Éxodo en los municipios rurales
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

rene sanchez juarezDe acuerdo a la usanza “Foxista”, las cifras se siguen acomodando a las conveniencias del poder, lo mismo para demostrar “logros” que para adquirir presupuestos, sin embargo, el panorama se le complica cada día más a millones de mexicanos, obviamente esto parece no importarle a los “altos próceres” que ya cumplieron con el bicentenario y el centenario de las grandes gestas nacionales.

En realidad la pobreza se está midiendo de diversas maneras, pero no se considera la migración formalmente para diagnosticar la pobreza de la población que se ha incrementado en los últimos 20 años, por lo que 7 de cada 10 municipios rurales de este festejador país, enfrenta una situación de despoblamiento pese a que paradójicamente la población, se eleve a 112 millones de mexicanos en la actualidad.

En realidad vivimos un éxodo que confirma el desplome de las actividades agrícolas y la falta de oportunidades en el campo como informa el Consejo Nacional de Población.

El despoblamiento se registra en 915 municipios, los cuales representan el 62.2% de los ayuntamientos rurales y el 37.2% del total nacional.

El tema da para más porque el despoblamiento en México tiene hoy otras variables como la inseguridad, así lo ilustró un reportaje de la Revista Proceso, a propósito de 5000 ranchos en el norte del país, abandonados por sus propietarios.

El mayor indicador lo presentan 171 municipios donde la salida de habitantes puede acelerar la pobreza de los que se quedan, en virtud de que se agrava la crisis económica, debido a que las participaciones federales a los ayuntamientos, se entregan de acuerdo a niveles de población.

En el estado de Puebla desde hace muchos años la región mixteca, había sido caracterizada por la expulsión de población, pero a raíz de la grave crisis económica los municipios  como Saltillo la Fragua, donde se viven procesos de decrecimiento típico de regiones pobres y donde el campo se queda solo, es un ejemplo.

A cien años de la revolución mexicana, es posible asegurar que el campo ha sido abandonado, lo que contribuye a explicar la pérdida de la soberanía alimentaria.

Por ello, urgen políticas públicas que reactiven la producción agropecuaria en Puebla y en el país.

En nuestra entidad, se debe replantear el modelo de desarrollo, ya que de 7 regiones económicas, una sola región (Angelópolis) concentra más del 65% de la inversión pública y privada lo que a su vez implica oportunidades para sólo 16 municipios de Puebla.

En tanto, a nivel nacional se requiere una nueva política agropecuaria que a su vez permita estabilizar la población en 2 mil 456 municipios que integran a esta deteriorada República.

Obviamente no se deben usar medidas coercitivas para arraigar a la población, pero si se pueden mejorar los servicios públicos para que la población pueda quedarse.

De acuerdo al Censo de Población y Vivienda 2010 del año 2000 al 2005 el promedio anual de migración fue de 550 mil personas, en tanto en la actualidad es de 300 mil, a ello se le añade la inseguridad y la infertilidad de la tierra. Las consecuencias están a la vista aunque “ni las vean, ni las oigan”.

Más artículos de René Sánchez Juárez:
  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 513 invitados y ningún miembro en línea