles, creo que aún sigue siendo poblana, pero en un descuido es posible que pronto sea de otro origen.

Porque según Naxeai Luna, José Luis Jaramillo y José Sergio Escobedo, investigadores del Colegio de Posgraduados Campus Puebla (2016), a partir del 2010 las importaciones de nuez de castilla procedentes de California y Chile, a México, están aumentando. Los principales países productores mundiales son Estados Unidos, Francia, China y Chile.

La producción nacional de Nuez de Castilla de acuerdo con SADER, asciende a mil 556 toneladas anuales, destacando el Estado de México y Puebla, y siendo los principales consumidores Puebla, Estado de México, Ciudad de México y Tlaxcala.

En Puebla la región productora más importante del estado es la Sierra Nevada en los municipios de Tlahuapan, San Nicolás de los Ranchos, Calpan, Texmelucan, Domingo Arenas, San Pedro Cholula, Huejotzingo, Tlalancaleca y Nealtican. Hay también nueces en Guadalupe Victoria, Ciudad Serdán, Tlachichuca, Acatzingo, Libres y Puebla.

Los sistemas de producción de nuez de castilla, de acuerdo con los investigadores del Colegio de Posgraduados, arriba citados, son tres muy tradicionales. Predomina en un 70 por ciento el de producción de autoconsumo, en los patios de las casas; otro, es el de nogales asociados con otros cultivos como maíz, frijol o calabaza, en el que un 68 por ciento tienen menos de 5 árboles en producción; y finalmente, en el tercero, los huertos están en pequeñas superficies y un 90 por ciento son menores a una hectárea con máximos de 4. En realidad, no hay huertas comerciales para un cultivo con gran potencial. ¡Otro oro blanco subaprovechado!

Por esta razón, en 2007 se promovió la capacitación de los productores poblanos, con el apoyo de expertos chilenos que trabajaron en la Sierra Nevada y Guadalupe Victoria. Ya hemos compartido antes el apoyo recibido del Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas de Chile (INTA), que a través de un convenio con la Secretaría de Desarrollo Rural (SDR), envió personal técnico para la capacitación práctica.

En Chile visité huertas comerciales de nogal de castilla con 200 árboles por hectárea, que producen 5 mil nueces por árbol, dando un total de un millón de nueces por hectárea. Los expertos chilenos trabajaron con nuestros productores en aspectos de tamaño de cepa y de planta para su establecimiento, cantidad de árboles por hectárea, abonado, poda de los árboles, fertilización, manejo de la humedad, cosecha y procesamiento del fruto. Fue un gran paso, aún insuficiente para detonar el desarrollo del nogal.

Actualmente, tanto en el chile poblano como en la nuez de castilla, la pera, la manzana y el durazno para los chiles en nogada, se requiere de apoyos del gobierno sobre capacitación práctica, acompañamiento técnico, formación de recurso humano, la tecnificación, desarrollo de infraestructura, servicios técnicos y logísticos y, apoyo para el desarrollo de las cadenas productivas que fortalezcan el desarrollo económico de las regiones.

 Alberto Jiménez Merino. Ex Rector de la Universidad Autónoma Chapingo.