En esto consiste la Magia del Solsticio de Verano (Artículo y video)
Minuto a Minuto

 

 

 

20 de junio de 2021

ConoSER Bien

 

El día de hoy, 20 de junio, será el día más largo del año y también la noche más corta, pero a las 9:32 p.m., en México y otros países del hemisferio norte se experimentará el solsticio de verano, evento astronómico que marca el fin de la primavera y el inicio del verano.

El 20 de junio de 2019 la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 73/300, teniendo presente que “los solsticios y equinoccios son acontecimientos de particular importancia para los pueblos indígenas, como símbolos de la fertilidad de la tierra, los sistemas de producción agrícola y alimentaria, el patrimonio cultural y sus tradiciones milenarias, y ayudan considerablemente a fortalecer los vínculos entre los pueblos indígenas a partir del respeto mutuo, la complementariedad, la reciprocidad y la cooperación”, reconoce el 21 de junio como Día Internacional de la Celebración del Solsticio en sus diferentes manifestaciones.

La palabra solsticio viene de "Sol" y "sistere" (quedarse quieto) ya que el movimiento estacional de la trayectoria diaria del Sol (como se ve desde la Tierra) parece "quedarse quieto" en un límite norte o sur antes de invertir la dirección. Hay dos solsticios que ocurren anualmente: uno alrededor del 21 de junio (comúnmente conocido como "Solsticio de verano" por ser el primer día de verano y el día más largo del año) y el 21 de diciembre (comúnmente conocido como "Solsticio de invierno" por ser el primer día de invierno y el día más corto del año).

Los solsticios están conectados con las estaciones, las cosechas y el sustento. Por lo tanto, muchas culturas celebran diversas combinaciones de los solsticios, los equinoccios y los puntos medios entre ellos, lo que lleva a que surjan varios días festivos en torno a estos eventos.

Dentro del cambio de estaciones el solsticio de verano marca el momento en que la naturaleza está en plena eclosión en estas zonas del planeta; es cuando la noche es más corta y cuando el astro rey parece no variar su situación en su paso por la línea del horizonte. Lógicamente, este fenómeno que se reproduce anualmente también tuvo clara influencia en las creencias humanas. Ésta es una de las causas que hace que consideremos el solsticio de verano como mágico y que esté presente de forma inconsciente en la conciencia humana desde la más remota antigüedad.

Hace más de doce mil años las personas vivían de la caza y la recolección, forma de vida que hacía muy necesario el conocimiento de las plantas y animales que se depredaban para alimentarse y el de los ciclos estacionales, que marcaban su subsistencia y también la humana. La bóveda celeste era un referente para conocer la situación sobre el terreno y el paso de las diferentes estaciones. La lectura por chamanes de estos fenómenos permitía diseñar las actuaciones en los días venideros para conseguir alimento, seguir rebaños de animales y para cazar o recolectar los frutos maduros.

El paso a la economía productora, al cultivo de plantas y la cría de ganado trajo consigo otra visión del Mundo y del Universo que, sin embargo, no deja de estar muy unida a él. Los ciclos agrícolas refuerzan el interés por el solsticio de verano —la época del año en que fructifican las cosechas—; los símbolos solares y la fecundidad aparecen para permanecer hasta nuestros días mezclándose unos con otros como lo hacen la propia idea de fecundidad y el astro rey que la propicia.

La relación con el Universo que se tenía en el pasado y que implicaba un conocimiento exhaustivo de los astros y la evolución de los ciclos estacionales se ha perdido actualmente en un mundo que no depende directamente del medio natural y sus ciclos. Deberíamos disfrutar de la eclosión de este momento como se ha hecho desde siempre, y hacerlo comprendiendo lo delicado del equilibrio natural.

Deberíamos darnos cuenta cómo la primavera y la llegada del verano inciden en nuestra forma de sentir el ambiente, como lo hicieron en el pasado y como lo hacen otros seres vivos, pues todo esto debe tener sin duda algo de mágico.

Es gracias a este tipo de celebraciones, amable lector, que se fortalecen los lazos entre los pueblos sobre la base del respeto mutuo y los ideales de paz y buena vecindad teniendo en cuenta el respeto a los ciclos de la naturaleza.

Feliz solsticio de verano.


Twitter @jarymorgado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
conoSERbien; www.sabersinfin.com
next
prev

Hay 580 invitados y ningún miembro en línea