DIÁLOGOS CON FELIPE MATÍAS VELASCO. EL VIRTUOSO AMANTE DE TUXTEPEC (Sexta Parte)
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

luis fernando paredes.jpg-  COLECTIVO A FAVOR DE LA INFANCIA -
DIÁLOGOS CON FELIPE MATIAS VELASCO
EL VIRTUOSO AMANTE DE TUXTEPEC
(Sexta Parte)
Luis Fernando Paredes Porras


Te voy a cambiar el nombre
pero no cambio la historia,
te llames como te llames,
para mí, tú eres la Gloria,
¡eres secreto de amor…!

Un acto sensato y de justicia en días pasados coronó la inauguración del auditorio Flor de Piña, en el recinto ferial, pues fue Felipe Matías Velasco quien declamara el famoso poema que hace vibrar el cerro del Fortín en Oaxaca, cada vez que la delegación Tuxtepecana se presenta en la Guelaguetza. A iniciativa del C.P. Eduardo Sequeda Marcel, regidor de Desarrollo Económico y Turismo, Felipe se presenta y pone el corazón en sus palabras, como desde hace más de 15 años lo hacía en la capital del estado. Sería muy bochornoso que estando en su tierra no fuera él quien lo presentará, pues amén de cualquier justificación que pueda darse, le delegación Tuxtepecana es la única que ha sido presentada por persona distinta a una de la chicas bailarinas o su mismo autor, sin que además, como ha sucedido en otras ocasiones también no se le de su reconocimiento. Por ello celebramos el buen sentido (que no es tan común) del Regidor esperando que los proyectos en torno a la activación del turismo no pasen por alto el gigantesco patrimonio cultural intangible que tenemos los que habitamos estas región, en la persona de Felipe Matías Velasco.

Pero Felipe no requiere de reconocimientos públicos ni carabanas, lo que el desea es que el pueblo de Tuxtepec conozca lo que él recuerda de su tierra amada y por eso nos abre el corazón, un corazón que palpita a un ritmo hermoso, como lo demostró este pasado viernes 25 por la noche en el parque de la Piragua, al acudir hermosamente acompañado de su querida amiga Juanita, a bailar Danzón. Aquí el danzón, dice Matías, lo bailábamos apretaditos y no hacemos descansos, pues lo aprovechamos todo. Y así es él, aprovecha todos los regalos que la vida le presenta, o mejor dicho, la vida se le presenta y él lo asume como un regalo, y se desborda sin prisa, tal como lo hace un Corazón Danzonero.

Dichoso quien se enamora y más dichoso quien se enamora muchas veces y logra mantenerse en ese estado de éxtasis sin perder el piso, llamando a musas que corretean en lo que debe ser el Edén particular del amante, y Felipe ha sabido disfrutar de los placeres que Eros le promete a los mortales que se dejan seducir por sus embelesos, por sus esperanzas.

Pero son muchas las cosas que hacen feliz a Felipe, por ejemplo, cuando le comento que conversé con unos asiduos clientes de la cantina el alacrán, motivados por la última entrega y cuyo diálogo formará parte del libro que verá la luz antes de fin de año; también le reconforta saber que un maestro, Director de una escuela primaria vespertina, colecciona ya estas entregas y espera la publicación de los dos libros: “Mi abuela no ha muerto” y “Diálogos con Felipe Matías”.
Ahora le dejamos con los recuerdos del amante de Tuxtepec, descubriendo otros motivos de su amor, haciendo la invitación a que usted, apreciable lector, celebre por igual la vida.

Luis Fernando Paredes Porras¿Cuantas veces se ha enamorado Felipe Matías?

Felipe Matías Velasco
Yo me he enamorado dos veces nada más… dos…¡enamorado eh!, porque ya una vez de chamaco, anda uno con una muchachita, pero más bien para presumirle a los amigos, que vean que yo puedo ¿no?; ¿pero sentir amor?, ¡sí, dos!
Primeramente de… digo, no debe uno decirlo porque ella ahora vive muy bien, una dama. Vivía aquí en 20 de noviembre…¡muy bonita!...yo siento que sí perdí los estribos por ella…desgraciadamente su mente buscaba…¡era ambiciosa!... ella quería a una persona con dinero, una situación económicamente buena y este…. ¡se acabó todo!
Después tuve relación, me enamoré de una mujer viuda…vive, por ahí por mi casa, ¡ya se acabó todo! Yo le decía: ¡nos casamos!; tenía sus hijos chicos…ya nada más queda uno soltero, y ese soltero un día delante de ella dijo:

