Política
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

 

 

29 de marzo de 2020

 

Un Nuevo Comienzo


Además del Coronavirus COVID19, la falta de agua, el reducido tratamiento de aguas residuales, las sequías recurrentes, la desaparición de acuíferos, la contaminación de ríos y mares con aguas negras y residuos sólidos, son parte importante de la lista de “jinetes del Apocalipsis” en este Día Mundial del Agua 2020.

Al igual que sucedió con el consumo de papel higiénico, algo similar está pasando con el agua de garrafón. La gente se aprovisionó de agua para la emergencia y compró también el envase. Esto provocó, según algunos proveedores, que en los próximos días no haya envases suficientes y seguramente eso incremente también su precio.

Al 2015, la cobertura nacional de agua entubada era de 95.3 por ciento según las Estadísticas del Agua en México, publicado por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA). No obstante, el Consejo Nacional de Evaluación (CONEVAL) reporta datos de cobertura solo del 52 al 53 por ciento.

Sin profundizar más en el tema ni polemizar sobre las cifras, es posible que se trate de la cobertura funcional. Hay infraestructura instalada pero no hay agua. El pozo o manantial se secó o disminuyó su disponibilidad. Los equipos de bombeo o las tuberías terminaron su vida útil. No se ha pagado la energía eléctrica o la concesión se venció.

La realidad es que no se cuenta con el agua necesaria para las necesidades básicas en muchas regiones del país. Ante la emergencia del COVID19, en muchos lugares tienen que decidir entre lavarse las manos, tomarla o usar el agua para otras necesidades.

La falta de agua entubada o la pérdida de confianza en el agua de la llave, derivó en el incremento del consumo de agua embotellada que ya supera los 45 mil millones de pesos anuales. La gente dejó de pagar el servicio de agua potable y gran parte lo destinó a comprar garrafones y botellas. La recaudación anual por servicio de agua en México sólo alcanza 17mil millones de pesos de un total aproximado de 50 mil millones.

Una situación similar ocurre con las aguas residuales. La cobertura de tratamiento, la infraestructura instalada, es del 63 por ciento. Hay capacidad para tratar 63 de cada 100 litros de aguas residuales. Sin embargo, solo están en funcionamiento cerca de la mitad de las plantas de tratamientos existentes. Los presupuestos municipales nunca han alcanzado para tratar aguas residuales.

Esto significa que casi 69 de cada 100 litros de aguas residuales están llegando a las barrancas y ríos sin ningún tratamiento. Y sin ningún rubor para quienes las generan, ni para los ciudadanos ni los gobernantes, de antes y de ahora.

El reto del sector hídrico durante la emergencia del COVID19 es proveer del agua necesaria a la gente, que le permita cumplir con las recomendaciones sanitarias establecidas. Seguramente veremos muchas pipas repartiendo agua en estos días. Y una vez pasada la emergencia, los retos del futuro inmediato son:

1.- Garantizar el abasto suficiente de agua en cantidad y calidad para la población, mantener la convivencia y la gobernabilidad, especialmente cuando las comunidades tienen fuentes de agua compartidas.

2.- Desarrollar una sólida cultura del manejo, aprovechamiento y cuidado del agua, así como de los recursos naturales. Esta es una tarea pendiente de la escuela.

3.- Establecer políticas públicas para el saneamiento de las cuencas tanto en aguas residuales como en residuos sólidos para lograr ríos y playas limpias. Fomentar el reúso de aguas tratadas y el reciclaje de la basura.

4.- Implementar políticas de Reforestación más efectivas para recuperar la vegetación de las cuencas y la recarga natural de los manantiales y acuíferos, que regulen las inundaciones en las partes bajas para beneficio de los centros de población.

5.- Promover el máximo aprovechamiento de la lluvia a través de la agricultura de conservación en zonas de temporal que comprenden el 85 por ciento de las tierras de cultivo, para mejorar la productividad y garantizar la seguridad alimentaria de las familias más pobres.

6.- Impulsar con mayores apoyos el uso de energía solar para el bombeo de agua, que resuelva el problema de las altas tarifas existentes que hoy asfixian financieramente a los sistemas municipales y a las sociedades de riego agrícola.

