UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA

 

 

Por: Inés Ruíz Salinas*

 

 Empezaré por mencionar la definición que otorga la Organización de la Naciones Unidas (ONU) de la violencia contra la mujer y nos dice:

 

 

“Todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado de un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad , tanto si se producen en la vida pública o en la vida privada”

La violencia contra las mujeres es una violación a sus derechos humanos, que diversos organismos Internacionales han buscado a través de diversas formas, prevenir y corregir; en 1979 la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, representando ésta una Declaración Internacional de los Derechos para la Mujer.

 

 

 

En 1993, la Asamblea General de la ONU aprobó la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer.

 

 

 

En 1995, la Plataforma de Acción de Beijing que instó a los gobiernos a “condenar la violencia contra la mujer y abstenerse de invocar ninguna costumbre, tradición o consideración de carácter religioso para eludir las obligaciones con respecto a su eliminación que figuran en la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer”.

 

 

 

El derecho Internacional cuenta con una serie de programas y medidas para hacer realidad el derecho de las mujeres a no sufrir de violencia. Considerando los programas educativos para la prevención de la violencia contra la mujer, éstos deben contar fundamentalmente o estar respaldados por recursos suficientes y con voluntad política firme, sin estos dos elementos no podemos tener resultados satisfactorios. En los objetivos que se consideran en la campaña del milenio para 2015 en el punto 3 encontramos que se busca “promover la igualdad de género y la autonomía de la mujer”. Considerando que la pobreza tiene cara de mujer, unos de los problemas fundamentales a resolver es la búsqueda de la autonomía económica de la mujer, en la medida que éstas dependan económicamente de su pareja no podemos hablar de equidad, ya que la toma de decisiones está fuertemente relacionada con la aportación económica en la casa que se comparte. Considerando que una de las causas de la violencia es la desigualdad de género, se trabaja en establecer un marco legal a fin de combatir la violencia. Sin embargo las leyes, por muy amplias que sean se deben complementar con planes que permitan a la mujer tomar conciencia de su quehacer en la sociedad.

 

 

 

* Inés Ruíz Salinas (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es egresada de la Licenciatura en Economía de la Universidad Veracruzana, Maestra en Pequeñas y Medianas Empresas por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Maestra en Economía por el Colegio de Puebla, Maestra en Dirección de Empresas por el Instituto Universitario Puebla y Rectora del Instituto Universitario Puebla (IUP)

 

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 201 invitados y ningún miembro en línea