- Mamá, ¿por qué no te casas con Felipe? a mi cómo me gustaría que tuvieras un compañero…

Sin saber que… pero no, no se ha llegado a nada. Ella es muy trabajadora, emprendió un negocio que le está dando mucho y yo creo que eso la enamoró, la cautivó… Y hasta ahí nada más. Y yo digo, a estas alturas, ya ahorita ponerme a “noviar” sería nada más para tener una compañía ¿no?, porque yo creo que ya ni cantándole el himno nacional… ( se ríe) no, ya no… ( se ríe), así es…

LFPP
Felipe, ¿todavía está enamorado de esta mujer?, dicen que el amor…

FMV
¡Fíjese que sí!, platicamos y nos vemos así en su negocio, yo voy y compro… platicamos cuando no hay algún cliente…y este…yo siento que ella también, porque yo sentí que ella estaba muy enamorada también de mi.
Más que tuvo un trato ¡muy negativo con el esposo! Entonces, debe haber comparado y se dio cuenta lo que en sí es el verdadero amor, ¡el respeto!...

LFPP
Así que Felipe vive enamorado…

FMV
¡Yo sí! … de la vida y de todo, de todo, así de veras eh. ¡La vida es maravillosa, realmente maravillosa!

Tiene muchos problemas, sí es cierto; pero casualmente eso problemas nos van haciendo fuertes, inteligentes para poderlos resolver. Nos va enseñando mucho todo lo negativo. Yo así siento, que todo lo que sale mal, nos está enseñando algo muy bueno.

¡Claro, un ratito de felicidad es maravilloso!, pero hay que valorar todo lo que nos pasa en la vida, porque siento que así sufre uno menos; uno aprende a entender a la gente a disculpar a las personas, a encontrarle el lado bonito a las cosas negativas, feas y hace uno la vida más bonita, más llevadera.

LFPP
O sea que Felipe se ha tenido que desprender de muchas cosas en su vida…

FMV
¡Sí, cómo no!
Si se puede llamar también “desprender” del cariño de mi madre que se murió… para mi fue…la cosa más…más… más grande que me haya sucedido.
Yo vivía su muerte desde hacía mucho, mucho. En las noches lloraba. Yo le pedía a Dios…¡llévame a mi!, ¡que se quede ella!... pero…se fue.

LFPP
Hablando de refranes: Dios no cumple antojos…

FMV
¡Ah sí!, ni endereza jorobados… así es.
Fíjese que pasó una cosa ahorita que hablamos de todo esto; cuando yo tenía 8 años…
Yo visito mucho a unas tías que viven en Guerrero, la familia Prieto; ellas tenían una vecina, una amiga… ¡la mujer más bella que yo haya visto en Tuxtpepec!; se llama Chelo, Graciela ha de ser, la cosa es que yo siempre le decía, Chelo.
¡Que cosa más bella!, ¡los ojos!, ¡el pelo!...¡¡las piernas!!, unas piernas perfectas. Y en ese tiempo usaban las medias con la costura atrás… yo la veía y decía ¡Ásu que cosa más bonita de mujer!
Las sobrinas iban a ver a mi abuela, ¡y llevaban a Chelo!
Nombre, yo feliz mirando a Chelo. Chelo tendría 16 años, yo tenía 8. Bueno, yo ya no sabia que decirle:

- ¿no quieres mango?, ¿no quieres esto?

Todo lo que teníamos en la casa se lo ofrecía. Y me acuerdo que yo tenía un columpio, y ya me dice:

- Mejor préstame tu columpio

-¡Sí!, - y yo era feliz meciendo a Chelo… y ya se iban.

Pues Chelo creció unos dos años más, vino un militar, se enamoró de ella, se casaron y se fue. Estuvo viviendo en Cuba, España, Alemania, él era agregado militar del gobierno de México en esos países. ¡Le perdí la pista a Chelo, desde los 8 años yo no lo volví a ver!

Y alguna persona a una persona muy allegada le pregunté: oiga ¿y qué razón me da de Chelo, Chelo Carreras?

- ¡No, Chelo!, pinche hombre ese – dice-, borracho le dio un cachazo en el ojo y lo perdió.

- ¡Como?.. - a mi me dolió eso Luis, a mi me dolió; Dios mío, ¡cómo es posible!

Y ya que después, estaba en Chiapas…¡ya se iba acercando!; se pasó el tiempo y jamás volví a preguntar por Chelo.

Y no me lo va a creer, ahorita como por noviembre del año pasado, suena el teléfono:

- Bueno, diga, ¿quién habla?
  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 314 invitados y ningún miembro en línea