Antonio Sacre, el payaso y el presagio
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

Masca la Iguana

Sacre, el payaso y el presagio

 

Sólo soy, sólo sigo siendo una sola cosa: un payaso.

 Eso me pone en un plano más alto que cualquier político.

 

                                   Charles Chaplin

 

Eran días de credibilidad, ahora sabemos eran en verdad, de simulación; nos volvimos a equivocar como pueblo, tropezamos con la misma piedra y  a la violación tumultuaria que José Barrera Mojica realizó a Tuxtepec, ahora Sacre la remata con descaro. Ese el sentir del pueblo tuxtepecano al día de hoy.

Octubre 13 del 2013, la foto muestra al senador Eviel Pérez Magaña, al ciudadano Gabriel Cue Navarro y al electo Presidente  Municipal Antonio Sacre Rangel tapando el primer bache de la ciudad, en la esquina del Blvd. Benito Juárez y 20 de noviembre. La frase triunfalista y ahora juzgada por el pueblo como palabras hipócritas  fueron: “Tuxtepec se lo merece, así lograremos recuperar la ciudad que todos queremos”.

El senador Eviel comentó que el programa de bacheo era un logro de las gestiones del gordo Sacre. Eran tiempos en que el renacer de Tuxtepec estaba garantizado por la experiencia del equipo, por las relaciones de primerísimo nivel y porque es lo que el pueblo necesitaba escuchar.

Ya se cumplen dos años del evento para la fotografía, en 24 meses ese mismo sitio sigue teniendo baches, los cuales pululan por la ciudad, como en muchas, en cientos del país donde las malas obras son el negocio redondo, al igual que algunos fármacos no te alivian pero te mantienen con vida, así las obras, se hacen para la foto y para sostener falacias.

Oswaldo Martínez Oropeza publicó en su muro la festiva imagen, de inmediato la comenté escribiendo “presagio”, pues miraba el inicio de una relación falsa con Tuxtepec, como el tratante que enamora a la dama para luego venderla al mejor postor en el mercado negro de la mafia. 

El renacer de dos años que prometió Antonio Sacre no alcanza ni para mantener la esperanza de que en el año que falta de su gestión pueda darse, pues ahora en las redes el pueblo se lamenta burlándose de sus promesas y denunciando vivir en bachestepec. “Si ya sabían como era pa´que lo eligen”, me comentó un taxista recientemente.

A dos años de la tomada de pelo con la tapada del bache el pueblo ya emitió su juicio, es casi idéntico al que acompaña al cabildo de la administración de Barrera, que representa el mayor daño que se le ha hecho a Tuxtepec después de la inundación del 44 y a la que el mismo reportero Oropeza ha calificado como “la administración maldita”. 

Quizá la fundación Somos Cuenca comience a tapar baches en la ciudad del renacer de Sacre, literal esto último, para desgracia de Tuxtepec. Ahora que Eviel regrese a decir que sería muy bueno tener un gobernador de la cuenca podrían ir los tres, Gabriel, Sacre y Eviel al mismo sitio de la foto, el lugar del presagio y darse cuenta que el bache creció. Como seña en ese sitio  se ve frecuentemente  trabajar a un payaso de calle haciendo malabares.

Dice la iguana que los baches no son nada en comparación a lo que le espera a Tuxtepec, que ya deje de quejarme y que le tome una foto a ella, donde sonreirá al tiempo que  saca basura de su pestilente arroyo Moctezuma abrazada del payaso callejero que bien conoce, pero me advierte: la tomas, la subes al face y no la comentes.

 

@LuisFdoParedes

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 987 invitados y ningún miembro en línea