María y yo (Relato)
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

1 de marzo de 2018

"... En los atardeceres solía caminar por el parque muy cerca del centro. Allí conocí a María, una mujer nativa, sencilla, de edad avanzada; solía dar de comer a los zanates justo aguardaban su llegada. Un día me senté a su lado, en aquella banca que solía ocupar, parecía no molestar mi presencia, al contrario, cada vez que me veía cedía el lugar, yo le sonreía; ella alzaba sus cejas en son de correspondencia, nunca emitió palabra alguna pero me esperaba, teníamos todas las tardes una cita.

Al salir del trabajo caminaba dos o tres cuadras y podía verla a lo lejos asomándose hacia mí. María y yo entretejimos nuestros pensamientos en compañía del viento, el trinar de las aves y el perfume del mar, que por las tardes se percibía delicadamente en el puerto, fue mi compañera cuando las prolongadas ausencias de Antonio me invitaban a la reflexión, entonces en silencio, al lado de aquella mujer, destellos de verdades me llegaban y en su mirada, mágicamente encontraba muchas respuestas.

Un día regresé para sentarme junto a mi muda amiga, creí no verla, busqué por todas partes, en cada una de las bancas, pero no la encontré; pregunté por ella a los que solían rondar por allí a esas horas; nadie me dio razón, sin embargo los zanates parecían conocer la verdad, ellos ya no la buscaban. Estuve allí varios días más, a la misma hora con la misma ilusión, pero nunca sucedió; supe que María ya había partido, -así la nombré- lo supe varios días después por la forma en que un colibrí mantuvo su vuelo sobre mí.

Aquella ave sostenía con su pico una diminuta flor que instantes después, dejo caer… Voló, voló al cielo como María, y esa amiga que nunca existió se mudó de mi imaginación también..."

Frag. Novela/poemario: "TODO EN TI". (D.R)
Autora: Marcel Moranchel.

A mi querida Tiita Pepa. E.P.D.

Marcel Moranchel.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 954 invitados y ningún miembro en línea