El hermoso asno. Sinopsis
Minuto a Minuto

16 de marzo de 2014

- Un mundo sin libros es como un cuerpo sin alma -


Hola que tal, en esta semana nos adentraremos una vez más a la mente de uno de los escritores escoceses más famoso del mundo por haber creado el personaje de Peter Pan, James Matthew Barrie, (9 de mayo de 1860 19 de junio de 1937) en esta ocasión con su obra “El hermano asno”.

El autor contrapone dos figuras de religiosos, ambos de la Orden de San Francisco, en los que lleva al extremo sus actitudes psicológicas.

Uno de los franciscanos, fray Lázaro, es, en realidad, soberbio, incapaz de prescindir del todo de sus tendencias mundanas, aunque lucha por conseguirlo.

Hombre dado al análisis y a la visión crítica de las cosas, tampoco logra dominar sus pasiones íntimas. Fray Lázaro no se engaña con su franciscanismo, a pesar de ello siente la fe religiosa y las ideas de su santo patrón. El inconveniente es su trato con una bella mujer, María Mercedes, hermana de su antigua novia, complica la vida de fray Lázaro, que se siente enamorado de la joven.

El autor de El hermano asno marca con este personaje, desde luego bastante convencional, la mayor distancia posible entre los votos religiosos y el temperamento, sin menoscabo de una fe profunda.

El polo opuesto a este fraile es fray Rufino, mentalidad simple, totalmente insensible a los atractivos de la sensualidad y a las vanidades del mundo. Es por naturaleza humilde, manso, sumiso sin dificultad al cumplimiento de sus votos.

Su vida conventual sería dichosa si no le atormentase precisamente esto: el escrúpulo de su conformismo. Fray Rufino, que se califica a sí mismo de "hermano asno", desea ardientemente compenetrarse con el espíritu del "poverello de Asís" (Los pobres San Francisco), pero a esto se opone, con mengua y peligro de su ansia de sacrificio, el prestigio de pureza y de ejemplaridad que le rodea. Es necesario, pues, destruir en él este germen de vanidad.

El buen fraile cree poder contrarrestar el peligro, haciéndose pasar por pecador. Para ello, simula la violación de María Mercedes, originándose el escándalo que busca, pero con resultado contraproducente, pues no solo la piedad de la ofendida le lleva a no revelar quién es el autor del atentado, sino que, a pesar de las manifestaciones de fray Rufino acusándose, todos ven en esta actitud una prueba más de su abnegación para salvar a Lázaro, cuya equívoca fama le señala como el verdadero delincuente.

El "hermano asno" llega a ser tenido por un santo, prototipo del espíritu franciscano. Y con esta aureola, que no puede evitar, llega hasta la muerte el ingenuo fray Rufino. El hermano asno es trazado por los matices irónicos que posee, altos valores y acierto descriptivo.
 
Elda Ruiz 4Elda Ruíz Flores es periodista y fotógrafa mexicana. Conduce Inteligencia Sexual que se transmite en Sabersinfin.com