LAS DIFICULTADES Y RETOS PARA MONTAR: "EL HOMOSEXUAL O LA DIFICULTAD DE EXPRESARSE" DE COPI
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

rodolfopineda.jpgLAS DIFICULTADES Y RETOS PARA MONTAR:
“EL HOMOSEXUAL O LA DIFICULTAD DE EXPRESARSE” DE COPI
Reseña Crítica de Rodolfo Pineda Bernal*
 
Dentro de la Muestra Estatal de Teatro Poblano Héctor Azar el 16 de Noviembre a las 20:30 horas asistí a “El homosexual o la dificultad de expresarse” que se presentó el lunes 16 de noviembre del 2009. 
 
Para poner en escena “El homosexual o la dificultad de expresarse” no basta con ser homosexual. Lo que se necesita es rigor, creatividad, imaginación y talento para darle sentido a “lo universal” de uno de los textos más importantes de Copi. El reparto de “Lenguas Prietas” en este montaje es el siguiente: Mme. Simpson (madre y amante de Irina) es interpretada por Marco Polo Rodríguez; Irina (personaje protagónico de la obra) es interpretada por Iliana Zemnyace; Mme. Garbo (profesora de piano y amante de Irina) es interpretada por Gabriela Cortés; el Oficial Garbenko (esposo de Mme. Garbo y amante de Irina) es interpretado por Ramón Solana y el General Pouchkine es interpretado por Carlos Parraguirre.  La obra, en síntesis, nos cuenta una historia sencilla a través de estos cinco personajes transexuales que ¿por su transexualidad? han sido deportados, cuestión que no se entiende ni se atiende en el montaje de Marco Polo. Irina está embarazada y no sabe de quién es el hijo, pero aborta cuando aparece en escena Mme. Garbo quien cree que es la madre-padre del hijo de su alumna de piano, Irina. Mme. Garbo está enamorada de Irina por lo cual decide ir por su amante para llevársela con ella y el fruto de su amor a China. Al principio la madre intenta echar a Mme. Garbo de su casa, pero después la obliga a quedarse y a declarársele a Irina e incluso acepta la invitación de viajar con ellas a China. Una serie reiterada de mutilaciones se convierten en el principal obstáculo para que Irina haga este viaje a China. La última mutilación es la de su lengua. Mutilación que expresa una resistencia poética de lo que Copi nos dice con esta obra y de lo lejos que se queda el montaje que nos compete analizar.  

Antes que nada hablemos de los aciertos. El principal acierto de la puesta en escena está en que el personaje protagónico, Irina, es interpretado por Iliana Zemnyace, una joven actriz a la que le hemos visto capacidad, talento que, con experiencia y formación, tendrá mucho que dar y decir dentro del ámbito teatral. La joven actriz, además de estar en casting, logra construir y sostener de principio a fin un personaje tan complejo y rico como el de Irina. En el personaje de Irina vemos transiciones dramáticas, impulsos, proyección de energía, gestos e intenciones, hay en una palabra, evolución y transformación del personaje. Iliana logra expresar una buena parte de las múltiples mutilaciones que sufre el personaje de Irina, pero lamentablemente, debido a factores externos y a que el teatro ha de verse como un trabajo en conjunto, no logra la potencia que en otras circunstancias la actriz promete lograr.

Dicho esto paso ahora a señalar los obstáculos extra-dramáticos a los que se enfrentó el espectador de esta puesta en escena. Los errores de dirección son múltiples. Hay una mala interlocución de Mme. Simpson (La Madre-Amante de Irina) que es interpretada por Marco polo Rodríguez, quien a la vez comete el error de dirigir el texto,  sin el talento y el rigor necesarios para tal empresa. Marco Polo, a diferencia de Iliana, a pesar de caracterizar al personaje de la Madre con un vestuario llamativo, se queda sólo en lo externo y afectado del personaje, sin ocuparse de lo humano. Su personaje habla siempre con un tono y acento que más que otorgar fuerza le quita el sentido a lo que dice. Por otra parte incurre en el vicio de gritar y melodramatizar dentro de un texto donde el melodrama o lo melodramático sobra. Otra interlocución fallida recae en otro personaje de gran peso para la obra, me refiero a Mme. Garbo quien es interpretada con muy pocos recursos por Gabriela Cortés. El espacio escénico donde se lleva a cabo la puesta en escena es un espacio alternativo que no se usa de manera adecuada y no recrea, ni potencializa el espacio requerido para el texto. En este mismo renglón el uso de la puerta (entrada y salida natural del espacio) es usada de manera descuidada en varias ocasiones. Otro tanto ocurre con la música que en vez de ser parte integral de la propuesta ilustra que estamos en Rusia o apoya, de manera inadecuada, atmósferas como ocurre en la declaración de amor de Mme. Garbo a Irina donde se utiliza se usa de fondo “Estrellita” de Manuel M. Ponce, que sumada a las “maneras telenovelescas” usadas por Gabriela Cortés en su declaración nos llevan al melodrama en vez de llevarnos la dificultad que implica declarar sincera y humanamente un amor que, en este caso y sumado a lo anterior, por tratarse de una pareja transexual, se trata de un amor homosexual.

El tono fallido que le da Marco Polo transita entre el cabaret; el circo y el teatro de fenómenos. En tanto que el tono que del texto requiere de una fuerza dramática, que podemos bien pudiéramos equipararlo con el tono de las películas de Bergman o el de las novelas y cuentos de Kafka. Es decir, se trata de un tono donde lo monstruoso es una metamorfosis más de lo humano y por ende se expresa a través de lo más inexpresable, el tema del amor homosexual. En el caso de esta obra de Copi las transformaciones que afectan a Irina y Mme. Garbo están, al menos, en tres niveles claros que van de ser deportados en Rusia a su intento de huir a China; de las razones de sus cambios de sexo (transexualidad) a su intento de realización como pareja que, finalmente es saboteado primero por el aborto del hijo de ambas y después por una serie de “accidentes” que mutilan a Irina e impiden que los tres niveles se realicen.

Todo esto hace que señalemos, nuevamente, que el reto al que fue llevada Irina y su intérprete es de aplaudirse, porque a pesar de la mala dirección e interlocución entre sus demás compañeros, ella sola logra conmover y llevar al aplauso de un texto que, vale la pena señalarlo, implica riesgos y rigor si es que se quiere lograr con él algo que mueva a nuestra sociedad –sobre todo en una ciudad como Puebla- a la reflexión y acercamiento de temáticas que como las de las obras de Copi, mueven a establecer más preguntas que respuestas en torno de lo humano y monstruoso del amor en sociedades como la nuestra. Aplaudo pues a esta excelente actriz y espero logre resistir en el tiempo a los envites de una profesión que exige de los artistas, y sobre todo del teatro, un trabajo en equipo que sea capaz de trascender y transformar al menos a uno de sus espectadores.
 
*Rodolfo Pineda Bernal ( ) es director de escena y dramaturgo, egresado de la Licenciatura en Teatro por la Universidad de las Américas Puebla y Maestro en Lengua y Literatura Hispanoamericana. A partir del 2006 se convierte en Fundador, Representante Legal y Director Artístico de Teatro Aira
 
Más de la obra de Rodolfo Pineda Bernal:
 
  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 738 invitados y ningún miembro en línea