Editados impresos dos nuevos libros de Francisco Garzón Céspedes
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

 

27 de julio de 2019


Boletín de prensa –

¡¡¡SUCESO!!! EDITADOS IMPRESOS DOS NUEVOS LIBROS DE FRANCISCO GARZÓN CÉSPEDES
Puede solicitarse edición digital, agotada la impresa limitada, en PDF a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Recientemente Francisco Garzón Céspedes firmó numerosos ejemplares de sus libros en la Edición Especial en Madrid de la mítica Peña de Los Juglares (junto a José Víctor Martínez Gil de los suyos). Esta Edición Especial de la Peña fue la Clausura del IV FESTIVAL IBEROAMERICANO DE MICROFICCIÓN ORAL Y LITERARIA (FESTIMIFICC) convocado por la CIINOE en primavera y con múltiples acciones de los narradores orales escénicos por el mundo a lo largo de tres meses y dos eventos cumbres: la Peña, en España, y CONTAR CON EL MUNDO / LITERATURA, en Colombia, con la USB- Cali y otras universidades e instituciones por todo el país.

En efecto, Garzón Céspedes firmó numerosos ejemplares de sus libros salidos hace solo unos días de imprenta (Ediciones COMOARTES): Historia del hombre de la calle y otras desnovelas -que reúne tres de sus novelas hiperbreves- y Eliza y el despatarrado ó Acaso me vas a contar cómo tiembla el corazón, de la que leído su manuscrito el gran escritor Froilán Escobar escribió:

“Sí, de lo editado e inédito, la mejor novela de F. Garzón Céspedes es Eliza y el despatarrado. Con personajes y estructura que son-es todo un hallazgo, desbordan los cauces de lo ya hecho. Por tal razón, pienso, debe publicarse, darla a conocer cuanto antes.

Me leí la novela de un tirón. Sin parar. Sin respirar. Atrapado por el propio aire que crea la novela. Genial la construcción de los dos personajes (el despatarrado y Eliza), cuyas biografías se anudan en el escenario con los detalles (con el chocolate en primer plano, con el cine como telón de fondo, como un espejo) de una manera casi manierista, pero con esa dosis de recreación de los entresijos humanos del deseo que se presentan con morbosa belleza. La vida de uno crece en la vida del otro. Las cuales, a su vez, crecen en espiral. Se acercan más y más. Ahondan en sí mismos y en la historia con un registro que, por sórdido o perturbador, porque las cabezas se cercenan puedan rodar la una hacia la otra, o porque “las obsesiones punzan como peces espada sueltos por el cerebro”, es como un dictamen psiquiátrico. Lo cual se subraya con la dislocación o transposición temporal que se explaya con maestría en la sugerencia, en lo que está debajo, en lo que se oculta u ocultan u omiten los personajes, especialmente Eliza que, en ese juego de contrapunto pasa a ser el centro y el argumento. O en el que, casi obsesivamente, por ese otro contrapunto del movimiento de las piernas, como mecanismo de acercamiento sexual, de asedio, de apropiación (o de estertor animal acorralado por el espanto) pasa el despatarrado a ser el protagonista. Es una toma y daca constante. La historia se pelotea. Se acrecienta. Se reconstruye. Se recomienza. Una y otra vez. De uno al otro. Sin cesar. En cada capítulo. Sin parar en el ahondamiento. En las contradicciones. En las dudas. En los miedos o brutales espantos. Hasta el punto de que, por la “inversión” de los tiempos al principio, pudiera no saberse bien en cuales de los dos transcurre la historia. La vida como espectáculo. Siempre vista en el escenario. Como representación hermosa y dolorosa.

Simultáneamente. Por ese constante rewing o imparable recomenzar de la vida de los personajes. A lo largo de las páginas de la novela, por la intrincada nitidez y precisión de la minuciosa introspección en los diferentes escenarios, llegué a pensar que lo que se oculta, en Eliza y en el despatarrado, pasa también, de una dislocada manera, por la propia biografía del autor.

