¿Reforma, revolución, rebeldía en Tuxtepec?
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

La gestión de saberes colectivos en la región de Tuxtepec: 5 años de reforma, re - evolución y rebeldía

Presentado durante el festival del Papaloapan 2013

 

Luis Fernando Paredes Porras,

Director del Centro para el Desarrollo de las Inteligencias Múltiples, CDEIM

y Director de sabersinfin.com región sureste.

 

 

Celebrando el pronto retorno

de quienes han dejado la huella de su pies descalzos.

 

Me precisa contextualizar la parcialidad y subjetividad de mirada y mi quehacer como empresario cultural  para delimitar lo que considero, un intento de aporte a la reflexión crítica, creativa y ética del gremio de quienes formamos el sector de los Promotores y Gestores Culturales de la región del Sotavento Mexicano, en lo preciso, de la ciudad de Tuxtepec, que por supuesto, pasa también por el tamiz de mi ignorancia de la totalidad de quienes por sus características conformamos esta categoría de profesionales y profesionistas no tan sólo en la ciudad, sino en la región.

Los alcances y limitantes de esta reflexión están señalados por elementos que son necesarios mencionar para que el título pueda comprenderse en su intención y, al final, espero, en su impacto. De tal manera que presento algunos considerandos apelando a su buen gesto.

Primero: Nos encontramos reunidos después de un año, lo que demanda una búsqueda de la síntesis que provoque un próximo encuentro inmediato en donde profundizar el análisis de las acciones del gremio.

Segundo. El principal objetivo de estas reuniones, me atrevo a pensar, es la creación de agenda que impacte en materia de políticas culturales por parte del Estado, en la dinámica del consumo cultural en la región,  en los aportes del fenómeno de promoción y  gestión cultural, la experiencia de neonatas empresas culturales para la búsqueda de su sustentabilidad y la creación de un cuerpo con la autoridad académica y moral que tome las funciones de un consejo ciudadano de cultura que permita hacer contrapeso a las inercias existentes.

De tal manera que no pretendo profundizar en lo que espero podamos hacer en lo inmediato, apelando al tiempo que tenemos programado y la intención de reconocernos como colectivo con experiencias, citando a Eco, apocalípticas e integradas.

 

La reforma, re-evolución y rebeldía de estos 5 años de experiencias en el Sotavento en torno a la Gestión de Saberes Colectivos asume una exploración que se puede ensayar  desde un programa conceptual inicial hipotético:

  1. 1.En los últimos 5 años en la región del Sotavento Oaxaqueño se han generado acciones a favor del empoderamiento de niños, adolescentes y adultos mayores mediante la gestión de saberes colectivos desde el campo de acción de la educación no formal.

 

  1. 2.Esta Gestión de Saberes Colectivos ha contribuido de manera significativa a la creación de Comunidad y fortalecimiento de la apropiación de la identidad cultural de las personas involucradas en las acciones destinatarias de las gestiones de los saberes comunitarios.

 

  1. 3.El nivel de competencia de los promotores y gestores culturales de la región, tiene a incrementarse tal como lo demuestra la optimización de los recursos financieros, materiales e intelectuales con los que cuenta la población involucrada en los procesos de Gestión de Saberes Colectivos.

 

  1. 4.Contamos con elementos suficientes para la creación de un cuerpo colegiado con funciones de Consejo Ciudadano de Cultura que incida en la modificación de la realidad actual. Siendo quizá una de sus acciones primeras la creación del espacio pertinente para la profundización de estas mismas hipótesis

 

Como todo objeto de estudio requiere delimitación, quiero compartirles un texto que se publicó en septiembre del 2010 y que fue la manifestación pública del diagnóstico que comenzamos en la empresa  a finales del 2007, cuando comencé a visitar a la región.

En esta reflexión se pueden ubicar las líneas de acción que el diagnóstico en cuestión nos señalaron como estrategias de acción de los Saberes Colectivos y en congruencia con el espíritu de esta reunión, de re conocernos en nuestros alcances y limitantes como gremio, considero fundamental para apuntar la pertinencia de que a 38 meses después, esta reflexión la titule  “La gestión de saberes colectivos en la región de Tuxtepec: 5años de reforma, re - evolución y rebeldía”.

Publicado el 21 de septiembre del 2010 en http://www.tvbus.tv/portal/index.php?op=noticias&seccion=opinion&id=14409

 

Si como dice Santiago Méndez, líder de opinión de la ciudad de Tuxtepec, somos mayoría los migrantes con un apabullante 85 % (con un más- menos 5 % según sus estimados) podría decirse que Tuxtepec es de nosotros, pues los Tuxtepecanos de origen son la minoría.

