Historia y origen del Día Internacional del Músico
Minuto a Minuto

 

 


 

22 de noviembre de 2020

 

ConoSER Bien

 

La música como alimento del alma  

La música es el alimento que nutre al alma; eriza la piel, provoca alegría, llanto, nostalgia, euforia. Las notas de una canción hacen que todos los sentidos se activen.
Anónimo

El 22 de noviembre de cada año se celebra el Día Internacional del Músico. Este día fue establecido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en honor a Santa Cecilia de Roma, a quien el Papa Gregorio XIII la declaró Patrona de los Músicos, en 1594.


El objetivo fundamental es festejar a todos aquellos que de alguna u otra forma se relacionan y conocen sobre música. La fecha de la celebración de este día es para conmemora la muerte de Santa Cecilia personaje legendario, mártir del cristianismo y patrona de los músicos.

Esta celebración se inició un 22 de noviembre de 1570 con un festejo realizado en la localidad francesa de Evreux (Normandía), con un torneo de compositores. Desde 1695 se comenzó a celebrar en Edimburgo (Escocia) con cierta regularidad el Día del Músico. Posteriormente, también lo hicieron Alemania, España y Francia. En América Latina esta tradición de realizar una fiesta empezó en Río de Janeiro (Brasil) entre 1919 y 1920, y se extendió al resto de América.

La palabra música procede de la expresión latina ars musica, que es una copia del griego mousiké téchne: arte música o, lo que es lo mismo, arte de las musas. En la antigüedad, música podía ser cualquier actividad humana que se desarrollara bajo la atenta mirada de esas amables señoras. Esto abarcaba prácticamente todas las artes y las ciencias. No obstante, la expresión se aplicaba sobre todo a la poesía cantada: la palabra que iba acompañada de una melodía.

Las musas son divinidades femeninas que presiden las artes y las ciencias, e inspiran a los filósofos y a los poetas. Las musas que alentaban todas las artes en Grecia eran nueve y fue con Hesíodo cuando se les otorgaron nombres. La leyenda cuenta que las nueve nacieron en nueve noches consecutivas de amor entre Zeus y Mnemósine. Por lo que, estas musas son las nietas de dioses como Urano y Gea. Las nueve musas presentes en las artes son: 1. Calíope: Musa de la elocuencia y de la poesía épica. 2. Clío: Es la musa de la historia. 3. Erató: Es la musa de la poesía lírica-amorosa. 4. Euterpe: Es la musa de la música. 5. Melpómene: Musa de la tragedia. 6. Polimnia: Es la musa de la retórica. 7. Talía: La musa de la comedia. 8. Terpsícore: La musa de la danza y 9. Urania: La musa de la astronomía y de la astrología.

Santa Cecilia (200-230 d. C.) es una de las mártires más venerada por los cristianos y es representada en los cuadros de pintores del siglo XV tocando un instrumento musical o cantando. La leyenda cuenta que esta Santa, que venía de una familia noble de Roma, solía hacer penitencias y consagró su virginidad a Dios. Sin embargo, su padre la obligó a casarse con un joven llamado Valeriano.

Dice la tradición que cuando los recién casados se encontraban en la habitación, Santa Cecilia le dijo a Valeriano: “Tengo que comunicarte un secreto. Has de saber que un ángel del señor vela por mí. Si me tocas como si fuera yo tu esposa, el ángel se enfurecerá y tú sufrirás las consecuencias; en cambio sí me respetas, el ángel te amará como me ama a mí”.

El esposo le pidió que le mostrara al ángel y que haría lo que ella le pidiera, Por lo que, Cecilia le dijo que, si él creía en Dios y recibía el bautismo, entonces vería al ángel. Valeriano fue a buscar al Obispo Urbano, quien lo instruyó en la fe y lo bautizó.

La tradición señala que cuando el esposo regresó a ver a su amada, vio a un ángel de pie junto a Cecilia y el ser celestial puso una guirnalda de rosas y lirios sobre la cabeza de ambos. Después, el Papa Urbano la visitó en su casa y bautizó a 400 personas.

Se dice que el día de su matrimonio, mientras los músicos tocaban, ella cantaba a Dios en su corazón. Es importante recordar que ella no deseaba casarse.
En Roma los cristianos fueron condenados a morir de formas aberrantes. En el caso de Cecilia, primero fue condenada a morir ahogada en el baño de su propia casa, tratando de ahogarla con el vapor sin conseguirlo. Como sobrevivió, la pusieron en un recipiente con agua hirviendo, pero también permaneció ilesa en el ardiente cuarto. Por eso el prefecto decidió que la decapitaran allí mismo. Llamaron a un verdugo para que le cortara la cabeza: la historia dice que éste dejó caer tres veces su hacha sobre ella sin conseguirlo, con lo que huyó despavorido abandonando a la joven ensangrentada pero viva. Aunque quedó maltrecha y murió finalmente tres días después.

El Papa Gregorio XIII nombró a Santa Cecilia patrona de los músicos porque había demostrado una atracción irresistible hacia los acordes melodiosos de los instrumentos. Su espíritu sensible y apasionado por este arte convirtió así su nombre en símbolo de la música.

Feliz día a todos los músicos.

 

Twitter @jarymorgado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
conoSERbien; www.sabersinfin.com
next
prev

Hay 426 invitados y ningún miembro en línea