Mindfulness y mindful eating ayudarían a tratar diabetes tipo 2
Minuto a Minuto

 

 

20 de abril de 2022

Las técnicas de atención plena –o mindfulness– y de alimentación consciente –o mindful eating– pueden favorecer el bienestar del paciente diabético, a través de cambios sencillos como masticar mejor la comida y no realizar otra actividad mientras se come.

Según cifras del organismo no gubernamental Cuenta de Alto Costo (CAC), a junio de 2021 más de 1.600.000 colombianos padecían diabetes. Así mismo, datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que de 1980 a 2014 el número de adultos con diabetes mellitus casi se cuadruplicó en el mundo, al pasar de 108 a 422 millones de casos.

Dada a la complejidad de dicha enfermedad, cada día se desarrollan importantes estudios que aportan al tratamiento de los pacientes que la padecen. Se ha demostrado que la mindfulness, práctica meditativa en la que se ejercita la conciencia al prestar atención a la experiencia que se está viviendo en el momento, podría ayudar a modificar hábitos de alimentación no saludables.

Durante su participación en el programa #SaludUNALcontigo, de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), la nutrióloga Alejandra García Quiroz, profesora del Colegio de Nutricionistas de México y presidenta de la Asociación Mexicana de Nutriología, señaló que “la mindfulness ayuda a que los pacientes tengan una percepción más baja de la gravedad del dolor”.

Explicó además que “es una aliada imprescindible para liberar el estrés del día a día, que finalmente impacta en nuestros niveles de glucemia y en nuestra estabilidad mental. También facilita un proceso más saludable y ayuda a mantener los hábitos alimentarios a largo plazo, lo cual se relaciona con las claves internas y la sensibilidad a las señales de hambre y saciedad”.

En Alemania y los Países Bajos se han realizado ensayos clínicos controlados aleatorios con resultados prometedores que indican que el entrenamiento de la atención plena puede ayudar a los diabéticos a reducir tanto la angustia psicológica y la ansiedad como la depresión asociada con el manejo de su condición.

“En este contexto es donde esta técnica de alimentación con atención plena ha demostrado ser de gran ayuda para mantener unos hábitos alimentarios saludables, ya que ayuda a disminuir la ingesta compulsiva de comer por comer”, subraya la experta.

Así mismo, citó un estudio de la doctora Karla Miller, profesora de ingeniería biomédica, cuyo resultado es que la capacitación consciente y la educación terapéutica y la autogestión de la diabetes mejoran la ingesta dietética, favorecen la pérdida de peso moderada y pueden ayudar a controlar el azúcar en sangre de los pacientes con diabetes.

Modelo Ciclo Mindful

Este modelo –propuesto por la doctora Michelle May con la colaboración de la experta Megrette Flecther– se basa en la terapia cognitivo-conductual y se utiliza para construir consciencia sobre las seis decisiones de autocuidado de la diabetes: alimentación, actividad física, manejo de la glucosa, uso de medicamentos, disminución en complicaciones y resolución de problemas.

“Se basa en una serie de seis preguntas fundamentales sencillas relacionadas con el porqué se come, cuando, cómo y dónde se invierte la energía. Este modelo se tiene que llevar de la mano con un nutricionista capacitado que pueda ayudar a orientar las respuestas de estas preguntas”, asegura la experta.

Y añade que “en prediabetes o diabetes tipo 2, este modelo ayuda a reducir la ansiedad sobre el autocuidado o la autogestión de la diabetes y motiva a los pacientes a pensar en cómo nutrirse sin restricciones”.

“Lo importante no es cambiar lo que estamos comiendo, sino cómo lo estamos comiendo. Es esencial prestar atención plena a la experiencia de alimentación, lo que implica mucho más que comer despacio y sin distracciones. La alimentación consciente abarca todos los procesos que nos ayudan a cambiar la relación con la comida y los alimentos".

Aumentar el consumo de frutas y verduras, reducir la ingesta de alimentos hipercalóricos y reducir la frecuencia de consumo de grasas, son pequeños cambios que ayudarían a mejorar los niveles de glucosa en la sangre, al igual que el perfil de lípidos y la presión arterial.

Según los estándares de atención médica en diabetes establecidos por la Asociación Americana de Diabetes, esta técnica utiliza todos los alimentos en el enfoque de patrón alimentario, aplicando los conceptos de equilibrio variedad y moderación, y además, para la planificación de menús, propone el “plato de la diabetes modificado”, que enfatiza en aumentar la ingesta de verduras de baja carga glucémica, elegir grasas saludables y comer una mezcla de alimentos fuente de los macronutrientes que pueden tener un efecto deseable sobre el hambre y la saciedad.

Según la experta, la atención plena también mejora la resistencia física y mental, eleva el nivel de inteligencia emocional, mejora el sistema inmunológico, la función neuroendocrina y puede llegar a reducir el envejecimiento prematuro.

Una forma de implementar estas técnicas es planificar las comidas con anticipación, comer en un lugar adecuado y relajado, comer sentado y sin distracciones, masticar más veces la comida y observar el reloj, de manera que la comida dure al menos 20 o 30 minutos.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co
next
prev

Hay 791 invitados y ningún miembro en línea