"QUIEN ME QUIERE, ME CELA"
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

irasema cruz luna.jpg“QUIEN ME QUIERE, ME CELA”
Irasema Cruz Luna*


Cuando iniciamos una relación de pareja, nos formamos diversas expectativas las cuales deseamos que se cumplan, entre los intereses que tenemos son: amor, respeto y fidelidad; la fidelidad es algo que exigimos y que se entiende de diversas maneras.

 

Las relaciones de pareja, en nuestra cultura, se entienden como un contrato de exclusividad, ya que en nuestra sociedad las relaciones son monogámicas, es decir, que solo se puede tener una pareja, es por esa razón que cuando alguien se acerca a la persona con la que mantenemos una relación de noviazgo o matrimonio, podemos sentirnos amenazados y pensar que nos quieren quitar al objeto de nuestro amor, esta sensación de enojo y de miedo a perder a la pareja la conocemos como celos.
 
Los celos son tan comunes que pensamos que son naturales, que se nace con ellos; en realidad, éstos se construyen, se aprenden y por lo tanto no son naturales. Los celos como ya lo mencioné, se aprenden desde que nacemos, cuando nace un bebé y le enseñamos que todo el tiempo estamos a su disposición y únicamente para suplir sus necesidades, se elabora el concepto de exclusividad y esta es la que hace que pensemos que las personas nos pertenecen. Por otro lado, en nuestra cultura, los celos se han tomado como una señal de amor pero como menciona el Psic. David Barrios: hay quienes aman y no celan y quienes celan y no aman.

Cuando se toman los celos como una señal de amor corremos el riesgo de estar en una relación de violencia, pues estos se fundamentan en una idea de poder y posesión, los celos son una señal de dependencia y es esta dependencia la que impide que nos desarrollemos como individuos debido a que nuestra vida gira entorno al otro y a sus necesidades. Los celos se basan en la desconfianza, la persona celosa busca constantemente pruebas de que su pareja le es infiel, lo que implica un desgaste emocional, además de que desarrolla rasgos paranoicos, por ejemplo: frecuentemente se encuentra pendiente de lo que hace la pareja, se le aísla poco a poco, ya no frecuenta amistades ni a los familiares, las salidas son restringidas y por lo regular deben de ser con la compañía de una persona de confianza de la persona celosa, así como aumenta la desconfianza y el dolor ante la idea de perder a la persona que se dice amar.

La persona que es celada, al principio, puede sentirse halagada por su pareja, ello debido a que los celos se han justificado en nombre del interés, importancia y sobretodo del amor. Si no ponemos límites ante los celos, la situación puede empeorar pues la paranoia también la puede presentar la persona que es celada y tener algunas sensaciones o pensamientos como: estar al pendiente de que la pareja no la vea y con ello nace el miedo, evitar visitar a sus amistades o salir sola a la calle, etc.

Los arranques de celos provocan enojo y castigos violentando a quien los provocó.

Los celos por lo tanto no son naturales y hacen daño a quien los siente, puesto que presenta constante sufrimiento al tener miedo de perder a la persona que dice amar, desemboca en inseguridad, se siente desventaja ante otras personas por lo que trata de evitar que la pareja se relacione con otros/as. Quien es celado puede sentirse halagado pero a largo plazo causa dolor y tristeza al ver que la pareja no confía en la relación y tampoco en sí misma, entorpece el crecimiento individual y de la pareja.

¿Cómo puedo detectar si mi pareja es celosa?
Si mi pareja…
•    Realiza llamadas frecuentes al celular para “saber” donde estoy y con quien.
•    Me pide dejar de frecuentar amistades o familiares
•    Me prohíbe hablar con vecinos o personas externas a la familia.
•    Que acuda frecuentemente a mi lugar de trabajo, escuela o donde se desempeño las actividades diarias.
•    Me pregunta detalladamente sobre lo que hice durante el día.
•    Me prohíbe vestirme o maquillarme de una forma determinada.
•    Señales de posesión y presión.
•    Hostigamiento.
•    Busca encerrarme, prohíbe las salidas o visitas.

Si te identificas con una o más señales antes descritas es necesario que busques ayuda profesional.

Hay que recordar que los celos no siempre están sustentados en situaciones reales, ambos integrantes de la pareja presentan angustia y miedo lo que impide el desarrollo interpersonal, destruyen a parejas que son aparentemente estables y seguras, el desgaste emocional hace que no se tomen decisiones adecuadas ante la violencia que se presenta, puede creerse que ante la conducta celosa de la pareja no hay remedio y lo cual lleva a una idea de conformismo y desesperanza.

Los celos están lejos de la idea del amor, ya que no existe individualidad, respeto, comunicación positiva y confianza, evitando el crecimiento de la pareja. Los celos al ser conductas aprendidas pueden desaprenderse, deben de ser reconocidos por la persona que los siente, por lo que debe de hacerse responsable de ello, además de reconocer que esto desata situaciones de violencia hacia la persona que dice amar. La clave es tener confianza mutua, comunicación positiva constante, poner límites desde que se inicia la relación de pareja, respetar la individualidad de cada uno lo que implica poder relacionarse con familiares y amistades, todo esto va a permitir que la pareja se construya de forma positiva.

Concluyo con una frase de Gabriel García Márquez: "Sólo porque alguien no te ame como tú quieres, no significa que no te ame con todo su ser."
 
*Irasema Cruz Luna (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) psicóloga mexicana egresada de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Asesoría o consultas: 0452221923426
  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 682 invitados y ningún miembro en línea