7.- Apoyar la tecnificación del riego agrícola, el bombeo solar, la rehabilitación de canales y el entubamiento de presas de almacenamiento, para reducir los desperdicios de agua, mejorar la productividad agroalimentaria y disponer de volúmenes para uso público en centros de población.

8.- Aplicar programas de recarga artificial de acuíferos que reviertan la sobreexplotación y recuperen los volúmenes perdidos de agua de pozos y manantiales.

9.- Crear una política financiera del sector hídrico, como una prioridad del presupuesto nacional, que conjuntamente con la participación privada asegure recursos para que estados y municipios puedan cumplir con sus obligaciones constitucionales que han sido imposibles.

El agua es la base de la vida y la economía.

 

Alberto Jiménez Merino
Secretario Ejecutivo del Consejo Técnico
Nacional Consultivo de la CNC

 

29 de marzo de 2020


La humanidad ha tenido a lo largo de su historia muchos desastres con efectos devastadores, muchos de ellos provocados por la naturaleza y muchos más con la intervención de las/os humanos.

Hoy vivimos uno de ellos, el COVID19. Hemos podido atestiguar la muy pobre capacidad de planeación y de anticipación que ha tenido el gobierno de México frente a esta crisis de salud y hemos recibido -por fin- en voz del Subsecretario de Salud (tercer nivel de mando en el Gobierno Federal) la instrucción de no salir de nuestros domicilios y hasta este momento no conocemos aún, cuales son los compromisos del gobierno federal para proteger las vidas de las personas, o los empleos, o la crisis económica que se avecina, pareciera increíble que mejor muchos estados de la República han tomado la delantera en todo ello. Sin duda la historia de esta pandemia en México todavía está escribiéndose.

Entre las ausencias en esta crisis de salud, hay una que aún no se ve reflejada en una política pública que la prevenga y atienda en su caso, se trata de las conductas violentas que se pueden provocar en contra de las mujeres y las niñas durante el tiempo que tengan que quedarse en casa.

Algunos datos nos permitirán darnos cuenta de lo que representa esta problemática de salud pública para la entidad. Puebla ocupa uno de los tres primeros lugares en violencia familiar, ello habla de que en esta emergencia, las mujeres tendrán que convivir con quien de por sí ha sido su agresor y estarán expuestas a violencia física, psicológica y sexual, de ahí la urgencia de extremar precauciones y que no se deje sin brindarles apoyo.

En datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) el delito de violencia familiar es el de mayor incidencia en Puebla, entre agosto del año anterior y enero del presente año se han iniciado entre 600 y 800 denuncias. En delitos sexuales el número también va a la alza, no olvidar que los agresores sexuales son la mayor de las veces familiares, y Puebla también, ocupa el segundo lugar en feminicidios, de ahí que las mujeres se convierten en un grupo de riesgo durante el período de confinamiento que tienen que estar encerradas con sus agresores.

Entre tanto el gobierno implementa alguna acción, es importante que todas/os que escuchemos algún acto de violencia de inmediato lo reportemos al 911 y que las mujeres que vivan situaciones de violencia lo reporten a este mismo número, lo denuncien al 2295200 extensión 5237 o marquen al 2323738 para atención psicológica y jurídica.

Para muchas de nosotras estar en nuestras casas representa tranquilidad y seguridad. Para otras, representa los espacios en los que son víctimas de muchas violencias. Así se ha demostrado ya en los países donde inició la pandemia y así ha continuado en China, Italia, España, Brasil, Chile, Colombia, Argentina, Uruguay, en donde han tenido que implementar mecanismos diversos para proteger a las mujeres que están viviendo situaciones de violencia de género.

En México apenas inicia este confinamiento, de ahí la urgencia, y así como todas/os hemos tenido que asumir acciones diversas derivado de la inacción del gobierno, ésta problemática que empezaremos a vivir obliga también a que ayudemos, ya que se agudizará -como se ha demostrado- y porque seguramente después de padecer las muchas ausencias del gobierno para enfrentar esta crisis, ésta no será atendida o será atendida muy tardíamente como ha venido sucediendo.

Leía hace unos días una entrevista que le hicieron a Alai Touraine, -sociólogo y economista francés- que me llevó automáticamente a pensar en el Presidente de México; en una de sus respuestas refiriéndose al Presidente Trump, dijo “…nunca había visto a un presidente tan raro, tan poco presidencial, un personaje tan fuera de las normas y fuera de su papel…” (Basets, El País, 28/03/2020).

