Vídeos incriminan a soldados y huachicoleros
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

11 de mayo de 2017

¿Qué es más grave?

Que un soldado ejecute con el tiro de gracia a un presunto delincuente en Palmarito, Quecholac.

O que un huachicolero armado y con chaleco antibalas mate por la espalda a un soldado.

Sin duda que ambas son igual de graves.

Pero la opinión pública local y nacional centró su atención exclusivamente en el video en donde se aprecia el momento en que los soldados balean una camioneta de lujo –esas que no se pueden comprar tan fácilmente con el trabajo de un verdadero campesino- y posteriormente someten a dos hombres y los bajan de la unidad.

Un tercer hombre queda malherido y es arrastrado, se ve seriamente lesionado, ya no puede ni caminar, no pone resistencia y es asesinado con el tiro de gracia por parte de un soldado.

Ese video generó que la Fiscalía Militar, la PGR y la CNDH abrieran investigaciones por separado sobre la ejecución de un militar.

Se sabía de la gravedad del enfrentamiento que dejó 4 militares muertos y siete presuntos huachicoleros son vida.

Se dijo por parte de la SEDENA que los militares murieron, en buena parte, porque había un escudo humano con mujeres y niños que no les permitió responder a los huachicoleros la noche del 3 de mayo en Palmarito.

Los videos colocados en Youtube exclusivamente para dejar mal parado al Ejército demuestran todo lo contrario.

No hubo tal escudo humano o no al menos durante la segunda balacera que fue videograbada en las calles de la Junta Auxiliar.

En el caso de la muerte del militar que fue videograbada se aprecia un error táctico y de procedimiento porque antes de que el huachicolero matara al soldado, otro uniformado lo sometió, lo golpeó, pero no lo detuvo ni lo revisó. Únicamente lo dejó tirado en el piso y su compañero pasó corriendo junto de él, sin saber que estaba armado y por eso fue asesinado por la espalda.

Está claro cómo murió uno de los cuatro soldados, ¿y los otro tres?

No se tiene registro.

Por lo tanto el Ejército deberá demostrar ante las instancias de gobierno y de la opinión pública su postura de que hubo escudos humanos durante las balaceras o de lo contrario quedará evidenciado un abuso en el uso de la fuerza.

Es un tema muy polémico y debe analizarse a fondo.

No es la primera vez que se señala al Ejército como responsable de ejecuciones extrajudiciales como en Tlatlaya o de desapariciones como ocurrió con los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Es un tema de credibilidad y la difusión de los videos fue un golpe certero para ensuciar el trabajo del Ejército en territorio poblano y, sobre todo en la guerra contra los huachicoleros.

¿A quién le conviene que el Ejército se retire de la zona del Triángulo Rojo?

 Carlos Gómez (@gomezcarlos79) es director del periódico ContrastesdePuebla.com

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 779 invitados y ningún miembro en línea