¡Mátate! le dicen al titular de la SECULTA de Oaxaca
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

Masca la Iguana

Mátate, le sugieren al titular de SECULTA de Oaxaca

 

Luis Fernando Paredes Porras

 

El único problema filosófico verdaderamente serio es el suicidio,

 juzgar si la vida es o no digna de vivir es la respuesta fundamental 

a la suma de preguntas filosóficas.

Albert Camus

 

El actual Secretario de las Culturas y las Artes de Oaxaca,  Alonso  Alberto Aguilar Orihuela, ha sido como funcionario público, blanco de múltiples deseos, recientemente un destacado abogado y versador de Tuxtepec informó que, de vivir en Japón, Aguilar Orihuela, debería suicidarse, publicó el portal  el muromx.com el pasado 30 de agosto,  a días del día mundial de prevención del suicidio y en pleno Festival del Papaloapan:

En la opinión referida, cuyo título es “XIII Festival de la Cuenca del Papaloapan desolado y vacío, 12 años de retroceso” en su parte central se lee:

Ante este fracaso institucional (el Festival del Papaloapan) los contribuyentes  esperan una reacción lógica del titular de SECULTA. En Inglaterra, tendría presentada su renuncia en el escritorio de su jefe; en Japón dispondría ya un honroso suicidio…

 

La idea de dañar profundamente el físico de otra persona, al grado de querer asesinarle o, incluso, tener el placer de ver que se suicide, es una tendencia  peligrosa y ante la cual  tenemos que evidenciar desde todos los sectores, pues su semilla habita en el inconsciente de millones de personas, que ante factores que le son adversos, aflora al consciente y a la acción. Conozco al autor de los pensamientos citados, no ignoro que sus recursos para el manejo del lenguaje estén rebosantes de símbolos, de figuras, que sirven para enfatizar sus emociones y la intención de sus figuras; así que utilizó a manera de pie forzado esa expresión de  “en Japón ya dispondría de un honroso suicidio” para reflexionar con la iguana.

En México, de acuerdo a nota publicada recientemente por el portal milenio, basada en datos del INEGI,  los suicidios aumentaron de 3.5 a 4.9 por cada 100 mil habitantes entre 200 y 2013, lo que representa un incremento del 40 % en 14 años.

El 10 de septiembre, de acuerdo a la OMS,   es el día mundial destinado  para la prevención del suicidio y las cifras en México de acuerdo al INEGI nos dicen que, los hombres son más proclives que las mujeres a quitarse la vida por depresión o alcoholismo. La esquizofrenia y ansiedad son trastornos también asociados y en el mundo representa la décimo quinta causa de muerte con un cálculo de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud de 804 mil  suicidios.

En el último quinquenio  del siglo XX el grupo de música mexicano Molotov acudía a la recomendación del suicidio para solucionar conflictos con una de sus canciones: 

Estas cansado de hacerte el gandalla / porque eres tierno y te crees un canalla / estás cansado de burlarte de mí / estás cansado de aburrirte de ti / por eso te recomiendo que a tu desayuno / le pongas veneno del bueno / y si te gustan emociones fuertes /  por qué no te tumbas los dientes / y ves cuanto aguantas prendiéndote cuetes. A mí se hace que estás asustado / y es que eres tierno y eres un tarado. Mátate tete, que te mates tete / te digo que te mates que te mates tete.  Y si te late ponernos los cuernos / por qué no te largas mejor al infierno / y le comentas a satanás / que vienes de parte del Huidos / que no quiero verte jamás. Y si te pasa, y si te pasa, por qué no te pasas a  mejor vida / y si te infectas del virus del sida / y así me dejas de molestar. Y si te pasa el reventarte / por qué no mejor te revientas la madre / y si te piensas que eres muy llevado / por qué no te lleva mejor el carajo y te cambias de trabajo / y te cambias de oficio aviéntate de un precipicio / ya de perdida aviéntate de un edificio. Mátate tete que te matetes tete / te digo que te mates / que te mates tete.

 Pero yendo a Japón, a donde le gustaría al versador de la publicación estuviera el titular de SECULTA, el lugar ideal para el suicidio en la isla nipona es el lago y hermoso bosque frondoso Aokigahara, conocido por su belleza como “mar de árboles”, con sus 35 km cuadrados, ubicado en las faldas del monte Fuji. Al mar de árboles se le asocia históricamente con demonios de la mitología japonesa, habiendo poemas que lo atestiguan con antigüedad de un milenio. Se puede andar por todo el bosque con libertad si se le visita, pero  existen numerosas advertencias en varios idiomas que previenen de no suicidarse y buscar ayuda.