       Esta cifra se logra dimensionar si decimos que de cada 10 habitantes 8 son “de fuera” y dos son de Tuxtepec. Si juntamos 100 habitantes 80 serán fuereños y 20 tuxtepecanos. De tal forma que de mil habitantes, 800 son migrantes y por cada 10 mil resultan avecindados 8 mil. Y así le podemos seguir.

     Soy migrante, vengo de Puebla, y soy un migrante atípico porque me dedico a la gestión de saberes colectivos como parte inherente al ejercicio de mi profesión como pedagogo.     Me agrada la promoción cultural y siento pasión por los medios de comunicación. Cuando llegué a Tuxtepec me recibieron al igual que a todos, los chaquistes y los intensos calores. Pero más me impactó la desilusión que experimenté frente a la promesa de la rotonda, que hace apenas tres años decía “Bienvenido a Tuxtepec, ciudad Modelo”.


     Hoy soy un ciudadano de Tuxtepec que en el corto tiempo, por fortuna inmensa, me he adaptado a la ciudad. Otras personas y sus familias no han corrido con el mismo proceso y es comprensible su distanciamiento y enojo con una ciudad que les “queda a deber” cuando de la segunda del estado de Oaxaca hablamos. En mi mente y corazón se ha generado un proceso de fusión de expectativas y proyecto de vida que creo es al que se refiere Santiago Méndez cuando habla de la necesidad de una nueva identidad, aquella que integre mi historia y la del lugar donde radico, para desde ahí, fortalecer a mi familia, mi comunidad e incrementar mi calidad de vida.

     Tuxtepec presenta particularidades excepcionales para brillar por si misma. Las empresas trajeron profesionales capacitados y esto incrementó el capital intelectual de la ciudad. De las últimas generaciones de estudiantes universitarios muchos se han formado fuera regresando con nuevos saberes y experiencias. El incremento cuantitativo de la población despierta el interés de nuevas inversiones que buscan consumidores. Viejos sueños de décadas como lo es el museo regional, resultan ajenos e indiferentes a un amplio sector que no siente apego a la ciudad ni a la región. Una nueva catedral en construcción toca sensibilidades por tratarse para muchos oriundos de un símbolo de su transitar por la vida.

     Tuxtepec, la políglota que adora los colores, formas y accesorios de los huipiles de la región, pero que desconoce su trascendencia cosmogónica y por ello no ha logrado hacer de ellos el principal atractivo turístico después del río. 

    Tuxtepec, la comercial que va perdiendo terreno frente a los municipios vecinos de la cuenca que reciben apoyos de Veracruz para detonar su desarrollo. 

    Tuxtepec la de los tacos, cantinas y rosticerías. La de los elefantes blancos.

    Tuxtepec la ciudad que no logra reunir a propios y extraños en torno a una festividad frente a la indolencia de sus autoridades, instituciones de educación superior, las decenas de organizaciones civiles y grandes empresas que van de paso.

    Tuxtepec la de los medios que ante el mercado se inclinan por ser amarillistas o simplones; la de las espacios juveniles que reflejan el vacío y necesidad de señales que detonen su identidad.

    Tuxtepec, la adolescente ciudad que pide límites, estructura, orden. La ciudad que desde su caos puede RE- EVOLUCIONAR.

    Las anteriores características de nuestra ciudad son áreas de oportunidad con infinitas posibilidades para la creatividad y el desarrollo. El capital intelectual y social con el que contamos en este momento es el más rico de toda su historia. 

    Ciudad políglota, multicultural, comercial, ciudad verde, ciudad que posee aún familias que dialogan en el interior de los hogares y en las calles, que se saludan, que se cuentan sus historias, que se saben hermanados y se saben minoría, porque lo perciben, lo viven.

     Soy migrante, del grupo que mayoritariamente poblamos la ciudad. De ese que experimenta la soledad cuando añora su cultura porque no se puede integrar del todo a la nueva. Del grupo que no tiene referentes para que los ponga de ejemplos de actitudes morales dignas de imitar porque no conoce a los viejos tuxtepecanos dignos de ello. La que no encuentra información del lugar que habita más que la que de forma diaria los medios le dan.

    Soy migrante, de la mayoría que pueblan la ciudad pero sin contribuir a su desarrollo, como si fuera suya.

     Soy migrante, de los que escuchan de boca de los hijos de Tuxtepecanos que tienen un río llamado el cacaloapan, porque no queda nada del que tenían, llamado Papaloapan. De los que escuchamos de los tuxtepecanos que, los de la capital del estado no les quieren y les dicen que son veracruzanos arrepentidos. 

    Soy migrante, parte de ese grupo que no termina de entender lo que pocos entienden, que el ser jarocho no tiene límites territoriales, que ser cuenqueño es una forma de vida. De los que tampoco entendemos nada de la siembra del plátano, la caña, los mangos, la piña, la pesca o la cría de ganado. 

