Trabajadores de la salud, sin salud ni condiciones laborales dignas
Minuto a Minuto

 

 

BOGOTÁ D. C., 06 de mayo de 2021 — Agencia de Noticias UN-

“Más del 65 % de los trabajadores del sector salud tienen formas de contratación que no garantizan un empleo digno, agravado por el hecho de que deben pagar su propia seguridad social, tener dos o tres empleos simultáneos para tener un salario justo y la no remuneración económica en casos de aislamiento por contagio de COVID-19”.

Así lo expone la profesora Nancy Jeanet Molina Achury, fisioterapeuta, magíster en Ciencias de la Salud en el Trabajo, doctora en Ciencias de la Salud y presidenta de la Asociación Colombiana de Fisioterapia, en el marco de la charla “El trabajo en la salud y la salud en el trabajo” del programa #SaludUNALContigo de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL).

Un estudio desarrollado por la docente en el espacio denominado “monitoreo crítico”, identificó los problemas de protección, precarización laboral y exceso de carga mental en los trabajadores del sector salud en el marco de la pandemia.

“Ese ejercicio nos ha permitido conocer la magnitud del impacto en el sector, tener datos que hablan de una condición inicial de atención, de no poder contar con elementos de protección personal básicos como guantes, mascarillas y caretas, entre otros”, señala.

Agrega que las dotaciones de estos elementos en el sector salud son precarios y la pandemia permitió evidenciar que no había asistencia suficiente ni protocolos adecuados, sumados a problemas de infraestructura que acompaña a los equipos de protección.

Enfermeras, las más afectadas

Por su parte, la profesora Oneys del Carmen de Arco Canoles, enfermera, magíster en Salud y Seguridad en el Trabajo señala en el mismo espacio que las condiciones de trabajo del personal en el sector salud ya eran precarias antes de la pandemia, solo que se agudizaron y se mostraron en su forma más severa.

“En el país existe un déficit en el personal de salud. Ocupamos el último lugar en la relación enfermera-médico (0.6), mientras que en países como Japón, Irlanda, Finlandia, Estados Unidos y Suiza, entre otros, las cifras son superiores (4), por lo que hay una necesidad urgente de que se tomen acciones e iniciativas para mejorar las condiciones de trabajo de la población.”

Según la profesora De Arco, el personal de enfermería es el más afectado en cuanto a los impactos físicos y mentales a causa de la emergencia sanitaria.

En el plano mental se relaciona con la angustia que sufren las mujeres, quienes han tenido que irse de sus hogares por periodos de tiempo buscando la protección de su familia, rompiendo con las relaciones de permanencia en su hogar. A esto se suman eventos como síndrome de burnout, a causa de la carga laboral.

En el plano físico, las enfermeras también han manifestado lesiones osteomusculares y dérmicas asociadas con el uso de elementos de protección personal necesarios para protegerse.

“Esto evidencia la necesidad de capacitar y entrenar en higiene personal y equipos de protección. No es solo suministrarlos, sino que estos se deben usar con la frecuencia y a forma adecuada, que garantice una mejor protección”, concluye la docente.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co
next
prev

Hay 888 invitados y un miembro en línea

  • Mino DBlanc