INDIVIDUALISMO Y TRIBALISMO: DOS PERSPECTIVAS SOBRE EL INDIVIDUO Y LAS SOCIEDADES POSMODERNAS
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

INDIVIDUALISMO Y TRIBALISMO: DOS PERSPECTIVAS SOBRE EL INDIVIDUO Y LAS SOCIEDADES POSMODERNAS
Por: Ximena Franco Guzmán*

Octubre 2007

 

 

 

 

 

 

Introducción:

 

 

      El problema que me propongo analizar proviene de la lectura de dos textos: El tiempo de las tribus, de M. Maffesoli (2000), y La sociedad Individualizada, de Zygmunt Bauman (2001). Han contribuido también la lectura de textos de enfoque psicológico, centrados sobre todo en el aspecto narcisista de la personalidad que, sostienen la mayoría, conforma el tipo de personalidad del sujeto contemporáneo. He hallado en la lectura y análisis de estos textos, dos visiones diferentes, aunque no diametralmente opuestas. Por un lado, el sociólogo Maffesoli sostiene la tesis de que la tendencia actual de los sujetos es cada vez más desindividualizante y más comunitaria, aunque las nuevas formas que adquiere la comunidad no pueden ya explicarse según las viejas categorías político-filosóficas modernas; él las caracteriza las nuevas formas como tribalismo.

 

 

 

 

     Por el otro lado, Bauman, como otros, sostiene que los sujetos contemporáneos y las comunidades de las que forman parte, tienden a atomizarse, aislarse, individualizarse. Esa condición explica además por qué muchos de los rasgos de tal individuo emparejan predominantemente con las características del tipo de personalidad narcisista.

 

    

 

     En efecto, muchos de los pensadores que creen en la tendencia individualista de los sujetos en las comunidades contemporáneas, afirman también las tendencias narcisistas del hombre y sus sociedades. ¿Cómo pueden ofrecer apreciaciones tan diferentes autores que no sólo comparten el mismo tiempo (son contemporáneos), sino la misma perspectiva (ambos son sociólogos)? ¿Acaso pueden tendencias tan opuestas darse en el seno de las sociedades contemporáneas? Creemos que los contenidos de cada teoría tienen importantes implicaciones en la configuración de un nuevo sentido para la subjetividad contemporánea.

 

 

 

     Ya sea que rechacemos éstas perspectivas, ya sea que las retomemos, no podemos eludir la tarea de pesar al sujeto y las sociedades latinoamericanas, quepan éstas o no en el concepto de “posmodernas” (polémico y complejo de por sí). Y aún más importante: incluso más allá de usar las perspectivas aquí presentadas como herramientas de análisis y reflexión, es importante que nosotros, americanos, propongamos otras herramientas (filosóficas, sociológicas, pedagógicas….etc.) para pensarnos y pensar nuestra realidad.

 

 

 

 

 

 

 

Individualismo y narcisismo[1]: una perspectiva psicológica:

 

 

 

     Según Christopher Lasch (1999), el narcisismo no debe ser considerado básicamente egoísta y socavadora del amor fraterno y la cooperación. El narcisismo sería más bien, y entendiéndolo según lo hizo el propio Freud, “[…] una defensa contra los impulsos agresivos antes que como amor a uno mismo.” (Ibid., p. 54) Sería entonces un error tender un puente muy simplista entre narcisismo, y egoísmo y vanidad. El narcisismo no es mero ensimismamiento sino, en principio, “[…] la inversión libidinal del Yo, como una condición necesaria del amor objetal […]” (Ibid., p.58). En la personalidad narcisista, que Lasch también identifica con la del individuo contemporáneo, podemos encontrar los siguientes elementos:

 

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1633 invitados y ningún miembro en línea