Justo así veo al presidente de México. No sólo muchas veces raro, o poco presidencial, o fuera de normas y muchas veces fuera de su papel, ahora veo además, que dimitió a su responsabilidad constitucional, si hacemos un recuento todo lo ha delegado en terceras personas, no ha sabido gobernar. Veo a un presidente que sin duda ha abandonado su papel de representante del Poder Ejecutivo. Un presidente que ha decidido permanecer ausente a esta crisis.

Lo que sí veo es a una sociedad que en su mayoría ha respondido por sí sola para protegernos y proteger a nuestras familias. La gran pregunta es si al finalizar esta crisis ¿todo lo vivido nos ayudará a ser mejores personas?

Por lo pronto a seguir cuidándonos entre todas/os, y como ha escrito el Dr. Ramón Eguibar Cuenca, "la mejor medida es no infectarse”.

No olviden: Si pueden quédense en casa.

 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Palabra de Mujer Atlixco
@rgolmedo
rociogarciaolmedo.blogspot.com

 

 

23 de marzo de 2020


Las noticias y las redes sociales nos han permitido saber el avance de una pandemia en evolución, contingencia más delicada de la que vivimos hace algunos años AH1N1, el Coronavirus o COVID 19.

Los noticieros a toda hora presentan imágenes de lo que en otros países están implementando a manera de prevención o de contención del virus.

Quienes están al frente de esos gobiernos, han asumido su papel, entregan tapabocas, han implementado APP´s para dar seguimiento a los enfermos o a los enfermos sintomáticos, difunden mensajes precisos de lo que están pasando y las instrucciones a seguir para atender la pandemia, incluso la mayoría de ellos difunden ya, las medidas financieras para paliar la grave problemática económica que se está generando, mencionando los estímulos en descuentos de impuestos o los apoyos económicos para pequeñas y medianas empresas.

Sin embargo en México, hemos visto a un gobierno con una respuesta a esta contingencia tardía y lenta, al grado que fue promovido un Amparo -que fue concedido- justamente en contra de la falta de implementación de medidas y acciones necesarias para contener al referido virus, otorgándola autoridad un plazo de tres días para emitir las medidas necesarias para evitar su propagación.

Ante esto la sociedad tuvo que tomar la delantera. Aun cuando el Secretario de Educación del gobierno federal declaró la fecha a partir de la cual determinaban la suspensión clases en el país, muchas escuelas públicas y privadas de todos los niveles educativos, decidieron hacerlo en fecha anterior. Poco a poco la sociedad en su conjunto decidió reducir sus actividades y cada estado de la República y municipios ha ido tomando decisiones diversas.

Durante este tiempo ni siquiera hemos escuchado en esta emergencia la voz del Secretario de Salud del gobierno federal, sí hemos escuchado al Subsecretario un experimentado “médico cirujano, especialista en medicina interna, maestro en Ciencias Médicas y doctor en Epidemiología, con sólidos conocimientos y entrenamiento de alto nivel en medicina clínica y epidemiología” -dice en su curriculum- un profesional de gran imagen y nivel que se ha visto mermada por sus declaraciones hacia el Presidente como aquella de que “la fuerza del presidente es moral, no de contagio..” -confieso que yo no imaginaba que un experto de este nivel profesional tuviese que hacerlo- lambisconería se llama.

Una nueva incertidumbre se nos presenta ¿Cómo podrá atenderse una pandemia de esta naturaleza con un nuevo sistema de salud que no acaba de implementarse en el país? Cómo podría hacerse cuando se está nuevamente documentando las diversas manifestaciones de trabajadores/as del sector salud que denuncian no contar con insumos para dar atención a esta contingencia, señalando que no cuentan ni siquiera con cubre bocas. Situaciones que ya hemos venido atestiguando, antes siquiera de conocer de esta pandemia en México, al documentarse la falta de medicamentos para atender enfermedades terminales, que no se pueden hacer a un lado -entre tanto se atiende esta contingencia- que tienen que atenderse pero que ya de por sí están presentando graves problemas en el sistema de salud pública en el país, ahí está como ejemplo los casos de sarampión -a la alza- en la ciudad de México, muy cerca de Puebla.

