Soledad crónica, un preámbulo para la depresión ¿por qué?
Minuto a Minuto

 

 

24 de junio de 2022

Aislamiento, desolación y sensación de vacío son algunas condiciones que convierten la soledad en una patología o en una enfermedad; esta ha afectado cada vez más a la sociedad, incluso antes del auge de las redes sociales y de la pandemia por COVID-19.

Aunque el debate público reciente sobre el aislamiento social y la soledad crónica se ha centrado en gran medida en la influencia aislante de las redes sociales, que ha creado una “epidemia de soledad cultural”, lo cierto es que el problema es mucho más profundo y que la evidencia sustancial es anterior al auge tecnológico.

En Análisis UNAL, programa de Radio UNAL (98.5 FM), expertos de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) disertaron sobre la soledad crónica, el aislamiento y su relación con las condiciones sociales de los colombianos.

Coincidieron en señalar que en países como Colombia es urgente atender este tema, pues la soledad crónica tendrá cada vez más efectos en la salud pública.

El psiquiatra Miguel Cote, profesor de la Facultad de Medicina de la UNAL, explica qué es la soledad crónica: “aunque en algún momento de su vida las personas pueden afrontar momentos cortos de soledad, cuando ese sentimiento continúa en el largo plazo puede desencadenar otros factores”.

“La soledad se da cuando una persona se siente aislada, o por alguna razón se aisló de su red de apoyo, como amigos o familia; en ese momento pasa a ser crónica, por lo que debe buscar ayuda para empezar a recuperar los lazos sociales que se han deteriorado”.

Por su parte, el psicólogo Édgar León, director del bufete de psicología Medinet, considera que “con los aislamientos impuestos en 2020 a causa de la pandemia, de más de seis meses, era de esperarse que se generaran problemas mentales que antes se distraían con ocupaciones, oficios y otras actividades. Las enfermedades mentales –depresión o ansiedad– se dispararon”.

“Un factor social importante para tener en cuenta es el de perder la libertad de escoger, pues los aislamientos y cuarentenas que se vivieron durante los primeros meses de la pandemia fueron impuestos”.

“Aunque existe una ‘soledad sana’, que es la que se da de manera natural cuando una persona está en permanente contacto consigo mismo y genera momentos de introspección positivos, se vuelven patológicos cuando lo que se afronta es desolación y vacío, que son el preámbulo de la depresión”.

Cuidadores y aislamiento social

Durante su intervención, la profesora Sonia Carreño, de la Facultad de Enfermería de la UNAL, hizo referencia a los resultados de un estudio sobre la soledad crónica de los cuidadores, el cual evidenció la profundización de este fenómeno.

“Por lo general los cuidadores son personas solas que se encapsulan en el cuidado y pierden contacto con sus amigos; durante la pandemia esta situación se profundizó, al igual que la carga de cuidado”.

“La soledad de los cuidadores es crónica y se da a la par con la trayectoria de sus actividades, situación que hace que cuidador y paciente caigan en aislamiento social”.

“La soledad crónica es un estado predictivo de la depresión, por eso invito a las personas que en algún momento experimentan soledad y están sedientos de compañía, a que la busquen, que tengan iniciativa para consultar a los especialistas y establecer estrategias de acompañamiento entre sus redes sociales, familiares, personales”, concluye la docente.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co
next
prev

Hay 285 invitados y ningún miembro en línea