La muerte de un Patatuchi y la Iglesia Católica
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

luis fernado paredes porras tuxtepec.jpg-MASCA LA IGUANA-
 
La muerte de un Patatuchi y la Iglesia Católica
 
 
Luis Fernando Paredes Porras


Todos vamos a morir, la cuestión es cuándo y cómo.
En este momento están levantando el cuerpo, me informan, el asesinato fue sobre Morelos entre 20 de noviembre y 5 de Mayo. Minutos después me ratifican, se trata de una persona conocida, mataron al hijo de Patatuchi.


Días atrás el Obispo de la Diócesis de Tuxtepec, el Licenciado en Ciencias de la Educación, José Antonio Fernández Hurtado me obsequia un libro, me pide lo estudie pues es la exhortación pastoral del Episcopado Mexicano sobre la misión de la Iglesia en la construcción de la paz, para la vida digna del pueblo de México. Abro el texto en un subrayado:

“En México, al igual que en varios países de América Latina y del Caribe se está deteriorando, en la vida social, la convivencia armónica y pacífica. Esto sucede por el crecimiento de la violencia, que se manifiesta en robos, asaltos, secuestros, y lo que es más grave, en asesinatos que cada día destruyen más vidas humanas y llenan de dolor a las familias y a la sociedad entera. No se trata de hechos aislados o infrecuentes, sino de una situación que se ha vuelto habitual, estructural, que tiene distintas manifestaciones y en la que participan diversos agentes; se ha convertido en un signo de nuestro tiempo que debemos discernir para ponernos al servicio del reino, anunciado por Jesús, que vino para que todos tengan vida y la tengan en plenitud”

Busco en internet el apellido Patatuchi, obtengo un video: http://www.youtube.com/watch?v=jprDIexkaWc, me entero quien fue el padre del ahora occiso. Los datos de los hechos en pleno centro de Tuxtepec aún no aparecen en ningún medio para las 20 hrs.

Acudo al libro que me regalara el Obispo, pag 11, inciso 24 “Las ejecuciones, cada vez más crueles, son la manifestación dolorosa y visible del crimen organizado. Con ellas genera miedo social y hace sentir su poder o capacidad de controlar y proteger el desarrollo de sus negocios ilícitos. Se dan por el ajuste de cuentas entre quienes están involucrados en el comercio ilegal de las drogas que no cumplen pactos o reglas y se dan también por la disputa armada entre mafias o cárteles que arrebatan  o defienden el control de mercados  y de territorios. Son muy lamentables las muertes de miles de personas, entre ellas muchas inocentes y efectivos de las fuerzas de seguridad del Estado. Al amparo de la confusión generada por esta violencia, se consuman crímenes de quienes se hacen justicia por  su propia mano por otra clase de agravios entre particulares”.

Pienso que unas horas antes del crimen caminé por esa calle, era la hora de la salida de los colegios. Pienso en que de haberme dado hambre, era probable que pidiera una torta, o cualquiera con hambre lo hubiese hecho. Pienso en lo que la gente piensa…en cualquier momento, en cualquier lugar, una bala perdida.
Las fotos vuelven a ser alimento del morbo y ganancia de editores. Al respecto la Iglesia Católica, dice:

“Hay medios de comunicación social que incrementan en la población la percepción de inseguridad y la cultura de la violencia. La transmisión de contenidos violentos, que recurre al sensacionalismo sangriento, que narra con lujo de detalles las acciones criminales y los hallazgos macabros; que repite, una y otra vez, los modos de operar de los delincuentes, sus mecanismos de tortura o de eliminación de las víctimas; genera en la sociedad miedo y desconfianza, con lo que se afecta la convivencia social y se daña el tejido social. Los medios de comunicación no ayudan a la construcción de la paz cuando informan, sin tener el más mínimo pudor o respeto para su auditorio, para las víctimas o para sus familiares y sin medir el impacto social  o comunitario. Al exponer a los auditorios a ser testigos indirectos  de hechos violentos presentados con toda crudeza y al privilegiar contenidos  en los que el uso de la fuerza es el mejor remedio para cualquier problema, los medios de comunicación se convierten en un factor significativo de la violencia.”

Son las 20:30 hrs de la noche del martes 08 de junio, un día caluroso está terminando, las rotativas harán lo suyo esta noche previendo un mayor tiraje, como cuando en abril. Pienso en que sería bueno que el  texto que el Obispo me pidiera que estudie, se analice con académicos y estudiantes de las carreras de comunicación, así como los gerentes, dueños y editores de medios. Un ambiente de temor persiste también en las mesas de redacción. Pienso que lo mejor que podemos hacer es cuidarnos, en el amplio sentido que se le pueda dar a ello; ya veremos que dicen las autoridades y que  dice la iguana al mascar esta noche.
 

* Luis Fernando Paredes Porras Esta dirección de e-mail está protegida contra spam bots, necesita Javascript activado para verla Esta dirección de e-mail está protegida contra spam bots, necesita Javascript activado para verla Esta dirección de e-mail está protegida contra spam bots, necesita Javascript activado para verla ) es director del proyecto Las 1001 Voces y Colectivo a favor de la infancia , el cual consiste en desarrollar el pensamiento crítico de los niños a través de la comunicación. Luis Fernando Paredes Porras es conferencista y facilitador en educación. 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 904 invitados y ningún miembro en línea