Oaxaca: tiempos indignos
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

Masca la Iguana

Cada aprendizaje volverá la dignidad a Oaxaca

Luis Fernando Paredes Porras

     Rescatar el sentimiento de su propia dignidad es la posibilidad para miles de maestros adheridos a la sección 22 de Oaxaca, quienes en un futuro próximo podrían experimentar liberarse de la mafia que ha devastado a la entidad, misma que planean dañarle al máximo en próximos días teniendo aún a miles de docentes esclavos de la 22.

 

     Argumentando la defensa de sus derechos laborales los profesores de la sección 22 han alimentado durante 30 años la mayor desgracia de Oaxaca en su historia contemporánea, pues derivado de los efectos de recibir una educación matizada por las imposiciones, la simulación y la traición, los oaxaqueños han permitido toda clase de abusos de políticos y caciques que hacen leña del tronco caído.

     No bastarán que los profesores regresen a las aulas, pues nada garantiza por el momento que se dediquen a impartir clases, por el contrario, muchos querrán seguir coaccionando a padres de familia o pueden tomar los edificios manifestándose en paro indefinido agrediendo a aquellos maestros de la sección 59 e incluso de la misma 22 que decidan dar clases, como ya sucedió hace unas semanas.

      Los estragos de los procedimientos educativos de la sección 22 se pueden observar en el proceder de los comités de padres de familia de miles de escuelas, puesto que la gran mayoría de estos adultos recibieron la precaria educación que aprendieron a tomar como válida, acostumbrándose a ella alimentándola con su descendencia y la complicidad aberrante del Estado Oaxaqueño. Los padres de familia tienen un reto enorme para dinamizar desde los comités y franqueando las presiones de los directores de las escuelas,  procesos que coadyuven a resarcir el atraso educativo en Oaxaca.

      Rescatar el sentimiento de la propia dignidad de cada maestras o maestro que aprendió a temerle a la dirigencia de la sección 22 no será tarea fácil, primero tendrán que sobrevivir a las acciones a las que serán obligadas y obligados a participar y a las que se les involucren con o sin su consentimiento.

       Educarnos para la paz es una meta que por el momento está lejana en Oaxaca, han sido 30 años de oprobio y enseñanza de métodos para la violencia que nos alcanzan a todos y quienes se han beneficiado de ello no dejarán morir tan fácilmente a la gallina de los huevos de oro.

  La iguana está estudiando pedagogía en reuniones clandestinas, lista para concursar por una plaza en cuanto estén dadas las circunstancias; mientas tanto prepara una clase que me dice se llama “la dignidad en tiempos indignos”; por lo pronto ya me inscribí.     

Luis Fernando Paredes Porras es educador mexicano, Director del Centro para el Desarrollo de las Inteligencias Múltiples, CDEIM, productor de medios de comunicación para el desarrollo y dirige www.sabersinfin.com Sureste.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1368 invitados y ningún miembro en línea