Reyes Magos: entre la bondad y la opresión
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

Masca la Iguana

Reyes Magos: entre la bondad y la represión

“El 6 de enero da al adulto la oportunidad de jugar a ser rey bondadoso,

justo, leal, sólo se convierte en Rey Mago si lo es los otros 364 días”

Luis Fernando Paredes Porras

Imposible disociar infancia y juego, este vínculo es un referente cultural que anima en gran parte la tradición de los Reyes Magos, por desgracia hoy los Reyes están más confundidos que nunca, sus juegos, los que ellos practican, son cada vez más peligrosos.

La tradición de los Reyes Magos cada 6 enero por la madrugada muy poca carga religiosa tiene para la mayoría de los adultos que la practican en México, en comparación a otras fechas provenientes de la historia bíblica. El que la niñez sea feliz y que esta percepción sea motivada por tener con qué jugar, nos mueve a los adultos a “jugar a la monarquía bondadosa”, aunque luego regresemos a la dictadura y la opresión.

En teoría ningún adulto sano desea el mal para sus hijos, el maltrato creciente que se observa en el mundo hacia la infancia es porque perdemos a pasos enormes la salud mental, los médicos familiares repiten hasta el cansancio “es estrés lo que usted tiene” y cada vez más se difunde la idea de que las peores enfermedades se originan en la mente, “gota a gota” mientras nuestros cuerpos lo van reflejado palmo a palmo.

Puedo apuntar, osadamente y por intuición, que en México la tradición de los Reyes Magos es una excelente oportunidad para revisar nuestros procederes como padres, de lo cual no salimos bien librados si se trata de ver a la infancia de nuestra Patria como nuestros niños, a toda la infancia como depositaria de lo que somos y les vamos heredando para bien y para mal.

El que sigamos regalando a los niños momentos de alegría el 6 de enero en parte es porque que nos la proporciona también a nosotros, es nuestro propio regalo, hablo por supuesto de quienes lo practican, ya sea con caros o humildes obsequios, incluso sin juguetes de por medio.

Personificar a  los Reyes Magos es un juego de adultos, como muchos otros que tenemos y como en todos los juegos, hay quienes son más hábiles que otros, quienes juegan con desgano, quienes son geniales, quienes juegan porque otros lo hacen y quienes se recrean al  hacerlo a tal grado que trascienden en ello. Dicho de otro forma, el 6 de enero los Reyes Magos regalan para recibir.

Sabemos que nuestra idiosincrasia nos lleva a jugar a hacer fiestas y comidas para celebrar todo; ahí bailamos, gritamos, lloramos, nos peleamos, nos volvemos a reunir para volver a hacer lo mismo y sentirnos alegres. El juego proporciona alegría y esta es una emoción a flor de piel en la infancia. Osho, el polémico hindú fallecido a los 58 años en 1990, escribió un provocador libro, como mucho de lo que hacía, titulado “El libro del Niño” el cual puede descargarse en: http://www.formarse.com.ar/libros_gratis/inspiradores/Osho%20-%20El%20Libro%20Del%20Ni%C3%B1o.pdf  Para Osho el adulto sensible busca regresar al paraíso de la infancia:

 

“Pero las personas inteligentes, sensibles, creativas, siguen estando obsesionadas por el Paraíso que una vez conocieron y que ahora permanece en ellas como una tenue memoria, difícil de creer. Empiezan a buscarlo de nuevo. La búsqueda del Paraíso es nuevamente la búsqueda de tu infancia. Por supuesto, tu cuerpo no será ya el de un niño, pero tu conciencia puede ser tan pura como la de un niño. Este es el secreto del camino místico: hacerte de nuevo un niño inocente, sin contaminar por los conocimientos, sin saber nada, todavía consciente de todo lo que te rodea, con un profundo asombro y sentido del misterio que no puede ser desmitificado”.

Cada 6 de enero muchos adultos en México jugamos a hacerle al Rey Mago y eso nos hace felices; muchas de las veces las niñas y niños son el pretexto para este descarga colectiva e individual de consciencia, porque los restantes 364 días, nosotros, como personas, no somos el mejor regalo, el mejor presente para ellos con nuestras opresiones, enfermedades y ejemplos.

Dice la iguana que ella puede asegurarme que si los Reyes Magos no vinieran montados en un caballo, un camello y un elefante sino en iguanas, la magia se daría todo el año, pero que los dinosaurios existen  ya sólo de juguete y ella no se dejaría montar ni el más grande  garrobo anaranjadizo de su arroyo Moctezuma.

 La iguana me observa con calma,  alegre y feliz me recuerda que ni haga mi carta, porque siendo honestos, nada me traerán este año. No le hago caso, total, ¿qué tanto es tantito?... sé muy bien que los Reyes Magos siempre son buenos y yo también lo seré esta noche. De los 364 días restantes, ya veremos dijo un ciego al ver mascar a la iguana que se sabe la canción de José Alfredo “pero sigo siendo el Rey”.

Luis Fernando Paredes Porras es educador mexicano, Dirige www.sabersinfin,con región sureste y el Centro para el Desarrollo de las Inteligencias Múltiples, CDEIM.

 

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 791 invitados y ningún miembro en línea