Piña para la niña
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

- ANGAS O MANGAS -*

Mi hija se fue a vivir a Loma Bonita porque su suegra compró una casa para dársela a mi yerno de herencia, con la condición de que se fueran a vivir de inmediato, la arreglen y la llenen de vida, pues de niña ahí vivió mi consuegra una etapa bonita, de carencias, pero bonita.

Así que le estoy sirviendo de chofer desde ayer en la tarde, después de que me comiera la quesadilla fría que hizo mi mujer. Me gusta manejar, antes era otra cosa, las calles de tierra y las distancias se hacían muy largas. A Loma era tardado llegar pero me gustaba mucho ir de chamaco, sobre todo por tanta chamaca guapita. Tuve dos novias, una de ellas amiga de mi mujer, y fue quien nos presentó, o sea que a Loma le debo mi más de 50 años de casados.

Ya de viejo pues me pasaré unos días en Loma o sólo la mañana, no se bien, pues  mi hija quiere que le ayude con tiendita que quiere poner o un negocio de computadoras. La verdad más que ayudar lo que quiere es me salga a orear y no ande metido tantas horas en la casa oxidándome.

-    Papá, en mayo va ser la feria de la Piña ¿te acuerdas cundo nos llevabas de niñas a mis primas y hermanos?
-    Si, eran buenos tiempos pa’la fruta más rica del mundo
-    Siempre has dicho que es la más rica pero nunca te había preguntado el por qué
-    Pues por muchas razones, primero, porque comiendo piña me enamoré de tu madre
-    ¡Eso no lo sabía!, ella me ha inventado como tres historias diferentes de eso
-    Pues ya ves como es tu madre, pero luego te cuento mi versión, ahora dime por donde doy vuelta, no nos vayamos a perder.

En Loma Bonita está uno de mis amigos queridos, canta, escribe todo un estuche de monerías y ama esta tierra. Lo iré a visitar para que invité el desayuno, ya se que me va a recibir con pura pinches groserías, pero ya me acostumbre con mi mujer hace mucho a eso y se me resbala.

Dicen que hay muchas esperanzas también en estas tierras por el nuevo presidente Felipe Reyes. Yo digo que todos son iguales, son políticos, aunque hay de políticos a políticos, ya veremos dijo un ciego como nos va en Loma ahora que mi hija viva con su familia y yo ande de pata de perro unos días a la semana.

Eso sí, no me faltará mi jugo de piña cada vez que vaya, dicen que es muy bueno pa’la salud.

Por angas o mangas fue un jugo de piña lo que le invité a mi esposa cuando chamacos. Recuerdo que puso cara pero se lo tomó. Ya casados me dijo que pensó “pinche jodido, me invita un jugo de Piña como si no los hubiera probado viviendo en Loma, que me invite a comer”. De todas formas me la robé y sigue de rezongona. Y cuando le invitó un jugo sigo diciendo, “deme jugo de Piña pa’ la niña”.

* Columna sobre la cotidianidad en Tuxtepec, Oaxaca.

Más de la obra de El Sastre:

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 525 invitados y ningún miembro en línea