Ciudades Eternas (Poema en prosa libre)
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

25 de enero de 2017

Los panteones tienen forma de ciudades.

Los muertos salen de noche a jugar entre los pasillos que separan las tumbas, las capillas, los nichos.

La temperatura fría de la noche de invierno (aunque afuera sea primavera) les sienta bien a sus huesos sin nada.

Tocan el agua seca de sus riñones y beben la humedad de la tierra que ha sido bañada por las gotas de lluvia, meses antes de que la sequía separe los elementos con los que juguetea la muerte a mover la tierra... a hacer llorar al cielo... a esconder las casas bajo toneladas de cerros...

Se besan en labios sin carne… en ombligos sin cuerpo... en sexo sin vagina... en aureolas sin senos... Y entonces, es un erotismo puro que conlleva a tocar el cielo con un simple movimiento... Es la santidad que desconoce la simple materia que es el cuerpo.

El orgasmo es una sinfonía dirigida por la muerte. La fecundación es la conjunción de la vida con el amor cuando éste es eterno. Es jugar a hacer muñecos de carne legándolos a nuestro mismo terreno.
 
Y después camino entre los senderos llenos de coronas de flores, de rosas que se marchitan entre la tierra que cubre la sangre que ya no corre más que en las raíces de los árboles que dan sombra al cementerio.

Y sigo caminando por los ríos de mi sangre... de mi historia... de mi pueblo... Y después, tranquilamente despierto.

Ahora deduzco sabiamente que la vida es un sueño en el que soñamos a ser seres enteros con huesos, riñones, ombligos, dientes y días que nos van haciendo cada vez más serenos hasta llegar a ser jóvenes viejos.

Imagen:naturewallpaperfree.com

Mino C´Blanc: Perdido en el laberinto de las letras encuentro el camino de la libertad.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 804 invitados y ningún miembro en línea