SEXUALIDAD, UN ENFOQUE DIVERSO. SOCIO-DIVERSIDAD Y DIVERSIDAD SEXUAL (I)
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

alt

SEXUALIDAD, UN ENFOQUE DIVERSO.

SOCIO-DIVERSIDAD Y DIVERSIDAD SEXUAL (I)

 

 

 

Por: Jesús Tamariz Saldaña*

 

 

 

Introducción

 

 

 

Bienvenidos, como ya saben esta columna está diseñada para hablar de temas propios de la psicología de un modo digerible y comprensible para la mayoría.

 

 

 

En esta ocasión, vamos a dar inicio a una nueva serie de artículos que abordarán temas de la sexualidad y la diversidad sexual, desde una perspectiva diferente y amena. Vamos a leer relatos breves que nos ubicarán en el contexto de una realidad social y sexual, y nos ayudará a conocer las diferentes manifestaciones de la sexualidad.

 

 

 

 

 

 A esta nueva serie le hemos titulado “Sexualidad, un enfoque diverso”

 

 

 

Espero lo disfruten y me hagan llegar pronto sus sugerencias acerca de los temas que deseen conocer y las dudas que quieran resolver

 

 

 

Entremos en materia

 

 

 

Un fuerte y penetrante sonido me despertó de golpe, las 6:30 a.m. en el despertador. Sin molestia me levanto y me dirijo al baño para salir a trabajar. No tengo que mediar el agua, cae tibia, a 16° centígrados exactamente, la temperatura adecuada para que no me haga daño; además es la oficial, así que ni lo pienso, simplemente me baño a prisa y salgo para arreglarme.

 

 

 

Abro mi closet y tomo mi ropa verde; sí, es miércoles, me toca el verde, ayer martes fue café y mañana es azul; así que me visto y tomo mi desayuno, la ración oficial, ni más ni menos; la tomo de prisa porque la banda transportadora con mi lugar exacto en la fila está por pasar, así me lo indica la luz roja en la puerta; salgo y me uno a la fila.

 

 

 

No hay mucho que ver, todo mundo lleva el uniforme oficial, ni más ni menos, el corte de cabello reglamentario, incluso, el mismo gesto.

 

 

 

Las casas son todas iguales, prácticas, sí, pero iguales. No hay sorpresas ni detalles que llamen la atención. ¿Quién las diseñó? no lo sé, dudo que alguien lo sepa, siempre ha sido así.

 

 

 

¿Amigos?, extraño concepto, tengo muchos compañeros de trabajo, con los que, por cierto, no hay mucho de qué hablar; si hacemos todos los días lo mismo y a la misma hora… ¿de qué podemos hablar?

 

 

 

¿Amor?... no sé de qué me hablan, es un concepto nuevo.

 

 

 

¿Reproducción?... se realiza en las incubadoras de las que todos descendemos y de la que sólo salimos cuando estamos aptos para la producción.

 

 

 

¿Gobierno?... no entiendo, todos somos iguales y cada uno hace lo que le toca, ni más ni menos.

 

 

 

¿Vocación?... sigo sin entender…

 

 

 

¿Felicidad?... ¿de qué hablas?

 

 

 

¿Deseo?... ¿de qué me hablas?... ¿Por qué utilizas tantos términos extraños?

 

 

 

¿Fantasías?, ¿planes?, ¿proyectos?, ¿ilusiones?... todas las palabras se agolpan en mi mente y realizan una danza que me parece macabra; me sofocan, me asfixian, me confunden…

 

 

 

Un fuerte y penetrante sonido me despierta de golpe, las 6:30 a.m. en el despertador. Muy confundido me levanto y me dirijo al baño para salir al trabajo.

 

 

 

Abro la llave de la ducha y cae tan helada que termina de despertarme, así que rápidamente abro la llave del agua caliente para templarla y terminar mi baño diario. Salgo para arreglarme, abro el closet y escojo el traje a rayas, el negro que me sienta tan bien; me arreglo y me pongo mi nueva loción, voy a causar sensación con ella.

 

 

 

Checo el reloj y corro a la cocina, un vaso de leche, un plátano y una manzana, ya mañana desayunaré mejor, como me lo he prometido mil veces, hoy se me hace tarde y si vuelvo a llegar tarde al trabajo el patrón ahora sí me corre y después encontrar trabajo está en chino; así que salgo hecho la… bien duro, llego a la esquina y me trepo al primer camión que va por el rumbo y casi tengo que viajar en calidad de mosca.

 

 

 

Cuando logro entrar, entre empujones y codazos, me topo de frente con una chulada de chica que no es la primera vez que veo, pero que hoy luce espectacular; así que me alisto para parecer casual y hacerle la plática… cuando de pronto, descubro que su mano acaricia discretamente la de otra chica a su lado, la que siempre la acompaña y que a veces da la impresión de que la cuida…

 

 

 

Un rayo de luz se hace en mi mente y me doy cuenta de que ya me la ganaron, así que finjo no darme cuenta y avanzo hacia atrás del camión en donde una pareja de novios se masajean las anginas con la lengua que da gusto. A su lado una señora termina de peinar a su niño que lleva seguramente a la escuela…

 

 

 

Del otro lado del asiento, otra chica llama mi atención, no por guapa como la otra, sino porque hace verdaderos malabares y actos de prestidigitación para maquillarse en el viaje y me preparo para, en cualquier sacudida o alto brusco del camión tener que cachar el ojo, que seguramente saldrá volando cuando se lo pique con el delineador. No sucede y tengo que bajar sin ver el resultado final de tal evento.

 

 

 

Por fin en la oficina, a tiempo y contento conmigo mismo por el logro. Me dirijo al escritorio y descubro una descomunal pila de papeles que me hace tragar grueso… pero querías ser contador, ¿no?, tanto que mi papá me insistió en que fuera médico, como él; pero no, tenía que hacerse mi voluntad…

 

 

 

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 410 invitados y ningún miembro en línea