Por fin hace unos días, el gobierno federal convocó a la instalación del Consejo de Salubridad General previsto en la Constitución mexicana (CPEUM) que se constituye para casos “de epidemias de carácter grave o peligro de invasión de enfermedades exóticas en el país” (artículo 73 fracción XVI) y que es el facultado para decretar las medidas pertinentes.

Si este Consejo de Salubridad General hubiera empezado a actuar para este momento todas las instituciones de gobierno de los tres niveles (federal, estatal y municipales) estarían coordinadamente llevando a cabo acciones, la realidad es muy diferente, hoy cada gobierno, estatal, municipal, determina las acciones diversas a seguir, que si se cierran cines hoy, que si mañana bares, que si también restaurantes, etcétera, etcétera.

Creo que el gobierno no ha sabido reaccionar ante la magnitud de esta pandemia, porque no solo se trata de diseñar una estrategia para combatir la propagación de este virus, también hay que establecer la estrategia para atender los daños a la economía que se empiezan a generar, para establecer los estímulos que permitan proteger los empleos formales en el país y cómo se garantizará la ayuda para los informales y para las empresas pequeñas, medianas y grandes y muchos más asociados que deben diseñarse.

Justamente todo esto nos tiene en una nueva incertidumbre.

 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Palabra de Mujer Atlixco
@rgolmedo
rociogarciaolmedo.blogspot.com

 

 

 

29 de marzo de 2020

 

La crisis sanitaria que vive México se ha incrementado de tal forma que los casos de enfermos por el COVID-19 ya se cuenta en cientos, por lo que las medidas que se tomarán a partir del anuncio de la fase 2 serán más rígidas.

Desde el comienzo de la contingencia a finales del año pasado en Asia, veíamos con incredulidad las medidas que estaban tomando en Wuhan China para contrarrestar el contagio de sus habitantes, poco a poco comenzamos a ver cómo se expandía a otros países asiáticos.

La verdadera preocupación fue cuando la Organización Mundial de la Salud declaró pandemia la enfermedad del Coronavirus y cómo estaba afectando a Europa. De inmediato algunos países de América comenzaron a restringir la vida social y a los turistas, aislando a su población para prevenir casos en sus países.

Desde que inició la pandemia, el Dr. Hugo López-Gatell subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud ha estado al frente por parte del gobierno federal y todos los días a las 19:00 hrs ofrece una conferencia de prensa para dar a conocer el número de personas contagiadas y fallecidas.

Debemos recordar que el brote inicial en Europa y México tiene una diferencia de 15 días, por lo que es común ver acciones que se están tomando allá y que en nuestro país no eran necesarias. El propio subsecretario explicó varias veces las tres fases de la pandemia, donde la fase 1 era de casos de importación, donde eran personas que habían contraído la enfermedad en otro país y que había presentado casos en México y todavía era rastreable los contactos que había tenido; en la fase 2 los casos son comunitarios, es decir, la enfermedad la empiezan a contraer personas que no han salido del país y los casos se cuentan por cientos y finalmente la fase 3 los casos son miles. Por eso veíamos que muchos países actuaban más enérgicamente, porque ellos ya se encontraban en la fase 2, incluso en México se llegaron a adoptar medidas de la fase 2 desde muy temprano.

El sábado 28 de marzo el Dr. Hugo López-Gatell acompañado del secretario de salud Jorge Alcocer Varela y el Canciller Marcelo Ebrard dieron a conocer el plan para esta fase, donde instó a toda la población a permanecer en casa, a no salir sólo para lo que sea necesario, un mes durará esta medida. “Estamos ante la última oportunidad para frenar la pandemia. No de evitarla, eso es imposible. Pero sí de retrasar la transmisión”

Afirmó que los casos continuarán, la fase 3 es inminente, pero debemos hacer lo posible para que sean los menos enfermos, porque gran parte de la población nos infectaremos y la gran mayoría no presentará síntomas, pero se trata de que aquellos que sí los presentan y requieran hospitalización no saturen los hospitales y servicios de salud.

Invitamos a que todos aquellos que puedan permanezcan en casa, pero en un país donde el 60% de la población vive al día parece difícil, a ellos los invitamos a que se cuiden y cuiden a sus familias, que sigan las medidas de prevención, que llevemos una higiene pertinente para esta contingencia.

