Melancolía profana (Poema)
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

9 de marzo de 2018

Melancolía profana

                                                                       Para Antonio M.

Y era en una cama sencilla donde la religiosa pasión
hacía de cada noche un carnaval eterno en que la pobreza,
irremediablemente, se extinguía al intercambiar de piel
para hacernos el otro en la evidente y sacra convulsión
de cada orgasmo y su ávido apetito que, voraz,
hacía de la nacarada lluvia un manantial dorado
donde lavamos la ausencia del confort y su osadía.

Tú diseñabas entre olas la coreografía nocturna,
al tiempo que yo llevaba el ritmo deshojando gota a gota
el frenesí de una misa embravecida donde, entre jadeos,
componíamos una sacra, hermosa y nutrida sinfonía.

Y ese colchón desvencijado cada noche encendía
un infierno al frotar de nuestros cuerpos haciendo una fogata
que entre caricias hacían de la pleamar el húmedo edén
que así mismo borraba, laceraba y siempre suprimía
todo concepto de culpa y de pecado, haciendo sin duda,
del placer el lugar en que habitaba el mismo cielo:
tu cuerpo era la evidente eucaristía que hacía de la noche
el ansiado rito que las insulsas penurias mendigaban.


Las simples sábanas eran por sí mismas el suave cáliz
donde sin vino la eufórica bacanal nos embriagaba.
Cada intersticio era la pila bautismal donde el hisopo
eyaculaba el agua lustral para bendecirnos mutuamente
en un baño que, carente de simbolismo, nos sembraba
haciendo florecer entre jadeos la simiente de una teofanía
y entre ósculos bendecir cada poro al final de la jornada.

Juan Carlos Martínez Parra (El Monje Hereje)

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1429 invitados y ningún miembro en línea