¡Hasta siempre, comandante!
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

15 de mayo de 2017

"Si usted es capaz de temblar de indignación cada vez que se comete una injusticia en el mundo, somos compañeros."

Ernesto “Che” Guevara

Aunque la fecha de nacimiento es polémica, ya que algunas de las biografías sostienen que nació el 14 de junio, pero según otras fuentes indican que habría nacido el 14 de mayo, el día de hoy se cumplen 89 años del nacimiento de uno de los revolucionarios más admirados: el comandante Ernesto Guevara, apodado el Che por su origen argentino. El Che Guevara se convirtió en el máximo mito revolucionario del siglo XX. Fue un icono de la juventud francesa de Mayo del 68 y su imagen ha quedado plasmada como uno de los símbolos de apoyo a los más necesitados.

El Che fue el mayor de los cinco hijos de Ernesto Guevara y Celia de la Serna. Nació en 1928 en Rosario, Argentina, y a los dos años le diagnosticaron una afección asmática que hace que su familia se traslade a la provincia de Córdoba. Los ideales de apoyo y solidaridad surgen desde su infancia ya que su padre crea un comité de ayuda a los republicanos españoles, después del comienzo de la Guerra Civil Española, lo que le hace tomar contacto con la realidad política y social del mundo. En 1947 fue declarado no apto para realizar el servicio militar e ingresa a la Facultad de Medicina, en Buenos Aires. Es en este mismo año cuando recorre la Argentina en una bicicleta a la que añadió un pequeño motor.

El primer contacto directo con las condiciones extremas en la que sobrevivían los países sudamericanos fue en el año de 1951 ya que junto a su amigo, el médico Alberto Granado, realiza un viaje en motocicleta recorriendo el sur argentino y siguiendo hacia Chile, Bolivia, Perú, Colombia y Venezuela, de aquí viaja en avión a Miami, donde permanece un mes, regresando a Buenos Aires. Tras su retorno, termina la carrera de medicina y se gradúa en 1953 con una tesis sobre las alergias. 

Posteriormente viaja a Venezuela, pasa por Bolivia, llega a Perú y a Ecuador, donde se entera de la noticia de la revolución guatemalteca. Luego de pasar por Nicaragua, viaja a Costa Rica donde conoce a los líderes del Movimiento 26 de Julio, compuesto por sobrevivientes del asalto al Moncada, y exiliados de Cuba. Es en Guatemala donde empieza a sentirse atraído por la situación social cubana. 

Posteriormente viaja a México y es aquí donde conoce a Raúl Castro y empieza a participar de las reuniones del “Movimiento 26 de Julio”. En 1955 llega Fidel Castro a México, liberado de la prisión de la Isla de Pinos, quien designa al Che como médico de la expedición que se propone formar, con el objetivo de regresar a la lucha revolucionaria en Cuba. Después de un viaje de cinco días en el yate Granma, se produce el desembarco de los ochenta y dos combatientes a la isla (2 diciembre de 1956), sufriendo el grupo una derrota y Guevara recibe dos heridas de bala sin consecuencias. 

El Che tiene contacto con los más importantes dirigentes de la época: en la República Árabe Unida, se entrevista con Nasser, quien lo proclama “gran libertador de los oprimidos”, en la India se reúne con Nehru y en Belgrado con Tito. En 1960, participa de las negociaciones con los soviéticos para el establecimiento de convenios comerciales entre rusos y cubanos. En octubre de este año, parte a Europa en una misión económica, para dirigirse luego a China, donde se entrevista con Mao Tsé Tung y firma con Nikita Kruschev el tratado de amistad cubano-soviético. En junio de 1963, llega a Argelia y en 1964 viaja nuevamente a Argel, donde se entrevista con Ben Bella, primer presidente de la República Argelina Democrática y Popular. En el año 1965, el Che realiza numerosos viajes a África, en especial al Congo, a Guinea y Angola

En agosto de 1966 entra en Bolivia, allí comienza la acción sin el apoyo del Partido Comunista Boliviano. El 8 de octubre de 1967, tras ser herido en una pierna cae prisionero y posteriormente es asesinado. Se exhibe su cuerpo a los periodistas y curiosos en un lavadero, antes de enterrarlo en un lugar que no fue descubierto hasta 1997; se le cortan las manos para que no pueda ser posteriormente identificado mediante las huellas dactilares. La muerte no fue suficiente para acabar con el respeto y admiración por el líder revolucionario y su papel en la historia.

Pero aún después de su muerte, estimado lector, el Che y sus ideas siguen vivos en los movimientos que reclaman un cambio en las estructuras de poder.

Jorge Rodriguez y Morgado 2  Jorge Rodríguez y Morgado (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es catedrático universitario, 

Twitter @jarymorgado

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

conoSERbien; sabersinfin.com

IMAGEN: telecubanacan.files.wordpress.com

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1456 invitados y ningún miembro en línea