LA PRÓDIGA - PEDRO ANTONIO DE ALARCÓN - Sinopsis
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

elda ruiz flores.jpg- UN MUNDO SIN LIBROS ES COMO UN CUERPO SIN ALMA -

LA PRÓDIGA

AUTOR: PEDRO ANTONIO DE ALARCÓN (1833-1891)

SINOPSIS POR ELDA RUíZ

El joven ingeniero Guillermo de Loja, en viaje de propaganda electoral con dos compañeros, visita el Cortijo del Abencerraje, en el que vivía retirada la bellísima marquesa Julia, conocida por la Pródiga, de cuya azarosa y nada edificante vida anterior a su retiro, y en la que derrochó una gran fortuna, se susurraban verdaderas enormidades. Guillermo se enamora de un modo fulminante de la bella Julia, que le llevaba diez años, y alentado por las noticias que de ella le dieron, no duda en declararla su pasión. Pero la Pródiga lo rechaza con firmeza, aunque con frase amable, al vehemente adorador, y éste continúa su viaje.

Elegido diputado, Guillermo se traslada a Madrid, donde interviene en la política con gran éxito, Recibido y agasajado en los salones, inicia un noviazgo con Pura, hija de los marqueses de Pinto, los cuales no ven con gran satisfacción al pretendiente y conciertan la boda de la muchacha con un aristócrata nada joven, pero muy rico. Guillermo, que no había olvidado a la Pródiga durante los meses transcurridos, y así se lo hizo saber en dos apasionadas cartas que no obtuvieron contestación, sufre a un mismo tiempo dos heridas en su vanidad: el anuncio de la boda de Pura y el no haber sido nombrado ministro cuando todos le señalaban para ocupar la vacante producida en el Gabinete a consecuencia de un discurso suyo. Entonces resuelve abandonar la corte y marchar al lado de Julia decidido a consagrarle su vida, proyecto que ejecuta sin anunciárselo a nadie.

La Pródiga, que conocía muy bien el corazón humano, recibe y escucha a Guillermo con verdadero temor, previendo un futuro y doloroso desengaño; pero, enamorada del joven, acaba por acceder a sus deseos, aunque señalándole la condición de que no ha de tratar nunca de ocultarle su hastío, pues no quiere pesar sobre su existencia ni un momento... Los dos amantes se entregan a su pasión olvidados de todo, y son felices algunos meses.

Pero las nubes no tardan en acumularse sobre aquellos amores, pues desde el cura del lugar y los fieles servidores de la marquesa—el capataz Antonio, su mujer Francisca y su hijo José—, hasta los chiquillos del contorno, todos dan evidentes y enojosas pruebas del escándalo con que allí se veían tan irregulares relaciones.

Y, después de varias escenas desagradables, el terrible hastío previsto y anunciado por La Pródiga empieza a apoderarse de su adorador.

La desgraciada mujer adivina lo que sucede en el corazón de Guillermo, y, fiel a su propósito de no estorbarle ni un momento, pone fin a su vida arrojándose a una acequia..., de donde saca su cuerpo el enamorado hijo del capataz, que no consiente al aborrecido señorito que se acerque al triste despojo de la que todos consideraban muerta por su culpa.

Toda la novela es un primor de observación, y la figura de la Pródiga es de las más perfectas y acabadas de la literatura en general y de Alarcón en particular.

*Elda Ruíz Flores (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es licenciada en Periodismo y Comunicación Colectiva, y  Coordinadora  de Difusión Cultural en la Universidad Pedagógica Nacional U 211 Puebla; colabora en los programas de radio: Sexo Sentido e InteligenciaSexual.com

Más artículos del Elda Ruíz Flores


Dar click AQUÍ para leer cuentos

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 277 invitados y ningún miembro en línea