Marcados por los estereotipos (Artículo)
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

13 de julio del 2019

Vivimos en un mundo con infinidad de tecnologías que nos brindan mayor acceso a la información, pero donde la humanidad no ha sido capaz de superar diferentes estereotipos que existen entre sus propias sociedades.
Originalmente, un estereotipo era la impresión tomada de un molde de plomo que se utilizaba en imprenta en sustitución del tipo original. De allí que este concepto sea la marca que unas personas imponen a otras, por convencionalismos, como la conducta, el género o la cultura.
El estereotipo sería principalmente resultado de un aprendizaje social que se alimenta de prejuicios, porque a nuestra mente le encanta etiquetar cosas que nos parecen similares, pero que son bastante distintas si se las mira de cerca, y en este sentido, son un conjunto de ideas, actitudes y creencias preestablecidas que son aplicadas de manera general e indiferenciada, a determinados individuos, catalogándolos dentro de ciertas clases sociales, ya sea debido a su nacionalidad, etnia, edad, sexo, orientación sexual o procedencia.
Los humanos somos indiferentes para muchas cosas, pero no para elaborar juicios a priori acerca de todo y de todos, por eso el estereotipo es una percepción exagerada y con pocos detalles que se tiene sobre una persona o grupo de personas que comparten ciertas características, cualidades y habilidades, y que buscan justificar o racionalizar una cierta conducta en relación a determinada categoría social.
Estos los podemos clasificar en: sociales (los ricos son ladrones, los pobres sucios,), religiosos (cristianos abusivos, musulmanes terroristas), étnicos (negros vagos, judíos avaros), sexuales y de género (hombres agresivos y valientes, mujeres sumisas y dependientes), territoriales (los yucatecos son tontos, los regiomontanos agarrados).
Los estereotipos al tener cierta conexión con las condiciones sociales, se mantienen con fuerza a través de la educación informal, y esto a su vez lleva a los juicios, que se desencadenan en discriminaciones.
Las personas de diferentes lugares del planeta, no son por naturaleza peores o mejores, son simplemente diferentes, y su comunicación no está obstaculizada por las diferencias culturales, está imposibilitada por los estereotipos. Al estereotipar, se busca justificar o explicar determinada conducta. Esto desde un punto de vista, es facilitador, rápido y hasta da la ilusión de estar hablando de lo mismo. Se aceptan esas etiquetas puestas hace tiempo, esas “verdades cansadas” como dice el crítico y teórico de la literatura y de la cultura George Steiner, ya no se indaga, no se busca, no se espera asombrarse o descubrir algo nuevo.
Hay que desaprender todo lo que hemos aprendido cuando intentemos conocer a alguien. Sorprendámonos antes de pensar que ya lo sabemos todo, e instruyámonos a ver menos con los ojos y más con nuestros corazones para conocer verdaderamente a las personas que tenemos cerca.

Daniel León Islas
(Dany Dharma)
Es escritor, conferencista, coach de vida e instructor meditación

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 466 invitados y ningún miembro en línea