El desempleo en números
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

25 de junio de 2013

"Lo que este país necesita son más políticos desempleados"
Winston Churchill

El Banco Mundial define el desempleo como: “La proporción de la población activa que no tiene trabajo pero que lo busca y está disponible para realizarlo”. El “descubrimiento” del desempleo tuvo lugar a finales del siglo XIX y la conciencia de este problema aumentó considerablemente después de la primera guerra mundial. Esta contienda había eliminado el desempleo, pero a principios de los años veinte el mundo occidental experimentó una recesión tras otra, lo que culminó en la Gran Depresión. Tras la segunda guerra mundial, muchos países tuvieron un nuevo auge económico y el desempleo disminuyó, por lo que el origen del problema actual del desempleo se remonta a la década de los años sesenta.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la cual agrupa a 34 países, los cuales elaboran dos tercios de los productos y servicios del planeta, ha reportado que México es el cuarto país con menor tasa de desempleo, la cual subió de 4.9% en marzo a 5.2% en abril, estando este nivel por debajo del 8.0% promedio en la OCDE.

El reporte señala “que la tasa de desempleo entre los jóvenes mexicanos (de 15 a 24 años) se mantuvo estable en 9.7% en abril, pero aumentó entre los adultos (de 25 años y más), de 3.8% en marzo a 4.1% en abril pasado”. Refiere que “la tasa de desempleo en las mujeres bajó de 5.1% en marzo a 5.0% en abril, en tanto que la de hombres se incrementó de 4.8 a 5.3%, en ese mismo orden”. Precisa que, “en general, había 48.5 millones de personas desempleadas en el área de la OCDE en abril de 2013”.

El informe apunta que al interior de la OCDE, los países con las tasas de desempleo más altas en abril fueron España 26.8%, Portugal 17.8%, República Eslovaca 14.5%, Irlanda 13.5%, Italia 12.0%, Francia 11.0% y Polonia 10.8 por ciento. Por otro lado, las tasas de desempleo más bajas en el cuarto mes del año se registraron en Corea 3.1%, Japón 4.1%, Austria 4.9%, México 5.2%, Alemania 5.4%, Australia 5.5%, e Islandia y Luxemburgo 5.6%.

Un reporte del INEGI agregó que durante abril de 2013, se colocó en el desempleo a más de 2.5 millones de mexicanos, así mismo, la población subocupada alcanzó 3.9 millones de personas en el mismo periodo. De acuerdo con el reporte del instituto, en abril, la población ocupada alcanzó 94.96% de la Población Económicamente Activa, la cual se ubicó en 50.2 millones de personas, que significan 58.1% de la población de 14 años y más.

El INEGI reportó que los mexicanos sin empleo fueron los que tienen mayor instrucción, pues el 73.5% de los desocupados cuentan con una formación académica superior al nivel secundaria. Asimismo, la dependencia estableció que el trabajo informal se convirtió en un refugio para los mexicanos sin empleo, situando el número de mexicanos en el sector informal en alrededor de 28.5 millones de personas.

El problema del desempleo, aunque no ha alcanzado en México los niveles de otros países (por ejemplo en España, en el cual el desempleo se ha convertido en la mayor preocupación de la sociedad superando al terrorismo y ha generado grandes movilizaciones y protestas permanentes, así como un mayor número de suicidios debido a dificultades económicas), requiere de una atención especial por parte de todos los sectores productivos y de los diferentes niveles de gobierno, con el objetivo fundamental de implementar una nueva socio-economía que cree empleos productivos, dé oportunidades al sector informal, invertir en salud y educación, ampliar y potenciar las posibilidades de producción de los pobres, privilegiar a los niños y las mujeres, para poder crear condiciones que se opongan al debilitamiento del tejido social y la destrucción de familias.

Para esto, nunca el Estado puede aislarse o desconocer estas contingencias sociales, por lo que deberá, además de administrar lo más eficaz y eficientemente el producto de la recaudación de los impuestos, ayudar a los organismos de la sociedad civil a cumplir su propia misión. Sólo influyendo sobre vivienda, transporte y seguridad social, permitirá que los trabajadores puedan vivir con más calidad de vida, lo que hará realidad el cumplir lo indicado en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018: “Un paso relevante para detonar la productividad laboral es la instalación y operación del Comité Nacional de Productividad, resultado de la Reforma Laboral, que convoca a los patrones, sindicatos, trabajadores e instituciones académicas a trabajar en conjunto.”

¿O usted qué opina, estimado lector?

Jorge Rodriguez y Morgado 2Jorge Rodríguez y Morgado (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es catedrático universitario, conduce: ConoSERbien en Sabersinfin.com

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 768 invitados y ningún miembro en línea