FRAGMENTACIÓN O TRANSVERSALIDAD
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

 


FRAGMENTACIÓN O TRANSVERSALIDAD

Por: Rosario Contreras Rojas*

En nuestra vida cotidiana tenemos un sin fin de aprendizajes que se van gestando en todo lugar, por ende es necesario tener en cuenta que cada uno de nosotros somos capaces de relacionar nuestras experiencias previas con la información nueva que vamos aprehendiendo en nuestra vida cotidiana.

Entonces si nuestra vida esta llena de un amplio saber que no se encuentra dividido ¿Por qué se enseña en las escuelas de manera fragmentada y sobre todo a través del tradicionalismo?

 

 

Para ello podemos remontarnos a la historia en donde se originó el modelo tradicionalista a partir de la escolástica, siendo una filosofía propia de la iglesia católica que imperó desde los siglos IX hasta el siglo XV, su fin primordial de la educación estuvo dirigido a la recuperación del pensamiento clásico como resultado del renacimiento.

El modelo tradicional influyó notablemente en los procesos de enseñanza y en los sistemas educativos al promover el papel del maestro (como un ser que poseía todos los conocimientos), el aprendizaje era verbalista, otorgando de esta manera los siguientes papeles:

ü Para el alumno la pasividad y receptividad ( los niños no tenían conocimientos previos)

ü y el del docente activo.

Interpretando a los contenidos de la enseñanza como un conjunto de conocimientos y valores sociales acumulados por las generaciones adultas, que se transmiten a los alumnos como verdades acabadas; generalmente, estos contenidos están disociados de la experiencia de los alumnos y de las realidades sociales.

Así siguieron surgiendo nuevas ideologías con respecto a la educación hasta llegar al constructivismo que se enseña en las escuelas normales a los futuros docentes, en donde cambian los papeles de los agentes educativos, ahora se le otorga el papel de facilitador al docente y el papel activo se le otorga al alumno, para que el estudiante construya activamente nuevas ideas o conceptos basados en conocimientos presentes y pasados, partiendo de una visión de autonomía y aprendizajes significativos, es decir aprendizajes para la vida.

 

Ahora la pregunta es ¿Por qué si cada vez van surgiendo nuevas ideologías que fomentan un aprendizaje autónomo y permanente, aun la escuela primaria se encuentra bajo la visión del modelo tradicionalista, si ya tenemos nuevas opciones para generar aprendizajes significativos?

 

Hay múltiples respuestas a esa pregunta, una es que los docentes al integrarse a algún centro educativo deben integrarse al trabajo que llevan sus compañeros maestros, los cuales en la mayoría de veces practican el modelo tradicionalista, o hay ocasiones que las autoridades como los directivos no están preparados para pensar que a través de la constante actividad y trabajos lúdicos que se practican en el aula, para fomentar los intereses de los niños bajo un enfoque constructivista, muchas veces consideran que no llevará a los niños al aprendizaje.

 

Frecuentemente, debido a la gran carga de trabajo y a las comisiones, los profesores no se actualizan, a esto hay que agregar los salarios bajos del magisterio (por tal situación tienen que trabajar dos turnos o inclusive tres, para solventar sus necesidades, es por ello que muchas veces ya no se prepara material concreto para el aprendizaje).

 

Pero no debemos manejar un enfoque maniqueísta, cabe señalar que hay muchos docentes que a pesar de no tener el apoyo de las autoridades inmediatas y trabajando bajo el currículo oculto, logran trabajar en conjunto con los padres de familia modelos como el enfoque transversal, en el cual se pretende eliminar la fragmentación que se tienen en las escuelas bajo una visión integradora, permitiendo que el currículo esté más apegado a su vida cotidiana.

 

La transversalidad surge cuando se pretende facilitar los aprendizajes, teniendo en cuenta la adecuación evolutiva de los contenidos curriculares, su significatividad, sus posibles vías de transferencia; y el conectar el currículo con la vida, atendiendo así a las actuales preocupaciones sociales.

 

Los temas transversales de la educación en valores deberán insertarse en un marco de aprendizajes de resolución de problemas, que conduzcan al desarrollo de las competencias éticas. Así como a trabajar los valores partiendo del ejemplo, haciéndolos partícipes, en lugar de sólo conocerlo como concepto.

 

La transversalidad, debe ser una herramienta para evitar situaciones de ambigüedad, incoherencia o incompatibilidad de significaciones sociales y valores, donde se refleje el divorcio entre los principios de educación.

 

Las ventajas de la transverdalidad son:

 La reducción de la violencia y el aumento significativo de los procedimientos de resolución de conflictos basados en el diálogo.

 El afianzamiento de actitudes de tolerancia y no discriminación.

 La predisposición hacia la cooperación y las muestras de solidaridad.

 Las manifestaciones de compromiso e interés por los asuntos comunitarios.

 La defensa activa y generalizada de la justicia y el bien común.

 El aprendizaje significativo, partiendo de integrar de los contenidos.

 

Con lo anterior podemos mencionar que en nuestra vida actual debemos promover aprendizajes integradores que despierten el auténtico sentido que tiene la escuela.

Bibliografía

Notas 

MORENO, Montserrat. “Los temas transversales: un enseñanza mirando hacia delante”. En: Varios Autores. Los temas transversales. Buenos Aires, Santillana, 1995.

* Rosario Contreras Rojas (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. ) es Maestra en Formación Permanente, egresada del Centro Internacional de Prospectiva y Altos Estudios (CIPAE) 

next
prev

Hay 2195 invitados y ningún miembro en línea