La naturaleza de la vida (Artículo)
Minuto a Minuto

 

18 de noviembre de 2019

La vida es uno de los mayores enigmas de la existencia humana, por lo que se vuelve complicado definirla, y dependiendo de ciertas hipótesis como la que plantea la ciencia, la filosofía o la religión se puede decir que es una evolución, una actividad natural, o un soplo de Dios.
¿Por qué es difícil definir la vida? Porque la vida no es una cosa que pueda tocarse, sino una forma que solamente puede describirse a partir de observaciones basadas en la inferencia lógica; podríamos decir que es un estado de energía. La vida biológica distingue a los seres vivos de objetos inanimados como una roca; debe tener un carácter evolutivo embrionario, un medio apto para desarrollarse y adecuarse a los cambios producidos en el mismo.
Este mundo que habitamos da origen a los procesos de carácter fenomenológicos y de vida en diferentes formas: plantas, animales, seres humanos y otros organismos que no podemos ver por desarrollarse en un universo microscópico. Necesitamos empezar a asumir que la vida es un todo que revela enseñanzas sobre su evolución, que intenta responder al saber de nuestro existir.
La vida humana se ha vuelto distinta de las otras especies en el momento en que nos volvimos racionales, dándonos cuenta prácticamente de todo lo que sucede a nuestro alrededor; este percibir nos ha llevado a hacernos preguntas fundamentales: ¿De dónde surge la vida? ¿Por qué estoy aquí? ¿Cuál es la diferencia entre vivir y existir? Hay que reflexionar para sacar conclusiones que nos serán trascendentes, para percatarnos de que tenemos una clara conexión con el mundo.
Los seres humanos al ser parte de la naturaleza, no adoptamos la misma actitud que el resto de los entes; pareciera ser que somos ajenos a ella. Somos individuos que necesitamos cambiar nuestro entorno para nuestro beneficio y supervivencia; irónicamente con esta transformación terminamos destruyendo el medio ambiente y extinguiendo a otras especies. Moramos en una especie de paradoja: Negamos nuestra naturaleza con el progreso, o tal vez el progreso es consecuencia de nuestra condición humana.
Los animales se adaptan al entorno natural, los humanos se relacionan con él para transformarlo y adecuarlo a sus necesidades; en este sentido hay que generar conciencia para respetar toda forma de vida y no atentar en contra de ella.
La vida no es un acertijo que tiene que ser resuelto, sino un suceso que debe ser explorado. Empezar por definirla, nos da la posibilidad de encontrarle significado, otorgándonos la satisfacción de vibrar al lograr lo que deseamos. Existir, existimos todos, pero darle vida a la existencia no siempre es fácil.
Hay que abrir nuestra mente para darnos cuenta de lo fascinante de la existencia, no solo la existencia humana, sino la existencia de la vida. Nosotros somos los únicos seres vivos que podemos preguntarnos por nuestra presencia, podemos elegir, tomar decisiones, aprendiendo a vivir mejor y aprendiendo de nuestras experiencias a lo largo del tiempo si queremos dejar huella en futuras generaciones.

Dany Dharma
(Daniel León Islas)
Es escritor, conferencista, coach de vida e instructor de meditación

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1189 invitados y ningún miembro en línea