Guelaguetza 2015: su lección
Minuto a Minuto

 

 

 Masca la Iguana

Guelaguetza para coronar la nueva geografía 

del poder educativo en Oaxaca.

Luis Fernando Paredes Porras

 

      En Oaxaca se consume el indigenismo, es nuestro principal producto de exportación “sin salir de casa”, porque la Guelaguetza sigue siendo, pese a las amenazas delirantes de los líderes de la sección 22, el principal espectáculo que Oaxaca tiene para el mundo llamando la atención para promocionarse turísticamente,  sintetizando la riqueza cultural, pero también la lucha que los pueblos oaxaqueños tienen ante el  discurso festivo del Estado y una realidad coronada con la peor educación de México.

      El espectáculo que gozamos en los lunes del cerro del Fortín pasa por el filtro del poder de cada presidente municipal quienes en su mayoría nunca hanimpulsado políticas culturales que sean congruentes con el triunfalismo verbal  del Gobierno del Estado, tampoco han desarrollado políticas educativas que hicieran frente a las cientos de horas sin clases que las niñas y niños de Oaxaca han dejado de tener en los 30 años de paros, marchas y desinterés de maestros sin vocación de la CNTE.

     En la gran mayoría de los pueblos representados en la Guelaguetza sus habitantes no han visto el beneficio de que participen, ya que la dinámica de cada delegación electa por el comité de autenticidad pasa antes  por el favoritismo del poder municipal en turno, cuyas autoridades utilizan su participación como un logro político de su administración sin que ellos realicen inversión  significativa en el logro, quedando evidenciada esta intención si revisamos los acuerdos de cabildos a favor del desarrollo e impulso a la cultura viva, la Guelaguetza diaria que hacen posible los actores culturales no oficiales.

     La emisión 2015 de la máxima fiesta de los Oaxaqueños deja aprendizajes fundamentales en el contexto político educativo por el cual atraviesa el Estado, a fin de resarcir la máxima vergüenza de los Oaxaqueños: nuestro nivel educativo. Así cada baile representa la oportunidad de que los planes de estudio y la didáctica que ha de impulsar el nuevo Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, el IEEPO, retomen las enseñanzas de las danzas de los pueblos originarios o de los bailes creados para el espectáculo del cerro del Fortín; - que reconozco dicha intención fue un aporte que la sección 22 se vio obligada a realizar desde lo que llamó Guelaguetzas educativas para justificar su supuesta metodología que aplicó en los últimos años de las tres décadas que tuvo como oportunidad para revolucionar la educación en Oaxaca, inspirado el discurso reciente en   la propuesta del brasileño  Freire y su metodología del oprimido – en ese tenor, viviendo en la región de la cuenca del Papaloapan identifico contenidos que considero deben formar parte de los planes de estudio en la educación básica para que contribuyan el desarrollo de las inteligencias naturalista, kinestésica, lingüística y musical:

1. La interpretación cosmogónica de los huipiles de las etnias chinatecas y mazatecas

2. La multiculturalidad de la región de la Cuenca representada en   sus idiomas con sus variantes

3. La presencia de la tercera raíz con los afromexicanos manifiestos en el son cuenqueño, el son jarocho, el fandango.

4. La fuerza de la palabra a través del repentismo ( el arte de crear versos de repente en distintas métricas: cuartetas, quintetas, sextetas, décimas espinelas)

     La realidad educativa en la región de la cuenca del Papaloapan ha despreciado los conocimientos anteriores en la formación del alumnado y cada región puede identificar sus aportes que deberá el IEEPO renovado,  gestionar que de manera transversal, los Ayuntamientos que tradicionalmente participan en la Guelaguetza, invitados y organizados por la Secretaría de Desarrollo Turístico y Económico, logren crear políticas educativas que nos permitan, trabajando en sinergia, ir salvando el atraso miserable en que la sección 22 ha colocado el nivel educativo en Oaxaca, con la anuencia perversa y jugosa de los tres poderes de gobierno, a quienes ya la sección 22 estorba en su nueva geografía del poder.

     La iguana emocionada me dice que aprenderá a versar cada vez que hable para dejarme un mensaje para que el tiempo no ultraje lo que tenemos de salvable y para defenderse de las mujeres y hombres que se la quieren comer en PinotepaNacional y el Istmo y de los maestros radicales de la sección 22 que seguirán mostrando de qué están hechos, iniciando de inmediato:

 

La educación es poder, 

es Guelaguetza del alma,

y ahora el IEEPO con calma

nos dejará de joder; 

30 años de roer

nos legan su historia impía,

y la dignidad tardía

alimentará el empeño 

en aula del oaxaqueño

en la nueva  geografía.

 

     Se terminó la Guelaguetza y su éxito alimentará los trabajos en el Cerro del Fortín para retomar con bríos le intención del Gobierno del Estado para crear el Centro de Convenciones; es buen momento para la entidad, hemos llamado la atención nacional e internacionalmente gracias al indigenismo que presumimos y celebramos con danzas, bailes y cohetes;a la ignorancia que compartimos en procesos educativos que sufrimos y a la esperanza y co-responsabilidad que deseo compartamos el pueblo entero para lograr mejorías en nuestra educación y así, vivir la Guelaguetza del alma, esa que las maestros y maestros con vocación de Oaxaca y del mundo saben que hacen de una vida,  una fiesta, la más grande de todas,  que es la de irse haciendo humano.

Luis Fernando Paredes Porras es educador mexicano; dirige el Centro para el Desarrollo de las Inteligencia Múltiples y www.sabersinfin.com sureste

next
prev

Hay 331 invitados y ningún miembro en línea