LA GITANILLA. MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

foto_elda_ruiz.jpgMIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA

LA GITANILLA 

Por: Elda Ruíz Flores*

Indudablemente que el nombre de Miguel de Cervantes Saavedra pasó a la inmortalidad universal por su novela: “Don Quijote de la Mancha”, sin embargo poco se sabe acerca de la poesía, obras de teatro, entremeses, novelas y escritos de este ilustre amante de la pluma.

Cervantes Saavedra, nace en 1547 y fallece en 1616, escritor español que combatió en la guerra de Lepanto, donde por cierto pierde el brazo, de ahí su apodo de “el manco de Lepanto”.

Por ello, hoy les entrego La Gitanilla. Criada y educada por una gitana vieja que siempre la hizo pasar por nieta suya, la gentil Preciosa—la Gitanilla—es a sus quince primaveras la admiración de cuantos la oyen cantar y ven bailar. Honesta y prudente, rechaza todos los galanteos, hasta que un día en las inmediaciones de Madrid se encuentra con un caballero que, diciéndose cautivado por sus encantos, solicita hacerla su esposa. La muchacha, para probar el amor del galán antes de aceptar su ofrecimiento, le exige como condición que se agregue a la tribu con la que ella anda y que permanezca durante dos años haciendo la vida de gitano.

 

 

Conforme con semejante prueba, el joven entra en la poco honrosa compañía, que le rebautiza con el nombre de Andrés Caballero, y va recorriendo pueblos y ferias cada vez más loco por su amada.

Pero en un lugar de la jurisdicción de Murcia, a tres leguas de la ciudad, se enamora de Andrés, la hija de una mesonera y se le ofrece por esposa. Rechazada por él, la vengativa muchacha le esconde unas alhajas entre su equipaje y le acusa de ladrón, siendo preso después de haber dado muerte a un soldado que se atrevió a abofetearle.

Cuando las cosas toman tan mal cariz que Andrés se halla en peligro de ser ahorcado, se descubre que Preciosa es la hija única del corregidor de la ciudad, don Fernando de Acevedo, y de su mujer, doña Guiomar de Meneses; que fue robada a sus padres siendo niña por la gitana que la crió y educó, y que su nombre es doña Constanza. Se averigua también el nombre y verdadera condición de don Juan de Cárcamo—el supuesto Andrés Caballero—, y todo termina felizmente, indemnizando al padre del soldado muerto, confesando su vengativo ardid la hija de la mesonera y casándose don Juan con doña Constanza, la Preciosa.

   
Hoy aprendamos las siguientes palabras:

Cariz: Matiz que ofrece un asunto o negocio

Ardid: Astucia, artimaña.

*Elda Ruíz Flores (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es licenciada en Periodismo y Comunicación Colectiva, y  Coordinadora  de Difusión Cultural en la Universidad Pedagógica Nacional U 211 Puebla; colabora en los programas de radio: Sexo Sentido e InteligenciaSexual.com

Más artículos del Elda Ruíz Flores:

Dar click AQUÍ para leer cuentos

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 2059 invitados y ningún miembro en línea