El Arte de Agradecer (Artículo)
Minuto a Minuto

 

 

 

31 de diciembre de 2019

Vivimos anclados a este cerebro que nos guía por un camino más objetivo, más racional, ahí donde habitan las distracciones y entretenimientos, que hacen que mantengamos bloqueada la virtud de la gratitud, esa que Lao Tse llamaba “La memoria del corazón”. Se nos olvida agradecer a la vida por formar parte de ella, por reconocer a los demás por lo que son, y por qué no, agradecernos a nosotros mismos por nuestra propia evolución.

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, estamos recibiendo las contribuciones de innumerables personas, la mayoría desconocidas, que hacen que nuestra vida sea una experiencia confortable. Por ejemplo, en la elaboración de nuestra comida han intervenido: El agricultor, el granjero, el transportista, el tendero, y una larga lista de gente que nos sirve directa e indirectamente en un solo día.

Seamos conscientes que debemos un inmenso reconocimiento a infinidad de personas que hacen posible que disfrutemos de nuestro momento presente. Por citar algunas, hay que mencionar a nuestros padres, maestros, amigos, compañeros de trabajo que han contribuido a que consiguiéramos algo valioso, o simplemente nos han ayudado sin pedir nada a cambio. Como es natural, quien nos ha apoyado en un determinado momento es posible que no lo haga en otro; pero al menos por esa vez le debemos el recuerdo imborrable de la gratitud.

Hay que actuar de un modo más humilde y valorar las cosas más sencillas de la vida. Agradezcamos por la calidez del sol, por la lluvia que nos refresca, por el aire que respiramos, por un momento de tranquilidad, por tener trabajo, una casa, y alimentos en nuestra mesa. Así mismo demos gracias por estar vivos, por tener salud, por tener una familia, por las mascotas que están con nosotros, por darnos cuenta que somos viajeros que estamos de paso en este planeta.

El agradecimiento es más que una regla de educación o norma de urbanidad, es una forma de cruzar fronteras para llegar a una área de profundidad humana donde quien recibe ayuda de los demás, no solamente ha de corresponder con gratitud, sino que contrae una especie de compromiso, que le obliga a favorecer a otros; es una cadena de favores que sin duda hace del mundo un lugar mucho más agradable.

Hoy empecemos a estar agradecidos, sea cual sea la situación personal de cada uno de nosotros. Escribamos un simple y corto mensaje de gratitud a las personas que hayan influido en nuestro pasado o en el presente. ¡Hagamos del agradecimiento un hábito de vida!

Pd. Gracias por leer este artículo

"Todos los derechos reservados"

Dany Dharma
(Daniel León Islas)
Es escritor, conferencista, coach de vida e instructor de meditación

next
prev

Hay 961 invitados y ningún miembro en línea