Convierte así, Francisco, la novela en una poética, en un hondo registro del ser humano con sus contradictorias y terribles y hermosas esperanzas. Está, sin duda, entre sus mejores textos. Gracias.”

En la contraportada de Historia de El hombre de la calle y otras desnovelas, puede leerse:

“Francisco Garzón Céspedes (Cuba/España, doble nacionalidad). Reside en Madrid. Poeta, narrador, dramaturgo, director escénico (Académico / Academia de las Artes Escénicas / España), periodista y artista oral; con 53 libros impresos de numerosos géneros y con más de medio millón de ejemplares, a los que se suman otros en ediciones digitales. Elegido por Jurados en 2015 para Ciclos en Madrid de SGAE y AAT. Entre sus libros impresos desde 1971: Recopilación de textos sobre el teatro latinoamericano de creación colectiva (Casa de las Américas, 1978), Amor donde sorprenden gaviotas (Letras Cubanas, 1980), Cupido Juglar, el niño más travieso (textos, EDUCA, 1985), El arte (oral) escénico de contar cuentos (Frakson, 1991, y Ministerio de Cultura de Egipto, en árabe, 1996), Teoría y técnica de la narración oral escénica (Páginas, 1995; MINCULT Cuba, 2013), Cuentos para un mordisco (OEYDM, 2001), Una historia improbable y otros textos (Ciudad Gótica, 2006), Redoblante y Tío Conejo (CDTB, 2010), La pasión de contarlo todo (Adagio, 2013), Normales los sobrevivientes (Matanzas, 2013), El humor de la manzana (COMOARTES, 2015), Antología de Microficción Narrativa (Bagua / Cumbres, 2016), Historia de la mujer de elegancia vienesa (COMOARTES, 2017), El amor es gaviota del nosotros, (Huso, 2018). Teórico de la oralidad, entre más especializaciones; condecorado gubernamentalmente, premiado en lo nacional e internacional y por la crítica, en varias profesiones. Ha participado en más de cien eventos de literatura, literatura para niñez y jóvenes, teatro, periodismo… en tres continentes, del Festival Cervantino de México al de Otoño de Madrid; y, dirigido, cientos desde 1980: festivales, encuentros teóricos y docentes... de oralidad artística, lo que realiza cada año en unos cinco o seis países. A partir de su Sistema Modular de Creación (1966…) ha estructurado magistralmente varios libros modulares o con propuestas para modular, lo que ha crecido en los últimos años. Hace de la experimentación resultado riguroso, entregando obras multifacéticas y permanentemente abiertas en búsqueda de lectores más osados y activos. Es de la originalidad y la maestría, como en estas historias que impactan y remueven, supremas e influyentes en su testimonio, su visión crítica o en su humor de azogue y espuma de las horas. Libros en su homenaje: Los Juglares y La Peña del amor de todos (junto a/con Teresita Fernández; Editorial Orbe, ICL, MINCULT, 1979) Francisco Garzón Céspedes y sus libros como libros vivos (COMOARTES, impreso y digital, 2015), Crear, creer y defender (por sus 70 de edad, COMOARTES, impreso y digital, 2017); ya es, según otros: referencias en varios órdenes, y tanto mito como leyenda. Este libro, uno nuevamente singular y subyugante, entregéneros, suma además la colección breve Historia, inconclusa o no, de El hombre de la gabardina negra, igual de fulgurante y el monumental conjunto Cuando el fuego llega a un desfiladero (Revista Triplov, 2019).”

Solo en este Siglo XXI libros impresos y /o digitales han sido editados por la cubana ADAGIO / MILCULT, 2011 y 2013, y Matanzas (2013); la colombiana USB-CALI; la portuguesa TRIPLOV; la venezolana CARAVASAR; y las españolas COMOARTES, BAGUA, CUMBRES y HUSO (últimos ejemplares de estas tres en librerías).

 

Gabinete de Prensa COMOARTES
  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 319 invitados y un miembro en línea

  • Mino DBlanc