Conflicto de límites Acatzingo y los Reyes de Juárez
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

Normalmente los conflictos que por límites territoriales se presentan entre municipios se relacionan con el crecimiento de su desarrollo urbano, por lo menos es lo que presentan los alegatos entre el Municipio de Puebla con San Andrés Cholula, San Pedro Cholula,  Cuatlancingo, Amozoc, y Cuatinchán del estado de Puebla, y con San Pablo del Monte del Estado de Tlaxcala.


Sin embargo, como consecuencia del fervor revolucionario de repartir tierras ociosas y disminuir las propiedades de la haciendas porfirianas, como respuesta al triunfo social de la revolución mexicana de 1910 y la puesta en marcha del original artículo 27 de la Constitución de 1917; la población de Los Reyes de Juárez, aprovecharon los beneficios de la Ley del 23 de Junio de 1920 para ocupar tierras ociosas, cultivarlas y vivir en ellas creando centros de población agrícolas. Gabriel Aguilar Aguilar, Julián Reyes Ortiz, Honoria Mellado Chávez y Loth Avelino Robles, en su magnífica obra  Los Reyes de Juárez, origen y evolución de un Municipio, dentro de la colección Monografías de comunidad, editada por la Secretaría de Cultura del gobierno estatal de Puebla y  el CONACULTA, en el presente año de 2011;   explica de forma magistral, cómo los habitantes del Municipio de Los Reyes, (cuyo origen prehispánico y colonial  fue de reivindicación indígena al grado de luchar porque su pueblos fuera considerado una república india), no dudaron en sentir el derecho de recuperar sus ancestrales terrenos y ocuparlos por la vía que les daba el decreto citado.


Es más,  en el texto de marras; se da cuenta de que el Consejo Municipal de Los Reyes de Juárez, en el año de 1922 procedió a dar posesión de terrenos ociosos en las fincas de Zahuatlán y San Cristóbal el alrededor de 200 hectáreas. Y en años posteriores se siguió con esta práctica que fue un soporte del populismo político del PRI e instrumento de control de apoyo en tiempos electorales. Dentro de esa política del agrarismo mexicano, habitantes de Los Reyes de Juárez, se les concedieron tierras de temporal y de excelente producción en territorio del Municipio de Acatzingo, en colindancia con la comunidad de Ranchería Hernández, el poblado formado por pequeños propietarios Vicente Guerrero, perteneciente a Tepeaca, en un reducto de tierras de la ex hacienda de San Pedro Ovando, perteneciente al Primer Presidente nacional del PRI y ex secretario de Marina General Rodolfo Sánchez Taboada. Esto es, habitantes de los Reyes de Juárez, les fue concedida tierra para establecer un nuevo centro de población con parcelas de cuatro hectáreas para el cultivo. Surgiendo así la inspectoría de Virreyes con cabecera municipal en Los Reyes.


Contradictorio ¿no?, bueno son los resultados de las pugnas ideológicas que de desataron después de la revolución mexicana y en particular del artículo 27 de la Constitución de 1917, entre el poder político civil y el poder político de la Iglesia católica. Para una comunidad como Acatzingo sometida por el discurso católico de que reclamar tierras ejidales era pecado; para los habitantes de Los Reyes, con un pasado de lucha política por una república india, y desde el siglo XIX con una apertura liberal en materia religiosa con la aceptación de ritos de la Iglesias metodista y bautista,  además de un reducido territorio, aprovecharon los repartos de tierras ejidales, y reclamaron asignaciones de las mismas para crear centros de población. Aun en los años setentas, en los estertores del nacionalismo revolucionario, varios movimientos sociales de esa región estaban en lucha por tierras ejidales, en donde fueron tardíamente protagonistas campesinos de Acatzingo reclamando tierras de la ex hacienda de San Cristóbal Los Nava, enfrentados con mercenarios de  Tecamachalco encabezados por el “luchador campesino” Azcona María.


Que en el texto Los Reyes de Juárez, origen y evolución de un Municipio, se destaque que el INGI desde 1990 considera a Virreyes como parte territorio del Municipio de Acatzingo, siempre ha sido así. Porque la simple dotación de tierras a un grupos de campesinos, no es razón suficiente  para cambiar la conformación territorial de un Municipio. Si el Congreso del Estado en un decreto de 1951, la inspectoría la adjudicó al Los Reyes. Es momento de que ambas autoridades busquen un arreglo o que sea el mismo Poder Legislativo que resuelva este asunto. Porque con la pavimentación del camino Nopalucan – Acatzingo; la instalación del campus BUAP a un kilómetro; el proceso de desarrollo urbano; así como la trasformación de los ejidos a dominio pleno –propiedad privada-; en el corto plazo van a producir problemas por  la disputa de recursos. Y Sí Virreyes depende de la parroquia de Acatzingo, escolarmente está subordinado a supervisión de Acatzingo, cuenta además con apoyo de las autoridades municipales de Acatzingo, y además históricamente su territorio le pertenece a Acatzingo, entonces la inspectoría de Virreyes debe pasar a formar parte políticamente de éste municipio y no de Los Reyes de Juárez.


raymundo_garcia_garcia_3 *Raymundo García García es mexicano, catedrático, investigador y doctor en Ciencia Política.


M ás de la obra de Raymundo García García:

Lo más reciente

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1232 invitados y ningún miembro en línea