Las dependencias emocionales
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

19 de septiembre de 2014

En la actualidad existen diversos tipos de dependencias y las más comunes son la droga, el internet, videojuegos, escuchar música con alto volumen, el ruido, el gimnasio, el verse bien, entre otros tipos de dependencias que parecieran más inofensivas que no deben de descuidarse, pues esto significa que son llamadas de atención de jóvenes, como una forma de ocuparse de lo que sienten y que además no pueden controlar.

¿Qué son las adicciones? Son muletillas o refugios que dan placer, libertad, seguridad y fuerza momentánea, pero cuando pasa el efecto, se presenta una fuerte recaída y el que es víctima de este fenómeno suele sentirse pero de lo que se sentía. Esto provoca una necesidad de ellas, sin controlar y saber que muchas adicciones como las drogas, el alcohol, el tabaco a nivel biológico provocan reacciones que acentúan la necesidad de su consumo; que frecuentemente se ingieren para la evasión y escapar de los problemas o situaciones, y que además son un medio fácil para escaparse de lo que les provoca dolor, inseguridad, temor, entre otros aspectos.

Pero, la más grave es la dependencia emocional que aunque parezca muy difícil de creer existen circunstancias que a un joven lo llevan a buscar estimulantes externos porque constituyen para él un soporte o muletillas para no caer en la confusión o el dolor emocional que pueden sentir, por lo que busca estos refugios o escapes porque en el fondo no saben qué es exactamente lo que deben de hacer. Algunas las situaciones que los orillan a tener dependencias emocionales son: el rechazo constante, juicos hacia lo que es y siente, castigo y críticas contantes, reproches, abandono emocional, falta de apoyo o de una guía emocional, la carencia de límites desde pequeños (lo que les crea mucha inseguridad), padres exigentes y perfeccionistas, abuso moral y físico, falta de un ambiente de seguridad y comunicación.

Por lo que las personas que presentan dependencias emocionales suelen ser inestables, destructivas y tener un fuerte desequilibrio. Para el que la padece presenta situaciones que afecta en forma negativa su autoestima, salud física y mental; tienen miedo a la soledad y a una ruptura de pareja porque presentan pensamientos obsesivos, síntomas de ansiedad y depresión. Esta sintomatología desaparece en caso de que decidan reanudar una nueva relación que sustituya la anterior.

Los dependientes emocionales tienen una excesiva necesidad de afecto y lo buscan a lo largo de diferentes relaciones de pareja. Las relaciones destructivas se van fortaleciendo de forma que resulta cada vez más difícil de salir de ellas. Por lo que presentan apego al vínculo afectivo de tipo ansioso por miedo a la pérdida de su pareja y de ideas contradictorias a cerca del amor. Por lo tanto, son de vinculación patológica y desadaptivas en las relaciones interpersonales.

Por lo tanto, las dependencias emocionales no solo generan daños internos a quien sufre de este mal, sino que al externarlos pueden llegar a cometer delitos y alterar el sistema social en el que se desenvuelve el individuo que las padece.

angela medina barradasÁngela Medina Barradas (aEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es abogada egresada de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y egresada de la maestría en Derecho Penal de la Escuela Libre de Derecho Puebla.

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 597 invitados y ningún miembro en línea