Calibre 50: la pedagogía del odio
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

- Masca la Iguana -

Nosotros, los corruptos, los violentos…

 

La “pedagogía de la violencia” en México en el  2012 está por todas partes,

no hacerle frente, combatirla,  desenmascarándola  y por el contrario,

divulgarla y fortalecerla, es un acto inmoral, un acto de corrupción.

Luis Fernando Paredes (pedagogo mexicano 1970- )

 


Los responsables de las llamadas “Fiestas de Mayo” de Tuxtepec, son corruptos e inmorales, cómo también lo soy, lo es usted y los demás, todos lo somos. Es cuestión de grados, es cuestión de qué tanto alentamos la violencia, como dice aquella oración “por pensamiento, palabra, obra u omisión”. También esta graduación depende de qué tan conscientes estamos de las implicaciones de nuestros actos o nuestra indolencia.

 


La repetición es un método para facilitar el aprendizaje, todos lo hemos experimentado, todos enseñamos con nuestros hábitos y aprendemos de los hábitos de los demás, aprendemos de los estímulos que nos condicionan y por desgracia, en México, estamos viviendo la apología a la violencia. No me refiero tan sólo al machismo, sino quiero enmarcar mi comentario con dos hechos lacerantes por su naturaleza y por sus implicaciones. Primero, la explicación del éxito de un sitio en la red dedicado a las noticias del narcotráfico, plagado de videos explícitos de asesinatos y torturas. Nada a la imaginación, el instinto, la bestialidad documentada y el asombro del éxito que representa dicho sitio en la red partiendo del número de visitas que recibe diariamente y de personas que interactúan a través de ese espacio. Lo que vi, lo que oí, lo que leí es la entrada al infierno y , segundo, la presencia en la Fiestas de Mayo de Tuxtepec, de “Calibre 50”, grupo cuyo éxito gira en torno a describir la violencia que vivimos.


Infierno se refiere, según su etimología, a lo que es inferior, de ahí que el hombre que no se gobierna a si mismo es presa de su animalidad y se comporta de manera inferior a lo que en potencia está llamado a ser. La exposición recurrente a la que miles de jóvenes y adultos se enfrentan de manera voluntaria, a través de sitios como al que me refiero, es una terrible instrucción para ser violentos,  una autentica pedagogía del odio, la bestialidad. Pero mi temor e indignación creció cuando miré, impávido, la decapitación de dos narcotraficantes, uno con una sierra eléctrica y otro con un cuchillo acompañados de fondo con narcocorridos. La relación de estímulos es enfermiza.


La violencia es inherente al hombre, así que estos cuadros acompañarán a la humanidad por siempre y es la educación la que busca frenar y combatir dichas expresiones a fin de perpetuar la especie humana y sus avances en todos los sentidos. Recuerdo las matanzas de la que nos dan cuenta películas referidas al holocausto o al proceder de dictadores, en donde  el exterminio de otra raza es alentada con frenesí. Sin embargo nunca antes experimenté tanta indignación, porque como dice el maestro Silvio Rodríguez en su canción Harapos: “que fácil es condenar por la bomba que cayó a mil kilómetros del ropero y del refrigerador” pero verlo en el patio de tu casa, es otra cosa.


Los narcocorridos no son en lo absoluto un género musical que favorezca a la población. Son piezas miserables porque miserable es la realidad que validan y alientan. No podemos ni debemos impedir su manifestación por los medios de comunicación que responden a proyectos mundiales, pero si podemos impedir que entren con mayor facilidad a la mente de nuestras familias, nuestros hijos, nuestros jóvenes. No se trata de encerrarlos en una burbuja, sino de impedir que los estímulos que van dirigidos a despertar su parte más animal, lleguen impunemente.


La Fiestas de Mayo de Tuxtepec, que a decir de los funcionarios referidos al inicio, son las mejores fiestas de la cuenca, avalan y promueven, tal vez por presión, por ignorancia o por indolencia, como sea, pero lo hacen, la cultura del odio, de la miseria humana, al presentar como uno de los mayores atractivos a un grupo promotor de la violencia, como lo es “Calibre 50”. Pero un Ayuntamiento violento tiene que ratificar sus políticas educativas y culturales: “pan y circo al pueblo”. Por ello el lucrar con la “pedagogía de la violencia” les hace corruptos, como a mi, como a usted, como a todos los que lo permitimos, vayamos a alcoholizarnos o no, tengamos como ideal ser borrachos, mujeriegos y con la billetera repleta o no, tengamos un hijo sicario o no.


No llores ni te sientas mal/así todos empezamos/bienvenido al mundo real/ahora ya eres un sicario/Tus lagrimas seca muchacho/pronto vas a acostumbrarte/tus manos están temblando/como cualquier principiante…”


Dice la iguana que no se rasga las vestiduras, que aunque iguana, le tiene un profundo respeto a la humanidad, tal vez porque aún no la tiran a pedradas de su rama, no le roban sus huevos, no se la comen,  no la torturan, no la drogan, no la prostituyen, ni la decapitan frente a las cámaras…y no le hacen un narcocorrido, aunque sea de Calibre 22 o de la carabina de Ambrocio.

 

Luis_FernandoLuis Fernando Paredes Porras es Director del Centro para el Desarrollo de las Inteligencias Múltiples, CDEIM y Director de sabersinfin región sureste.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 580 invitados y ningún miembro en línea