GRACIAS A TI, MUJER
Minuto a Minuto

 

 

specia2.jpg- INTELIBELLEZA -

 GRACIAS A TI, MUJER

Por: Isabel Specia Cabrera*

En 1910, la alemana Clara Zetkin, propuso destinar un día del año a la mujer durante el Congreso Internacional de mujeres socialistas en Copenhague, Dinamarca, pero es hasta el año de 1977, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas, declara como oficial el ocho de marzo como día internacional de la mujer.

 

Normal 0 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4  

A partir de entonces, cada año el mes de marzo se llena de eventos en los que se reconoce la lucha de la mujer por ocupar un lugar digno en el mundo, por lograr el respeto a sus decisiones y acciones, es el mes de marzo en que sectores sociales y políticos se dan a la tarea de recordar que existe la mujer y que ha transitado el mismo camino que los hombres a lo largo de la historia.

 

La mujer nuevamente ocupará un lugar en la mente de muchos, nuevamente escuchará discursos y poemas en su honor. Un día más dedicado a ella y a sus logros y trabajo. Reconocimiento que ha logrado a base de sometimientos, luchas, descréditos, e incluso dejar la vida en la batalla por lograr un espacio digno en la sociedad machista en que se encuentra.

 

Un día más en honor a la mujer, un día que debía no solo recordar que la mujer es parte importante de la vida. Este día debería servir para que las acciones discriminantes se eliminaran por completo, para establecer legalmente que la mujer tiene los mismos derechos y privilegios que el hombre.

 

El día de ayer, escuché en la radio a una locutora hacer una pregunta al aire para ser resuelta por las mujeres. Llamó mi atención el comentario y atendí la pregunta: ¿Qué harían si por un día fueran hombres?, mi respuesta fue inmediata, me buscaría una mujer. Al parecer no fui la única en pensarlo, pues al cabo de unos minutos las llamadas y mensajes a la estación de radio tornaban en el mismo sentido, había quien manifestaba el hecho de no cocinar, lavar, planchar, tener hijos, en fin todas aquellas actividades que de alguna manera se han marcado como exclusivas de la mujer. Sin embargo, mi sentir no giraba en ese sentido, mi sentir o pensar se fue más allá.

 

¿Por qué me buscaría una mujer?, porque es la pareja perfecta, es quien me entendería, apoyaría, en quien podría confiar, con quien compartiría mis ilusiones y fracasos, quien me abrazaría tiernamente y proporcionaría paz. Pensé que de ser hombre me gustaría tener una mujer a mi lado para poder protegerla, amarla y procurarla, algo así como pagar con amor lo que ella es capaz de hacer por un hombre. Y sobre todo, si fuera hombre, la abrazaría y diría:

 

 

Gracias a ti, mujer, por tu dulce mirada

Gracias a ti mujer, por tu sonrisa

Gracias a ti, mujer, por tu tenacidad

Gracias a ti, mujer, por tu lucha constante

Gracias a ti, mujer, por tu canto

Gracias a ti, mujer, por tu llanto

Gracias a ti, mujer, por tu apoyo

Gracias a ti, mujer, por tu arrullo

Gracias a ti, mujer, por tu consejo

Gracias a ti, mujer, por tu alegría

Gracias a ti, mujer, por tu trabajo

Gracias a ti, mujer, por tu vientre

Gracias a ti, mujer, por tu regaño

Gracias a ti, mujer, por tu enseñanza

Gracias a ti, mujer, por tu entusiasmo

Gracias a ti, mujer, por tu libertad

Gracias a ti, mujer, por tu actitud

Gracias a ti, mujer, por creer

Gracias a ti, mujer, por lo que eres

 

Gracias a ti, MUJER.

 

* Isabel Specia Cabrera es periodista, académica y escritora mexicana radicada en el Distrito Federal. 

 

Más de la obra de Isabel Specia Cabrera:

next
prev

Hay 2350 invitados y ningún miembro en línea