Más vale tarde que nunca
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

13 de agosto de 2014

Un viaje alrededor del mundo empieza con la voluntad del primer paso
Jarym

Desde hace ya varios años se había detectado, en nuestro país, que los casos de sobrepeso, obesidad y diabetes, habían aumentado de forma alarmante, pero poco se hizo al respecto. El día 24 de julio de 2014, conmemorando el Día Internacional del Autocuidado de la Salud, la Secretaría de Salud dio a conocer que por un acuerdo del Consejo Nacional de Salud -organismo que conforma las materias públicas de salud en toda la República-, se decidió que se hiciera el lanzamiento de manera simultánea en las 32 entidades federativas de las estrategias para la prevención y control del sobrepeso, la obesidad y la diabetes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define al sobrepeso y la obesidad como una acumulación anormal o excesiva de grasa, el indicador más común que se utiliza para identificar el exceso de peso es el índice de masa corporal (IMC) el cual se calcula dividiendo el peso (en kilos) entre el cuadrado de la altura (en metros), y clasifica como sobrepeso cuando el IMC es igual o superior a 25 y la obesidad cuando éste es igual o superior a 30. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2012, “los niveles actuales de sobrepeso y obesidad en la población mexicana representan una amenaza a la sustentabilidad de nuestro sistema de salud, por su asociación con las enfermedades no transmisibles y por el uso de recursos especializados y de mayor tecnología que imponen a los servicios de salud altos costos para su atención”.

Según esta encuesta, entre los hombres mayores de 20 años de edad, 42.6% presentan sobrepeso y 26.8%, obesidad; mientras que en las mujeres estas cifras corresponden a 35.5 y 37.5%, respectivamente. Por otra parte, en la población escolar (5-11 años) la prevalencia de sobrepeso es de 19.8 y la de obesidad de 14.6%. La relación entre economía y salud muestra que un aumento de 20 años en la expectativa de vida de la población se traduce en 1.4% de incremento adicional del Producto Interno Bruto, por lo que se debe considerar que el aumento en la prevalencia y la carga de enfermedad que generan la obesidad o la diabetes pueden limitar dicho crecimiento.

Es por ello que a través de esta Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes se busca hacer conciencia en cambios de comportamiento, de hábitos saludables tanto de alimentación, como de activación física. La estrategia consta de tres ejes rectores, el primer eje como es la parte de salud pública, tiene que ver con el cambio de conciencia, a través, de campañas de difusión y campañas educativas. El segundo es la atención médica, tanto a nivel de alta especialidad, como es el caso del Instituto Nacional de Nutrición en donde ya se tiene un modelo integral de atención del paciente con diabetes; como el primer nivel de atención en donde en 21 estados se tienen redes de atención de personas con obesidad y diabetes. El tercer eje rector es la parte regulatoria y fiscal, tanto en el tema del etiquetado en los productos, como el impuesto a bebidas azucaradas y alimentos con alta densidad calórica. Siendo estos los tres ejes rectores y en eso tiene que enfocarse también las estrategias estatales.

Las estrategias estatales ponen énfasis en aspectos que son competencia de los gobiernos locales, como la regulación y control de la venta de alimentos y bebidas en espacios aledaños a los planteles educativos, el suministro de agua potable para consumo humano, el rescate de espacios para la práctica de la actividad física , entre otras acciones. Con esta medida los gobiernos estatales y municipales promueven la consolidación de una cultura que facilite la adopción de estilos de vida que mantengan la salud de las personas.

La salud es un elemento fundamental para el desarrollo económico del país. Solo a través de una población sana y del desarrollo de sus capacidades y potencialidades se puede lograr que México se posicione en el contexto de la economía global. Y me pregunto ¿tuvimos que alcanzar el primer lugar mundial en obesidad infantil y el segundo en obesidad en adultos (de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Salud Pública, de la Secretaría de Salud), para iniciar con este tipo de estrategias?, creo que no, pero más vale tarde que nunca, al final, Usted, amable lector, tiene la última opinión.

Jorge Rodriguez_y_Morgado_2

Jorge Rodríguez y Morgado (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es catedrático universitario, conduce:ConoSERbien en Sabersinfin.com

 

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 925 invitados y ningún miembro en línea