Discurso de Elena Poniatowska en la recepción del Premio Cervantes 2013
Minuto a Minuto


Madrid. Vestida con su traje de huipil amarillo y rojo, la escritora mexicana Elena Poniatowska pronunció un vibrante y brillante discurso de recepción del Premio Cervantes, en el que habló desde su infancia o su vida de viajes interminables en tren o en barco hasta de la realidad más sangrante de América Latina y México. De Dulcinea del Toboso pasó a la herida sin cura que es el exilio; de la imaginación fantástica de Miguel de Cervantes pasó a hablar de México, donde “hay un dios bajo cada piedra”; o de su asombro cuando escuchó por primera vez la palabra “gracias” a su admiración por la “resistencia” de las mujeres indígenas que alzaron la voz, en 1994, para que tuvieran los mismos derechos que los hombres y no fueran cambiadas por “una garrafa de alcohol”.
Texto: La Jornada.
Leer el discurso íntegro de Elena Poniatowska AQUÍ.