Japón acaba de pasar este primero de septiembre, como cada año, el día en que el mayor número de adolescentes deciden suicidarse. En la isla la principal causa de muerte es el suicidio en la población entre los 15 y 39 años. El inicio del segundo semestre escolar en Japón hace que en esas fechas se disparen las cifras, entre otros factores, por el acoso. Un bibliotecario, Maho Kawai de la ciudad de Kamakura ceo un albergue para aquellos niños y adolescentes estudiantes que piensan quitarse la vida antes que regresar a clases.

Pero el dolor que experimentan  los familiares del suicida en el Japón no les excluye del pago de la multa que ascendía en el 2002 a 100 millones de yenes (al tipo de cambio de hoy serían 14 140 000 pesos) si se escogió las vías del tren o dentro de vivienda alquilada. El pago a la compañía ferroviaria es para indemnizar por los retrasos o paralización del servicio por causa del suicida. Como nadie quiere vivir en la casa de un suicida, el pago se destinará a dueño el inmueble y   las inmobiliarias están obligadas a  informar en caso de venta.

Pero si el Secretario de las Culturas y Artes de Oaxaca  Alonso Alberto Aguilar Orihuela decidiera ir a Japón para cumplirle el gusto al versador Tuxtepecano, podría hacer uso del manual completo del suicidio, escrito en 1993 por Watura Tsurumi, quien pensó en formas menos costosas e incluso inofensivas para la familia, pero igual de efectivas. Para el 2002 había tenido 18 ediciones y más de dos millones de ejemplares distribuidos. El costo del manual era en el citado año, de 1165 yenes e incluye información científica, estadísticas, fórmulas químicas, armas y mapas, métodos para ahogarse, prenderse fuego o congelarse, electrocutarse, tirarse al vacío, ahorcarse, envenenarse y cortarse las venas.

Y es que en Japón, como lo sabe bien el abogado y repentista jarocho, el suicidio es visto como remedio para saldar deudas morales o escapar de las económicas; pedir perdón y tratar de recuperar el honor perdido.

Ser responsable es fundamental para el japonés, por ello el suicidio es la salida ante la irresponsabilidad que mancilla el honor. En la isla funciona el servicio telefónico de Asociación Japonesa del teléfono de la vida como una estrategia de ayuda para quienes se sientan en la necesidad de quitarse la vida y hacer que desistan.

Los más solicitado matarse es ahorcarse, saltar al vacío – sin zapatos debe hacerse, por cuestión estética, tan importante para los nipones – y a los rieles del tren. Antes eran las personas mayores de 65 años quienes mayoritariamente se quitaban la vida por deudas o enfermedad, hoy por acoso escolar y competencia, el  número de suicidios que presenta la población infantil es alarmante.

En el 2008  la Agencia de Policía Nacional de la isla señaló que cada 15 minutos se llevó a cabo un suicidio. La religión en Japón no condena abiertamente el quitarse la vida y socialmente es una salida honorable, preferible a  ser una carga familiar. El gobierno incluso ha colocado barreras en las estaciones de trenes, iluminando de azul la estación, que es un tono tranquilizador.

En el 2006, al reconocer Japón que el suicidio era un problema social, se aprobó la Ley Básica para la Prevención del Suicidio, que en su operación implica programas educativos en todos los niveles. Sin embargo Japón NO es la Nación con mayor tasa de suicidios actualmente. Para el 2013 como resultado de estos esfuerzos en la isla se apreciaba la disminución de suicidios por cuarto año consecutivo, pero prevalece como principal causa de muerte entre la población de 15 y 34 años.

De esta forma, el Secretario de las Culturas y Artes de Oaxaca, Aguilera Orihuela deberá pensar seriamente el que durante su gestión se abstenga de invitar en alguna feria al poderoso Japón con su cultura, no vaya ser que se le aparezca el jarocho cimarrón a exigirle que practique con un kodachi, como hace cientos de años se realizaba , y se le demande un harakiri sangriento, y entonces se lleve el viento una décima cimarrona que se cante en cualquier loma, narrando con gran soltura, que el despacho de cultura ha recobrado su valía, pues un suicidio  ese día   limpia la burocracia, llegando pues la eficacia, como en el postrero día.

La iguana me afirma y me jura incluso, que no leyó ni vio “el pecado de Oyuki”, pues nunca le gustó la serie lágrimas, risas y amor – yo sé que sí lo hizo, incluso la coleccionaba - y que no es pariente de los samurais, que eso de las tortugas ninja es un invento occidental y que si la ven sigilosa saltar por las ramas de los árboles ribereños del arroyo Moctezuma, es por pura necesidad; ¡ah!, y que lo hace no por querer suicidarse, sino para sobrevivir.     

 

 

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 584 invitados y ningún miembro en línea