Nuestro país económicamente no soportaría una cuarentena forzada como se han visto en Europa, donde son llevados a prisión a quienes rompen el confinamiento. Simplemente no es viable. Por eso debemos cuidarnos entre todos para que la curva de infectados no sea tan alta y nos demos abasto de medicamentos y camas en hospitales.

 

René Sánchez Juárez (@rene_froc) es politólogo,sindicalista y catedrático de la BUAP. 

 

17 de marzo de 2020

 

Han pasado dos semanas desde que en este espacio escribimos sobre el COVID-19 y los avances de esta epidemia en nuestro país, sólo llevábamos 5 infectados en 4 estados de la república y algunos casos sospechosos.

Al momento de redactar este documento, la Secretaría de Salud había reportado 53 casos confirmados y 176 sospechosos en 31 estados de la república, la CDMX es la que más tiene y Campeche aún no tiene ni casos ni sospechosos.

El subsecretario de Salud Hugo López-Gatell todos los días a las 7 pm ha dado a conocer a los medios de comunicación el avance de la pandemia en nuestro país, así como las medidas que ha tomado el gobierno federal para aminorar los contagios.

México aún se encuentra en la fase 1, donde no es necesario cerrar fronteras o declarar un estado de sitio, donde se cancelen todas las actividades y que sólo se tenga que salir por causas de fuerza mayor, como es el caso de países europeos, donde los números de contagiados y muertes son muchísimo más elevados de los que hay en nuestro país y han declarado cuarentena general.

Sin embargo, ya se empezaron a tomar medidas preventivas, como la cancelación o reprogramación de eventos públicos tanto gubernamentales como privados, universidades como el Tecnológico de Monterrey y la UVM han cancelado clases presenciales y optarán por continuar actividades a través de plataformas en línea, la iglesia ha cancelado misas, artistas han dejado para meses después presentaciones.

El secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma fijó la postura oficial de la SEP al dar a conocer que las vacaciones de semana santa se adelantaban para alumnos de educación básica y media superior del 20 de marzo al 20 de abril, así como las Universidades Tecnológicas determinaron hacer lo propio.

El panorama económico no luce alentador, mientras que en China los pedidos manufactureros cayeron en -51.11% o que la Reserva Federal de los EEUU redujo las tasas de interés a cero como parte de la intervención de emergencia. La economía mexicana será puesta a prueba después de los ajustes de orden macroeconómico que implementen los diferentes socios comerciales. Por mientas la SHCP se encuentra analizando incentivos económicos. La preocupación de la COPARMEX es aminorar el impacto en las empresas en temas de liquidez ya que caerá la actividad económica de las PYMES y enfrentarán un problema de liquidez en su flujo de caja.

Las recomendaciones para la Fase 1 continúan vigentes, lavarse las manos continuamente, no tocarse la cara, uso de gel antibacterial, taparse la boca al toser o estornudar, evitar saludar de mano, si tiene síntomas acudir a los servicios de salud, evitar aglomeraciones. En esta fase los casos positivos son importados.

Para la fase 2 ya es un contagio local y suele aumentar rápidamente el número de casos registrados y se toman medidas como suspensión de clases, implementación del trabajo a distancia o home office, cancelación de eventos masivos como conciertos y cese de actividades en espacios cerrados como cines o bares. Suele llegar entre 40 y 50 días después de la detección del primer caso. Por lo que la SEP adelantó las vacaciones hasta el 20 de marzo y no de forma inmediata.

Mientras que en la fase 3 se da cuando el virus afecta a miles de personas en varias localidades. Por su urgencia, se ponen en marcha protocolos sanitarios más drásticos como la cuarentena generalizada. En Asia ya están terminando con la fase 3, donde la mayoría de los contagiados se encuentran recuperando satisfactoriamente.

Por lo mientras, la población debería atender a las indicaciones de las autoridades, no realizar compras de pánico, porque lo único que se genera es aumentar la paranoia sobre una enfermedad que su índice de mortandad es del 2%. Debemos estar alertas sin generar o compartir noticias que puedan provocar un desabasto que pueda afectar de forma importante.

 

René Sánchez Juárez (@rene_froc) es politólogo,sindicalista y catedrático de la BUAP. 

 

next
prev

Hay 2035 invitados y ningún miembro en línea