Ser Persona (Artículo)
Minuto a Minuto

8 de abril del 2019

Para transitar el camino de la autodependencia del que hable en un artículo anterior, es importante tomar en cuenta la diferencia que existe entre ser humano, individuo y persona.

Cuando nacemos adquirimos la pertenencia al género humano. Como tales, somos todos iguales. Con la experiencia y la historia personal nos vamos transformando en el individuo que cada uno de nosotros va a ser.

Individuo quiere decir indiviso, alude a la unidad que cada uno de nosotros es, pero también quiere decir único, en el sentido de especial. El ser humano diferente y separado de otros se llama individuo, pero no alcanza con ser individuo para ser una persona.

Persona es ser consciente y racional, con capacidad de discernimiento y de respuesta sobre nuestros propios actos; así mismo es representar un rol ante en la sociedad, así como tener voz.

La palabra Persona deriva del vocablo latín "personare", y su sentido originario fue el de máscara, que no era otra cosa que la careta que cubría la cara de los actores cuando recitaban en escena, con el fin de que su voz vibrara y resonara.

Para llegar a ser una persona es necesario iniciar, atender y sostener un proceso. La etapa de convertirse en persona puede ser confrontante; ya que hay que pagar un precio, implica ciertas renuncias, ciertas adquisiciones y también mucho, pero mucho trabajo personal.

Existen cinco permisos esenciales que nos permiten finalmente ser auténticamente quienes somos como personas:

1. Me concedo a mí mismo el permiso de estar y de ser quién soy, en lugar de creer que debo esperar que otro determine dónde yo debería estar o como debería ser.
2. Me concedo el permiso de sentir lo que siento, en vez de sentir lo que otros sentirían en mi lugar.
3. Me concedo el permiso de pensar lo que pienso y también el derecho de decirlo, si quiero, o de callármelo, si es que así me conviene.
4. Me concedo el permiso de correr los riesgos que yo decida correr, con la única condición de aceptar pagar yo mismo los precios de esos riesgos.
5. Me concedo el permiso de buscar lo que yo creo que necesito del mundo, en lugar de esperar a que alguien más me dé el permiso para obtenerlo.

Ser persona es darme a mí mismo la libertad de ser el que soy, y es el único camino para volverme autodependiente.

Bibliografía: El camino de la autodependencia, Jorge Bucay, Editorial Océano

Daniel León Islas
(Dany Dharma)
Es escritor, conferencista, coach de vida e instructor meditación

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 657 invitados y ningún miembro en línea