El inconsciente de mi consciente (Artículo)
Minuto a Minuto

 

 

 

3 de febrero 2021

 

El papel que juega el lenguaje es fundamental para programarnos a nosotros mismos, para conseguir que en nuestra vida las cosas que hacemos nos resulten más eficaces y eficientes. Así mismo esta programación nos ayuda a cambiar patrones de conducta y pensamientos, aunque sean muy traumáticos o estén arraigados en nosotros mismos.

La Programación Neurolingüística (PNL), el arte y la ciencia de la excelencia personal, nos dice que la mente inconsciente tiene el control sobre el 95% de las cosas que tú haces, es decir actúa sin que te des cuenta y tiene tres características:

1. Literal, es decir, es puntual. Si tú dices que eres torpe, que todo te sale mal y que este año seguramente te irá igual o peor que el año pasado, simplemente la mente lo capta tal como lo dijiste.

2. Carente de análisis, es decir no investiga. No tiene la posibilidad de examinar cuando tú te dices que idiota soy; la mente lo graba y no se pone a calcular que porcentaje de idiotez tienes; o si esto afecta tu autoestima o si es mentira o verdad.

3. Desprovista de humor, es decir no bromea ni por error. Tú puedes decir que imbécil soy únicamente me funcionan dos neuronas, el cerebro lo registra y no te cuestiona diciéndote: “me das risa que torpe eres tienes 100,000 millones de neuronas”.

La mente inconsciente es como nuestro piloto automático, es el almacén de todos los sucesos que experimentamos y guardamos (valores, hábitos y creencias) a lo largo de nuestra vida. Hemos sido programados a través del pensamiento y lenguaje por nuestros padres, maestros y la cultura en general.

Haciendo una analogía podríamos decir que el cerebro se puede comparar con el software de una computadora, según los datos o mensajes que introduzcamos en él, serán los resultados que obtengamos y las rutinas que seguiremos.

Por otro lado, la mente consciente es la que está continuamente alerta, la que nos permite recordar fechas y nombres de personas, por ejemplo. La mente inconsciente es aquella que activa todas las programaciones que hemos aprendido y que configuran nuestra forma de pensar, hablar, actuar. No siempre está accesible conscientemente, es la que nos permite conducir, escribir un correo electrónico o abrir una ventana, por ejemplo.

Para que nuestra mente inconsciente pueda trazar una nueva ruta tiene que actuar con un objetivo claro que responda a las preguntas: ¿Qué queremos? ¿Por qué? ¿Para qué?, y lo complicado es precisamente eso, que en muchas ocasiones no sabemos lo que queremos. Por lo tanto, no sabemos definir nuestros objetivos.

Recuerda que nuestra mente inconsciente determina en gran medida nuestra calidad de vida. Si piensas que eres un individuo exitoso, pues serás una persona exitosa, pero si piensas que eres un fracasado, también lo serás. Cada cosa que te digas, para el cerebro es real; cada cosa que pienses es cierta.


Dany Dharma
Instructor de meditación, coach de vida y escritor

next
prev

Hay 1276 invitados y ningún miembro en línea