La diversidad erótica en la multiculturalidad
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

- La Historia Jamás Contada -

El próximo domingo 17 de mayo se celebro nuevamente el Día Internacional Contra la Homofobia y Transfobia, que va convirtiéndose, como tantos otros “Días”, en una conmemoración o incluso festejo para un grupo particular con el que la población en general no se identifica y mucho menos se compromete, pues se trata de “ellos”: las lesbianas, gays, bisexuales, travestís, transgéneros, transexuales e intersexuales (LGBTTTI), como si se tratara de advenedizos que llegaran a una sociedad compuesta sólo por gentes “normales”, es decir, exclusivamente heterosexuales y respetuosas de los estereotipos de género.

 

Una imagen totalmente falsa, pero que pervive gracias a una ideología que la disemina y “educa” a las nuevas generaciones en la ignorancia, el prejuicio y hasta la superstición acerca de la diversidad intrínseca no sólo a las sociedades humanas sino a la Naturaleza misma, reproduciendo incesantemente las condiciones sociales que provocan desde la ansiedad y confusión de quienes sienten y se sienten diferentes a lo “establecido”, pero genuinamente de ellos, hasta las muy objetivas actitudes y comportamientos hostiles de los así indoctrinados, que se consideran (moralmente) “puros”.

Desde los albores del Movimiento por los derechos civiles de las personas eróticamente diversas, hará unos 50 años, coincidiendo con otras reivindicaciones históricas que tuvieron lugar entonces (gente de color, mujeres, etc.), se han dado diferentes planteamientos teóricos con sus correspondientes estrategias para remontar el estado de segregación crónica en que viven quienes no encajan en el “molde” impuesto por esa ideología, pero que han demostrado su inoperancia en la realidad.

Dos son relevantes aquí: el conocido modelo sexológico institucional, que apuesta todo a una paulatina –y bastante hipotética- ilustración de las masas mediante conferencias, foros, talleres y actividades paraacadémicas semejantes; y el activista, que aun caracterizando correctamente la cuestión como política –es decir, que tiene que ver con el Poder-, no supera en la práctica el nivel general de la oposición activa en el medio: las marchas y plantones, que si bien sirven para hacerse visibles, en nada modifican a su favor las condiciones opresivas todavía vigentes.

Sin pretender aportar una receta –que además no poseo-, sí me resulta evidente que la diversidad erótica –en el sentido de disfrutar la propia capacidad sexual y amatoria tal como se siente- se ha constituido ya, gracias a quienes la han ejercido y ejercen abiertamente, en una cultura alternativa, esto es, toda una forma diferente a la mayoritaria de vivir, sin que esto signifique (auto)marginarse de la sociedad y sus actividades. Como quien se viste, arregla, transporta, relaja, almuerza –lunch- muy a su manera sin interferir ni ser interferido por los otros, que hacen lo suyo  propio.

Desde esta perspectiva multicultural, el panorama se torna diferente al ampliarse el marco conceptual para abarcar virtualmente toda la sociedad, donde conviven múltiples culturas a las que el individuo puede adscribirse –a una o varias-para vivir a gusto consigo mismo.

Es sólo un principio, desde luego. Queda por delante el trabajo teórico y organizativo de ésta y las demás culturas.

*Imagen: inteligenciasexual.com

Fernando Acosta_Reyes

Fernando Acosta Reyes (@ferstarey - es fundador de la Sociedad Investigadora de lo Extraño (SIDLE), músico profesional y estudioso de los comportamientos sociales.

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1438 invitados y ningún miembro en línea