Sin penitencia
Minuto a Minuto

 

 

24 de febrero 2020

Sin penitencia 

Hunde tu cuerpo en el mío
… hasta morir y renacer
porque la llaga es producto de la ausencia,
y punza tu olvido. No te entiendo,
cuando me hablas de usted,
nos separa un mar inmenso,
me abofetea la indiferencia
y me lacera el tiempo.
Tu voz crece en la distancia,
dejándome el silencio …
presagian tormentas mis ojos
y el mar envenena mi boca.
Me hieren mil espinas el rostro,
la duda y la tristeza se amotinan en mi alma.
Se marchitan las flores
y se derrumba aquel árbol,
que un día te ofreció abrigo.
Cuando me hablas de usted
eres un hombre … que no conozco.
Quebraste el amor en la distancia
y regresas distraído.

Hunde tu cuerpo en el mío
… hasta amanecer en poema.
Desgarra mi cuerpo,
… hasta amanecerte.

Consumo soles en irónicos inviernos
desperdicias mis días maduros
secuestro soledades y (ab)sorbo injurias.
Mis deseos malenclaustrados,
no se acostumbran al invierno.
La obligación me sabe a hiel,
porque la pasión está en exilio
y mi cuerpo … cumple sentencias.
No eres acusador, juez ni verdugo
sólo, hunde tu cuerpo en el mío …

Olivia Sesma Rascón, integrante del Círculo de Escritores Sabersinfin.com
next
prev

Hay 753 invitados y ningún miembro en línea