"Préstame tu Recuerdo", propuesta para dinamizar un Barrio Educador
Minuto a Minuto

 

 

 6 de septiembre de 2015

Préstame tu Recuerdo
CDEIM, educar en el Recuerdo

Cada vez iré sintiendo menos y recordando más, pero qué es el recuerdo sino el idioma de los sentimientos, un diccionario de caras y días y perfumes que vuelven como los verbos y los adjetivos en el discurso, adelantándose solapados a la cosa en sí, al presente puro, entristeciéndonos o aleccionándonos vicariamente hasta que el propio ser se vuelve vicario, la cara que mira hacia atrás abre grandes los ojos, la verdadera cara se borra poco a poco como en las viejas fotos y Jano es de golpe cualquiera de nosotros.”
Julio Cortázar
Fragmento del libro Rayuela
   

“Es bueno recordar”, escuche en palabras de la profesora Gloria, amiga y pareja de danzón como ella lo cuenta,  en muchas ocasiones de Felipe Matías Velasco; lo afirmó mientras Tomás Benito, vecino de la piragüa,  narraba a los presentes los motivos por los cuales Felipe Matías fue un ser humano excepcional; “muchos de ustedes ya lo saben, pero nos hemos reunido para recordar a Felipe” ahí fue cuando  Gloria acentúo la intención diciendo “es bueno recordar”.  Sucedió en el marco de los tres años del fallecimiento del cronista costumbrista. Hace 5 años, en el 2010,  comenzó la aventura de ir creando los recuerdo con las publicaciones de Diálogos con Felipe  Matías, génesis de lo que ahora es el proyecto de comunicación “Préstame Tu Recuerdo” a cargo del Centro para el Desarrollo de las Inteligencias Múltiples, CDEIM, propuesta exitosa  de conformidad a la Carta de Barrios Educadores.

Luis Fernando Paredes Porras Director del CDEIM nos comenta que la mente humana tiene el don de recordar y la sabiduría popular recomienda hacerlo tan sólo con las cosas gratas, otros en cambio, apoyados en el saber de la ciencia  recomiendan hacerlo con aquellas situaciones que nos han dañado a fin de trabajar en la liberación de emociones, cerrar la herida y aprender a vivir con la cicatriz, proceso fundamental de resiliencia. Sabersinfin es una gran cápsula del tiempo, contribuye a la  memoria de la región de Tuxtepec y  a educar para el recuerdo, señala el pedagogo.

 “Recordar” viene del latín “re-cordis”, y quiere decir “volver a pasar por el corazón” recuerda Paredes Porras,  lo leí en el fantástico “libro de los abrazos” escrito por Eduardo Galeano y esta frase influyó en mi gusto por producir medios y contenidos para educar en el recuerdo.   Materialmente es la sangre lo único que por el corazón pasa, líquido con el cual, al decir del pueblo, se firman los  pactos trascendentes al ser, en su recorrido por el cuerpo, afluente de vida. Quizá por eso aquella sentencia milenaria de que recordar, es volver a vivir puesto que,  al invocar el sentimiento se experimentan las sensaciones gratas o ingratas que  acompañaron al hecho. Educarnos para el recuerdo implica desarrollar las competencias para extraer del gran archivero de la memoria,  adentrarnos en los sentimientos,  sopesar  la situación en las actuales circunstancias y recrearnos con ella. Recordar como acto educativo nos proporciona la oportunidad de usar el poder de Jano  (deidad romana de los comienzos y finales) para empoderarnos y contribuir con  la escucha atenta y respetuosa, al empoderamiento de los otros, eso es lo que pretendemos y hemos logrado con la metodología que da vida a “Préstame tu Recuerdo”, pues la pérdida de la memoria significa la imposibilidad de recordar y con ello, la pérdida de nuestro ser histórico y trascendental. Educarnos para la Paz implica educarnos para el recuerdo, por ello el papel relevante que juega el  portal sabersinfin.com al ser depositario de los recuerdos generados en la región de la Cuenca del Papaloapan, afirma Luis Fernando.

Las ondas del sentimiento
que salen de forma plena
por mi vieja calle llena
de los ayeres el viento,
no quiero estar ni un momento
con el tiempo en desacuerdo,
y por saber que no pierdo
ni una letra de mis historia,
regálame la memoria
¡y Préstame tu Recuerdo!

En el CDEIM, comenta su Directora Operativa, Eréndida Armas Aguirre, nos hacemos varias preguntas de forma constante: ¿para qué educar para el recuerdo? ¿por qué educar para el recuerdo cuando vivimos el tiempo  donde la inmediatez y lo desechable son paradigmas imperantes, donde la idea de lo viejo tiene una fuerte  carga  negativa?  Y nos seguimos respondiendo que para volver a pasar por el corazón aquello que nos robó la dignidad y resignificarlo para que deje de hacerlo,  para  volver a pasar por el corazón  lo que nos hizo dignas y dignos para darnos y dar ejemplo de ello a quienes buscan esa condición en la escucha atenta y respetuosa de historias con las cuales identificarse, asirse a ellas y contribuir al saneamiento del tejido social. 

Sabersinfin y el Centro para el Desarrollo de las Inteligencias Múltiples, CDEIM con agrado compartirán recuerdos que se generan a partir de la gestión de saberes colectivos, en el marco de la Carta de Barrios Educadores (CBE), documento que recoge y sistematiza la experiencia de sabersinfin.com en Puebla y el sureste mexicano, el Barrio de la Huaca en el Puerto de Veracruz,  el Barrio el Flamenco en Tuxtepec, Oaxaca y los Barrios que se encuentran en proceso de reconocimiento como Barrios Educadores.

Educar en el recuerdo implica mantener a flor de piel la capacidad de asombro. Educar la evocación para ejercitar la memoria personal y colectiva para alimentar la identidad y  posibilidad de trascendencia.

Es bueno recordar, ya le hemos dicho, pero todo lo bueno cuesta aprenderlo. Esperamos que disfrute de lo que le tenemos preparado y pronto podamos publicar el resultado de prestarnos sus recuerdos, como lo hizo Felipe Matías, como lo han hecho mujeres y hombres que a veces no nos percatamos de su valía, como lo harán quienes aprendan de nuestro ejemplo y sean, como cuenta Eduardo Galeano, fuegos que encienden a quien se acerca.

-------------------------------------------------------------
El mundo
Un hombre del pueblo de Neguá•, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo.
A la vuelta contó. Dijo que había contemplado desde arriba, la vida humana.
Y dijo que somos un mar de fueguitos.
-El mundo es eso - reveló- un montón de gente, un mar de fueguitos.
Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás.
No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tanta pasión que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca se enciende.

Eduardo Galeano, en El Libro de los Abrazos,

------------------------------------------------------------

 Los Barrios Educadores es un movimiento de Educación Permanente que reconoce a las y los ciudadanos que con su ejemplo contribuyen a darle identidad y fortalecen el tejido social actuando orientados por la Carta de Barrios Educadores (CBE).

 

next
prev

Hay 239 invitados y ningún miembro en línea