    Soy migrante y tengo dificultades para platicar a mi familia sobre cual es la esencia de la tierra que nos recibe y da de comer. Soy parte del 85 % de los que pueblan esta ciudad sin saber a dónde vamos, con qué y para qué vamos. 

    Nosotros los migrantes somos muchos y queremos saber, tenemos muchas necesidades. Somos una mayoría que de forma simbólica está en su adolescencia, sin proyecto de vida sólido y sin mayores guías que su círculo de amistades más cercanas.

    Como migrante también me han dicho, cuando he querido participar: “pero usted ni es de aquí”, reflejo irrefutable de nuestra crisis de identidad colectiva.

    Hace 200 años existía una crisis en el territorio nacional que también involucraba a la identidad, y por supuesto otros intereses. Como país no tenemos ni dos siglos de vida, pues la independencia culminó en 1821 de forma simbólica. 

    Me gustan las fechas que logran unir intenciones de festividad, cada vez son menos las que no son producto de necesidades creadas por marcas en torno a espectáculos como la farándula y el deporte. En lo personal le encuentro aspectos positivos, negativos e interesantes a esto de los festejos del bicentenario de la independencia, así como se los encuentro al que viva en Tuxtepec.

    Vivo en Tuxtepec, soy migrante que está aprendiendo a ser jarocho, una nueva generación de jarochos enriquecidos con la esencia de los viejos, que cada vez son menos y que urge escucharles y aprenderles. Quiero una ciudad distinta y deseo contribuir a su desarrollo no sólo económico sino humano. 

  Hagamos la re- evolución de la ciudad de manera cotidiana. Más allá de buscar insanas independencias que nos debilitan, busquemos la unión en lo que nos es común, lo que fortalezca nuestra identidad integrando la gran riqueza que Tuxtepec posee.

    Cómo aburrirme en un lugar del cual desconozco tantas cosas y que me recibe como mi hogar.

    Cómo no mirar en cada extraño la posibilidad de conocer historias que enriquecen esta tierra, que es nuestra.

    Las revoluciones históricas no fueron movimientos tibios, llevaban por delante el corazón; hoy el pueblo que quiere reunirse más seguido, en distintos momentos, por distintos motivos deseando sentir en el corazón: ¡Viva Tuxtepec!

    Soy migrante, y al igual que todos, me gusta más la compañía que la soledad, el viaje acompañado siempre será más bello.



*Pedagogo, promotor cultural, Director del Instituto de Información Cultural del Sotavento Oaxaqueño, INCISO: Felipe Matías Velasco.
www.soytuxtepec.blogspot.com
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

A 38 meses de esta reflexión, me es grato poder afirmar que le hemos dado cabida no sólo a la reforma y re – evolución sino a la rebeldía en materia de promoción y Gestión cultural desde la sociedad civil y las empresas culturales.

Que el contexto que actualmente nos rodea y matiza nuestras acciones es histórico desde dos ángulos de estudio: la Economía Política y la legalidad.

Nuestros intentos de reformar, re – evolucionar y practicar la rebeldía en nuestro quehacer se enmarca en la lucha por el reconocimiento constitucional en el Estado de Oaxaca,  de la existencia del pueblo negro afromexicano con personalidad jurídica con derecho propio y con la optimización de la multiculturalidad que permea al Estado y a la región del Sotavento para que, con marcos teóricos pertinentes y metodologías adecuadas a la región, se fortalezca lo que desde la Economía Política  se le ha denominado “PROSUMIDOR” sujetos que, inmersos en las leyes de la oferta y la demanda de bienes y servicios culturales, consumen lo que producen.

 

La búsqueda de la sinergia de nuestras competencias como gremio de profesionales y profesionistas de la promoción y gestión de saberes colectivos, pasa por un momento donde hablar de las acciones que conocemos al ser PROSUMIDORES, deja paso a espacios donde comentar y acercarnos al análisis de los fundamentos de nuestras búsquedas, que es ahí donde radican nuestras intenciones, o dicho de otra manera, son el sitio de donde abreva nuestro espíritu reformista, nuestro espíritu  re – evolucionario, y nuestro espíritu rebelde.

Celebro nuestro encuentro y abogo por la pronta sistematización de espacios donde cada una de nuestras acciones pueda contar con el tiempo pertinente para valorar en su justa dimensión la valía de nuestros aportes históricos, de los cuales todos nos sentimos orgullosos, ya que son la muestra irrefutable de mentes que han transitan armónicamente entre la reforma, re evolución y rebeldía de quehacer.

Muchas gracias

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 629 invitados y ningún miembro en línea