El 22 de agosto de 1873 se creó el primer cuerpo de bomberos en Veracruz, México
Minuto a Minuto

 

 

 

22 de agosto de 2021

 

Para ser bombero se necesita algo más que estudiar unos cuantos libros y aprender ciertos conocimientos técnicos;
debes tener el corazón de un león y la valentía de un guerrero.
Anónimo

El 22 de agosto de cada año se celebra en nuestro país el Día Nacional del Bombero, fecha en la que se creó el primer cuerpo de bomberos en el puerto de Veracruz en 1873. En 1922 se expidió el Reglamento del Cuerpo de Bomberos del Distrito Federal y en 1951 se le otorga el carácter de “Heroico Cuerpo de Bomberos” por decreto presidencial.

Los bomberos realizan una labor heroica para ayudar a la sociedad, poniendo en riesgo su propia vida para servir a México. Su función principal es prevenir, controlar y combatir todo tipo de incendios; pero también brindan su apoyo en situaciones que involucran materiales peligrosos o en desastres naturales, accidentes vehiculares, rescates de personas y animales.

El origen de los bomberos se remonta a la antigua Roma en donde en el año 22 a.C., Cesar Augusto crea el primer equipo de bomberos de la historia, formado por esclavos que se llamaban vigiles, proveniente de las palabras “vigili del fuoco” o “vigilantes del fuego”.

Se sabe que con anterioridad Marco Licinio Craso organizó un servicio de bomberos, esto cuando aún formaba parte del triunvirato con César y Pompeyo. Craso enviaba a sus hombres a apagar el fuego, pero la condición era que el propietario de la vivienda se la cediese a un precio muy escaso. De esta manera, apagaba el fuego y se quedaba con el edificio. No se puede descartar que incluso provocase algunos incendios. Cuando César se hizo amo y señor único del Imperio, regularizó los bomberos, pero con la caída de Roma, se extinguieron.

El primer incendio importante de la historia fue probablemente el que arrasó el templo de Artemisa en Éfeso, destruido el 21 de julio de 356 a.C. El fuego fue provocado por Eróstrato, que quería la fama a toda costa. Los efesianos dijeron que su nombre nunca sería recordado, pero Estrabón cometió la indiscreción de anotarlo. La misma noche del incendio nació Alejandro Magno en Macedonia.

Durante la Edad Media la gente se organizaba con sus vecinos y familiares, para apagar los incendios, formando cadenas humanas. Durante muchos años, poca cosa cambió. Lo único destacable es un edicto del rey Luis de Francia ordenando en 1254, que los vecinos creen sus propios cuerpos de vigilancia para sofocar los incendios.

Según los historiadores, se cree que los primeros bomberos se organizaron en el Antiguo Imperio Romano ya que, en el año 2004, se encontraron en el valle del Rin los restos de una bomba de agua usada por los romanos para apagar fuegos, con una antigüedad de 1650 años. Se considera el testimonio más antiguo de la historia de los bomberos.

A partir del siglo XVI, diversos inventos, máquinas y aparatos, contribuyeron a mejorar la eficiencia y la seguridad de los bomberos. Esto hizo que este cuerpo pudiera evolucionar, se aprecia que, en 1518, el alemán Anthony Blatner construye el primer carro de bomberos en Augsburgo. Con una bomba y tirado por caballos, tenían que acercarse peligrosamente al fuego, hasta que, en 1672, el holandés Jan van der Heijden inventa la primera manguera flexible.

En España, se tiene constancia de la existencia de bomberos desde el siglo XV, cuando en Valladolid se ordena a unos treinta moriscos que se ocupen de apagar los fuegos existentes. Juana la Loca, en 1515, crea el primer Cuerpo de Bomberos de España, pero hasta el gran incendio de Valladolid del año 1561 no se organiza una vigilancia permanente.

Los grandes incendios de Londres, sobre todo el de 1666, animaron a la creación de cuerpos de bomberos. El londinense Richard Newsham patenta en 1721 la primera bomba contra incendios accionada por dos hombres, uno a cada lado, subiendo y bajando una palanca. Podía elevar doce litros por segundo de agua a 40 metros de altura.

Los bomberos organizados, en Francia, se inicia en 1716 con la creación de la primera Compañía de bomberos, a cargo de Francois du Mouriez du Périer, que porta doce bombas. El gobierno francés, en 1733, decide que los bomberos no cobrarán a las víctimas de los incendios, y en 1750, se incorporan los uniformes.

En América, sobre todo en los Estados Unidos, se crea en 1736 en Filadelfia la primera compañía de bomberos voluntarios, que no se convertirán en profesionales hasta 1850.

En México los bomberos, también llamados “matafuegos o “tragahumos”, arriesgan su vida para atender incidentes con materiales peligrosos, manejo y control de derrames y químicos, rescates en montaña, así como de los efectos de desastres naturales. Aún escasos de equipo de trabajo, los bomberos hacen su trabajo con arrojo y osadía, pues saben que la vida de otras personas depende de ellos. Esa heroicidad se refleja en su entrega generosa y en los valores de la institución de los Bomberos de las ciudades de México.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 96.6 por ciento de la población de 18 años y más de edad le da una calificación aprobatoria al desempeño de los bomberos en el país.

Felicidades hoy en su día a esos héroes anónimos: los bomberos.

 

Jorge A. Rodriguez y Morgado (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) ingeniero y comunicador. Conduce el programa conoSERbien en sabersinfin.com
next
prev

Hay 659 invitados y ningún miembro en línea